614 montañeros on-line

(11,288 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el La Estiva (Nerín) (2006 m) por treserols -- 23/04/2015
Vía: (Desde la barrera de Nerín) --
(2094 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 15
  • Meteorología: Nublado
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


La Estiva (Nerín)  (2006 metros)
En rojo el camino de subida y en verde la bajada
En rojo el camino de subida y en verde la bajada
*NOTA: la descripción es la misma para el Mondoto y para La Estiva, puesto que comparte gran parte del camino.

PICOS MONDOTO (1962 m) Y LA ESTIVA (2006 m)

FECHA: 23 de abril de 2015
ITINERARIO: Barrera pista Nerín – Collado de la Estiva – Pico Mondoto – Collado de la Estiva – La Estiva – Collado de la Estiva – Barrera pista Nerín.
DESNIVEL:
- 440 m hasta el Collado de la Estiva; desde allí 170 m hasta el Mondoto y 210 más hasta la Estiva.
- Ascenso total: 822 metros.
DISTANCIA: 10600 metros.
DURACIÓN:
– 1 hora y 36 minutos a la cima del Mondoto (50 minutos de descanso en cima).
– 3 horas y 23 minutos a la cima de La Estiva (35 minutos de descanso en cima).
– 5 horas y 47 minutos hasta el coche.
– Horario sin paradas: 4 horas y 20 minutos.
DIFICULTAD:
– 3 sobre 10. Realizable para cualquier persona con una mínima forma física. No tiene pasos con dificultad.
CLIMATOLOGÍA: sol con intervalos nubosos.
ATENCIÓN: recorrido sencillo, para prácticamente todos los públicos. Cierta dificultad para encontrar el inicio de la senda de ascenso a La Estiva, que tiene algo más de pendiente.



En una gran parte de las ocasiones, el alcanzar la máxima altura no nos garantiza las mejores vistas. Esto se demuestra claramente con la ascensión a dos picos de altura muy modesta, Mondoto y La Estiva, ambos rozando los 2000 metros. Sin embargo, su privilegiado emplazamiento en el mismo borde del Cañón de Añisclo y a los pies del macizo del Monte Perdido hace que su visita supere las expectativas creadas.

Empezamos la jornada tomando el coche en dirección a L’Aínsa. Unos kilómetros después, en Escalona, cogemos el desvío que nos lleva en dirección a Fanlo. Podemos decidir entre 2 alternativas, por el fondo del cañón del Río Bellós o por Buerba, opción que elegimos nosotros.
Tras unos 20 km de carretera estrecha y con algunos baches de gran tamaño, llegamos a Nerín. No debemos entrar al pueblo, sino continuar por la pista que, en buen estado, nos lleva a la barrera de acceso a Cuello Arenas. Aparcamos el coche en el margen izquierdo de la pista.
Comemos algo dulce e iniciamos la marcha, por un sendero indicado por un cartel que sale en dirección este.
El camino está bien señalizado en todo momento, mediante mojones y flechas/puntos amarillos.
En un primer momento el camino serpentea entre numerosos arbustos de boj, ascendiendo con suavidad. Tras menos de 10 minutos llegamos al cartel indicador del desvío a Cuello Arenas (hacia la izquierda) o hacia el pico Mondoto (derecha).
Tomamos esta segunda opción, y poco a poco vamos ampliando nuestras vistas. En sentido contrario a la marcha vemos el pequeño núcleo de Nerín; y hacia el este/sudeste el Tozal de San Miguel, el Bramapán (privilegiado mirador) y, más a lo lejos, la Peña Montañesa.
Ascendemos lentamente, mientras nos dirigimos hacia el este, hasta alcanzar el Barranco Ballatar. En este tramo caminaremos durante unas decenas de metros por el lecho (prácticamente seco) de este barranco para, posteriormente, reemprender un ascenso ligeramente más duro en busca del Collado de la Estiva. Bien indicado en todo momento mediante grandes mojones este tramo.
En esta zona, la vegetación pasa, progresivamente, de predominio de boj a erizones (o abrizones) y por último a zona ya de prado más abierto.
Finalmente, tras 1 hora y 5 minutos de camino, llegamos al Collado de la Estiva. Desde este punto asoman, a lo lejos, las nevadas cumbres de las Tres Marías. En dirección sudeste, ya vemos la última rampa que nos separa de la cima del Mondoto.
Este tramo de subida transcurre por un terreno herboso, que asciende con decisión superando un par de pequeños neveros que todavía resisten al calor de la primavera. A nuestro alrededor, unas curiosas formaciones rocosas nos escoltan durante unos cuantos metros.
Finalmente, tras poco más de hora y media caminando, llegamos a la cima del pico Mondoto. Sobrecogedoras vistas. A nuestros pies, la gran cicatriz en el suelo que supone el Cañón de Añisclo, flanqueada por las inmensas paredes de los Sestrales. Nuestra vista recorre el imponente cañón hasta llegar al Collado de Añisclo, todavía con nieve. A ambos lados de este collado, la Suca, las Tres Marías, la punta de las Olas, Pico de Añisclo/Soum de Ramond…Tapadas por las nubes bajas, las cimas del Monte Perdido y el Cilindro de Marboré. A lo lejos, el macizo de Cotiella, también oculto parcialmente por algunas nubes.
Disfrutamos de un pequeño refrigerio y aprovechamos para tomar algunas fotos, lo que nos lleva aproximadamente 50 minutos de descanso en cima.
Decidimos bajar, por el mismo camino por donde habíamos subido, al Collado de la Estiva, unos 10-15 minutos a buen ritmo.
Nuestra jornada estaba planificada para continuar descendiendo ya hasta el coche. No obstante, en este tramo de bajada vemos justo enfrente una senda que asciende por la ladera este de La Estiva (dicha senda no viene reflejada en nuestros mapas). Nos parece buena opción culminar la jornada ascendiendo a esta cumbre que supera ligerísimamente los 2000 metros.
Así pues, nos dirigimos a ella. Desde el collado al inicio de la senda “visible” nos cuesta aproximadamente 10 minutos de caminar por terreno mixto herboso y rocoso, intentando buscar trazas de camino que no encontramos.
Una vez llegamos al inicio de la senda la pendiente aumenta considerablemente, ascendiendo la ladera este de La Estiva mediante un par de lazadas. Se trata, sin duda, de la parte más “dura” del día de hoy.
Pronto la senda nos deja en el suave lomo de La Estiva, desde donde podemos admirar unas vistas algo distintas a la de su vecino el Mondoto.
Continuamos ascendiendo, ahora ya muy levemente, sin un sendero claro, hasta el vértice geodésico de La Estiva (2006 metros), a la que llegamos tras aproximadamente 3 horas y 20 minutos de camino, incluida la amplia parada en la cima del Mondoto.
Las vistas desde aquí arriba tampoco desmerecen. Las Treserols continúan parcialmente cubiertas por las nubes. Las Tres Marías, la zona de Cuello Gordo…A lo lejos, el macizo de Cotiella y, en dirección este, el pico Otal, rodeado de negras nubes.
En dirección sudoeste vemos la cara más amable del pico Mondoto, por donde hemos ascendido previamente.
Aprovechamos para comer en este majestuoso lugar, aunque las rachas de viento fresco que nos azotan nos hacen valorar el descenso antes de lo que desearíamos.
El camino de vuelta hasta el coche lo hacemos siguiendo el mismo recorrido. Descendemos hasta el Collado de la Estiva y de allí de nuevo hasta la barrera de Nerín, por el camino que nos había traído hasta el Mondoto.
En este último tramo de descenso el calor aprieta con ganas.
Finalmente, llegamos de nuevo al coche tras unas 5 horas y 45 minutos de jornada.
Como conclusión, tanto el Pico Mondoto como La Estiva son dos modestas cumbres en cuanto a altitud pero en un emplazamiento privilegiado, no revisten dificultad alguna y pueden ser picos ideales para iniciar a alguien a la montaña y engancharlo.

Más información de La Estiva (Nerín)  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo