339 montañeros on-line

(11,413 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Librería

Sua Monte Perdido, Posets, Aneto. Los 3 grandes
Sua
15,00 €

Sua Benasque
Sua
12,65 €

Prames Mapas Excursionistas.. TOP 25. Aneto - Maladeta
Prames
10,00 €

Ediciones Lectio El macizo de la Maladeta. 16 itinerarios
Ediciones Lectio
12,15 €

Prames Sobrarbe
Prames
8,00 €

Cossetània El massís de la Maladeta
Cossetània
12,15 €

Prames Parque Natural Posets-Maladeta
Prames
5,00 €

Sua Aneto
Sua
23,10 €

Sua Aneto
Sua
7,20 €

Barrabes Benasque para familias
Barrabes
21,95 €

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Aneto (3404 m) por luiso -- 09/07/1995
Vía: (Arista Sur de Aneto y bajada a La Renclusa.) --
(7535 visitas)
  • Hora de salida: 0
  • Hora de llegada: 0
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Dificultad media
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Ver panorámicas
Cargando...
Loading


Aneto  (3404 metros)
De Coronas a la Renclusa por el Aneto.
De Coronas a la Renclusa por el Aneto.
Estamos en la cresta más alta del Pirineo, quebrado espinazo de granito elevado sobre sus mayores glaciares, donde picos y collados superan largamente los 3.000 m y las cimas son siempre abruptas y altivas. Dicen los que saben que es como una sucursal de los Alpes; no sé si no será una exageración pero, desde luego, es uno de los pcoos sitios de la cordillera en que la alta montaña se presenta superlativa: bosques y prados quedan muy lejos bajo los desiertos de nieve y roca.

El texto y fotos de las cuatro ascensiones en cresta (agujas Escudier y Daviú, el Aneto y su Espalda) es idéntico, siendo una única ruta. Si está doblemente guardado es para facilitar las búsquedas.

SITUACIÓN:
  • Unidad: Macizo de la Maladeta.
  • Base de partida: Benasque (Huesca).
  • Cartografía: Ed. Alpina, hoja digital "MALADETA".
FICHA TÉCNICA:
  • Desnivel acumulado : 1.450 m de subida y 1.250 de bajada.
  • Cota mínima / máxima: 1.970 / 3.404
  • Tiempo en movimiento: 9h45
  • Dificultad: PD. Trepada de 200 m con bastantes pasos de II y uno de III- (corto y sin apenas exposición). Arista de bloques (II) entre el Aneto y la Espalda.
  • Material: Aparte de ropa, calzado y equipo adecuados a la estación, crampones y piolet.
ACCESO: Benasque está a unos 140 km de Huesca, por Barbastro y Graus; puedes calcular un itinerario desde tu lugar de partida en el siguiente link a la Guía Michelin. Desde Benasque se llega al Puente de Coronas saliendo por la carretera que remonta el Valle del Ésera; a los 6 km se baja a la derecha a la zona de acamoada del Plan de Senarta, se atraviesa ésta y se continúa por la pista de tierra de Vallibierna que, al cabo de unos 12 km, finaliza en ell Puente de Coronas. Allí hay un refugio abierto y empieza la ascensión. En verano sólo se puede subir el valle en autobús, que puede tomarse tanto en el pueblo como en Senarta; en el siguiente link a la web de la empresa concesionaria puedes encontrar información de horarios y precios.

ITINERARIO: Puente de Coronas - Pleta de Llosás - Lago de llosás - arista sur del Aneto - Aneto - Espalda del Aneto - Aneto - Portillón Superior - Refugio de la Renclusa.

COMENTARIOS: Esta fue la primera vez que subí el Aneto por una de mis vías favoritas: su arista sur. Es solitaria y entretenida y con un ambiente de alta montaña increible. Una auténtica gozada. Puede que las haya más clásicas, más difíciles, más ... pero a mí ésta me parece simplemente bonita. Valga como argumento que no suelo repetir rutas y por aquí he vuelto tres veces más.
En esta ocasión no volví a Coronas sino que bajé a la Renclusa para volver a pasar el macizo al día siguiente, cosa que hice por el Diente de Alba, la parte alta de Cregüeña y los Lagos de Coronas, tocando también al pasar en Le Bondidier y Aragüells. Si a alguien le interesan los detalles de esa segunda etapa, los he puesto también en esta página.
En resumen, esta ruta une dos vías de ascensión al Aneto bien distintas, pero ambas preciosas. Combinada con el regreso a Coronas, cruzando la vertiente sur del macizo, da como resultado una actividad muy bonita en dos días, recorriendo parajes solitarios y de los más agrestes de un macizo que ya lo es. Y todo dentro de un nivel de dificultad accesible para muchos montañeros.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA: Salí del Refugio del Puente de Coronas, donde entonces aún se llegaba en coche, por el pedregoso camino, casi pista, que atraviesa el bosque hacia la Pleta de Llosás. Crucé esta verde extensión, con frecuencia inundada, por su borde izquierdo (NO) siguiendo unos hitos, los mismos que me condujeron en la remontada del barranco hasta el Ibón de Llosás. Desde el desagüe del mismo, giré a la izquierda (O) para remontar una pedregosa canal que baja de ese lado y alcanzar una collada desde la que pude ver ante mí la Cresta de Llosás sobre una gran pedrera. Continué siguiendo los hitos pero atento a mi derecha para localizar al poco, junto a un modesto chorro de agua, otra hilada de hitos que sube trazando cortas diagonales por la empinada ladera cubierta de hierba. Tras un rato de remontar la recia pendiente, llegué a un Nevero donde la pendiente se atenúa; frente a mí, la cara sur del Aneto dominaba el moribundo Glaciar de Llosás, limitado una baja pero muy marcada morrena.
Tras calzarme los crampones, entré en el pequeño glaciar por mitad de su frente y giré a la derecha (E) para atravesarlo hacia la base de una marcada diagonal que se ve en la pared de la arista sur por este lado. La nieve estaba muy dura pues es ésta zona de umbría. La diagonal en cuestión corresponde a una ancha rampa que permite alcanzar fácilmente la arista mediante una fácil trepada (I+) en adherencia. Al alcanzar el filo de la cresta, aparecen al otro lado la Brecha y el Glaciar de Tempestades mientras a mis pies una canal se eleva hacia las agujas Daviú y Escudier. El ambiente es magnífico es a partir de aquí. La subida de la arista transcurre casi siempre por el filo, bastante ancho, de la misma. Se alternan trozos de casi andar con cortas trepadas siempre sencillas. El paso más complicado está a punto de alcanzar la Aguja Escudier: al alcanzar un rellano, se levanta un resalte vertical de algo más de 2 metros; sin embargo, el paso no tiene exposición y se supera superándolo a base de brazos... si no estuviera sobre una plataforma de roca tan amplia y regular, la cosa tendría su historia (III). Tras el murete en cuestión, llegué enseguida a la Aguja Escudier, donde la Arista Sur entronca con la Cresta de Llosás.
Una vez en esta nueva arista, tuve que cruzar una breve horcada y rodear un modesto centinela por la derecha (SE) antes de alcanzar, siempre caminando por el cascajo estable que cubre aquí la cresta, la Aguja Daviú. La vista sobre el Corredor Estasen es vertiginosa.
Para llegar a la cima del Pirineo, no me quedaba más que cruzar un breve y amplio rellano nevado y subir una pendiente de piedra suelta antes de toparme con la multitud. Por cierto, recuerdo que hubo gente en cumbre que me miró extrañadísima al verme llegar "del otro lado"; uno hasta me preguntó si merecía la pena asomarse por ahí.
Como siempre que he visitado el Aneto las últimas veces, me acerqué a su Espalda, recorriendo la cresta hacia el sureste. El inicio es una suave bajada por un amplio lomo de bloques; antes de llegar al punto más bajo, encontré la nieve que rebosaba del Glaciar de Barrancs, impresionante desde aquí. La parte final, subiendo hacia la culminación de la Espalda es algo tiene varios pasos impresionantes pero fáciles sobre bloques donde hay que trepar un poquito (II). La pendiente se intensifica al final pues es éste un pico altivo, de estrecha cumbre colgada sobre profundos abismos.
El regreso al Aneto lo hice por el mismo camino para, a continuación, bajar por la ruta normal del Collado de Coronas y el Portillón Superior hasta la Renclusa. Me ahorro los detalles porque creo que son archiconocidos. Sólo un recuerdo: cuando llegué a la cumbre del Aneto de vuelta eran como las dos de la tarde y me la encontré sola (lo juro)... casi no reconozco el lugar. Este año la nieve llegaba prácticamente hasta el pie del Portillón, lo que se agradece siempre y empieza a ser cada vez menos frecuente en verano... Pero la gran pedrera desde allí a la Renclusa sigue siendo lo que peor llevo de todo el Pirineo.
Como ya comenté antes, pasé la noche en el Refugio de la Renclusa para, al día siguiente, regresar a Vallibierna, cruzando de nuevo el macizo, esta vez por Alba, Cregüeña y el valle de Coronas, tocando cuatro tresmiles al pasar. Los interesados, mediante el siguiente enlace, pueden seguir esa segunda etapa de esta ruta.

Más información de Aneto  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo