514 montañeros on-line

(11,413 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Cim del Borrut (2665 m) por PITOTE -- 08/06/2019
Vía: (Font de l,Home Mort-Coll del Borrut) --
(163 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 12
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Cim del Borrut  (2665 metros)
null
null
Croquis básico de la excursión:

Aparcamiento de la Font de l,Home Mort, 1.805 mts.-Cim del Borrut, 2.665 mts., 1,50 horas
Cim del Borrut, 2.665 mts.-Puigmal, 2.911 mts., 0,45 horas
Puigmal, 2.911 mts.-Cim de la Dou, 2.471 mts., 0,45 horas
Cim de la Dou, 2.471 mts.-La Roca Blanca, 2.348 mts., 0,25 horas
La Roca Blanca, 2.348 mts.-Roc Gros, 2.169 mts., 0,50 horas
Roc Gros, 2.169 mts.-Aparcamiento de la Font de l,Home Mort, 1.805 mts., 0,45 horas

El Puigmal, junto con la Pica d,Estats, es una de las montañas más emblemáticas de Catalunya. Por su cercanía, ya he subido a dicha cima en varias ocasiones, sobre todo cuando era más joven. Pero por el sitio por donde he querido ir a ascenderlo hoy no lo había aún hecho nunca. Además, es un itinerario poco conocido y es raro que alguien suba por el mismo. He iniciado mi recorrido en el punto en donde se halla la Font de l,Home Mort.
Para ello me he dirigido hacia Ribes de Freser, he tomado la carretera que se dirige hacia Queralbs y, un poco antes de llegar a esta población, he girado hacia la izquierda en un punto en donde está la señalización de Vilamanya. Vilamanya es un núcleo de población perteneciente a Queralbs, con muy pocas casas y no demasiados habitantes, al menos fijos. En general son casas de veraneo. Subo, pues, hacia Vilamanya, por una estrecha carretera con muchas curvas y mucha inclinación. Una vez en el pueblo, lo sobrepaso y continúo por el otro costado, de momento por una pista asfaltada. Bastante más arriba dejo otra pista a mi izquierda que sube en dirección a Planoles, y yo sigo de frente. En este punto el asfalto se pierde y la pista se vuelve algo peor. Sigo la misma durante unos cinco quilómetros, más o menos, alternando tramos bastante buenos, con otros francamente malos, pero con cuidado se puede subir. Finalmente, llego al punto en donde la pista termina y hay una pequeña zona verde en la cual caben algunos coches, denominada Pla de les Tores. Cuando yo llego, son las ocho y cuarto de la mañana, no hay nadie. Tengo que decir que cuando regresé de la excursión, seguía estando mi coche más sólo que la una. Lo dicho, es una zona poco conocida.
Me preparo para la excursión y comienzo a andar hacia un letrero amarillo que veo con varias indicaciones. De frente, un sendero sube hacia el Pas dels Lladres, en la cresta que desde el Puig de Dòrria llega hasta el Puigmal. Hacia la izquierda, otro avanza hacia el Collet de les Barraques, collado que está por encima del pueblo de Planoles. Y otro, que es el que yo cojo, se adentra en el Clot del Borrut, por el que desciende, bastante caudaloso, el barranco del mismo nombre. Tiene marcas de GR, el GR11.8 y también marcas amarillas. Primero, atravieso un muy estrecho puente de madera, que permite cruzar el caudaloso Torrent de Tosa, que desciende desde las cercanías de la Tossa del Pas dels Lladres. Al cabo de unas decenas de metros el sendero da un giro de casi ciento ochenta grados hacia la derecha, dirigiéndose hacia la Collada de Fontalba, a la que llega una pista procedente de Queralbs. Obviando, entonces, este sendero, yo sigo de frente, ahora sin camino alguno. Voy subiendo por la parte derecha del torrente, casi al costado del mismo y, aunque sin senda alguna, no encuentro ningún problema en ir subiendo, excepto, claro está, la fuerte pendiente. Un poco más adelante, al otro lado del torrente, observo unas señales de pintura amarilla que suben directamente, con un tremendo desnivel, hacia la zona en la que se halla el Roc Gros, al que cuando vuelva de mi recorrido quiero ascender. Ya había leído en alguna reseña de la existencia de estas marcas de pintura, pero yo opto por seguir subiendo mientras pueda por el costado del barranco. Como que subo, para ir más descansado, sin nada de agua, de esta manera sé que en cualquier momento puedo llenar mi botella. Voy subiendo sin demasiadas prisas, el desnivel así lo aconseja. Bastante arriba, el torrente se bifurca en dos y yo sigo el que me parece que surge de más arriba. El que dejo al otro costado nace de una especie de agujero en la montaña que yo intuyo que puede ser la fuente denominada Font Grossa. En bastantes puntos de mi ascenso por esta Coma del Borrut he ido observando bastantes ejemplares de rebecos y cabras montesas, situados en diferentes puntos, que se alejan cuando me ven. No en vano, como he dicho antes, es una zona muy poco concurrida y les debe de extrañar ver ejemplares de humanos por su territorio.
Cuando alcanzo el punto en donde nace el barranco al costado del cual yo he subido, en un punto muy verde y húmedo, lleno mi botella de agua con litro y medio, y aprovecho para descansar un poco y comer algo. Al cabo de un rato reemprendo mi recorrido, campo a través. Poco a poco, el desnivel va disminuyendo y, al cabo de un rato, ya comienzo a observar algunos caminantes que recorren el trillado camino que, desde la Collada de Fontalba, sube hacia el Puigmal. Después de un rato más de ascensión me incorporo al mismo, algo por encima del Coll del Borrrut, y comienzo a dirigirme hacia la citada cima. El viento, que hasta ahora no había hecho acto de presencia, a partir de aquí comienza a apretar de lo lindo y, además, la temperatura es bastante fría, con lo que me tengo que abrigar bastante. El desnivel, ahora, es algo menos fuerte, pero también exigente. Después de recorrer un largo tramo de este sendero, siempre acompañado de otros caminantes, alcanzo una prominencia intermedia, situada justo por encima y al norte de la Coma del Borrut, por la que antes he subido. Me desvío unos metros del camino y accedo a su cima, decorada con un gran hito de piedras. Estoy en el CIM DEL BORRUT (2.665 mts.), también denominado El Bressol. Me detengo poco, lo justo para sacar algunas fotos.
Enseguida, vuelvo al sendero y comienzo la subida final al Puigmal. Al cabo de un rato llego al punto con más pendiente del recorrido, en el cual el sendero serpentea entre el roquedo. Me lo tomo con calma. Al cabo de un buen rato llego a una zona en donde el desnivel decrece y ya puedo observar, algo lejana aún, la cima a la que me dirijo. Después, se trata solo de recorrer una zona bastante llana de rocas y canchales, con algunos restos de nieve todavía, hasta alcanzar la cima del PUIGMAL (2.911 mts.). Esta cima, muy decorada y con mucho ambiente, está hoy repleta de gente. En otras ocasiones había encontrado menos montañeros. Parece que todos nos hemos puesto de acuerdo. Saco varias fotos de la cima y de los alrededores y, después, bajo un corto tramo hasta un resguardo de piedras en el que me cobijo un poco del fuerte viento y me siento a comer otro poco.
Después, comienzo el descenso por donde había subido. Sigo encontrando caminantes que aún van hacia arriba y algunos que me adelantan en el descenso. Poco a poco, me voy dirigiendo hacia el Coll del Borrut. Sobrepaso el Cim del Borrut y continúo bajando. Al cabo de un buen rato más de descenso llego a dicho collado, situado a unos 2.445 metros de altura. Ahora, tengo frente a mí una elevación redondeada, a la cual me dirijo. Es un ascenso corto, por zona fácil. Al cabo de un rato alcanzo la parte más alta de la montaña, que es bastante llana. Estoy, ahora, en el CIM DE LA DOU (2.471 mts.), que tiene unas vistas magníficas.
Al cabo de un rato me dirijo hacia el sur, siguiendo una especie de cresta muy amplia y verde, la Carena dels Planassos. Al final de la misma se halla una marcada elevación rocosa, de piedras de color blanquecino. Llego, primero, a un colladito bajo la misma. Después, siguiendo algunas trazas de senda, subo hasta su cima. Estoy en la cima denominada LA ROCA BLANCA (2.348 mts), también con unas vistas magníficas.
Después de algunas fotos, desciendo y voy girando hacia el oeste, en busca de la zona por donde desciende el barranco del Borrut. Es un descenso bastante abrupto, pero sin inconvenientes reseñables. Al cabo de un cierto tiempo llego cerca del cauce del barranco, al cual saco bastantes fotos, ya que de buena mañana todo estaba en zona umbría. Ya desde bastante arriba he ido observando algunas trazas de sendero que se dirigen hacia la zona de roquedo del otro costado, en donde se halla ubicado el Roc Gros, una esbelta prominencia que sobresale de un amplio cresterío rocoso. Cuando llego al lecho del torrente, lo atravieso y prosigo por el otro costado, siguiendo uno de los varios caminos que avanzan hacia la zona occidental de la ladera. Aunque parece bastante marcado, creo que en realidad, tanto éste como otros tramos de senda que observo, son debidos al trasiego del ganado por la zona, ya que algo más arriba he observado un buen grupo de reses vacunas. La senda avanza por una zona muy inclinada. A veces se pierde y la recupero o más arriba o más abajo. En mi recorrido llego a un punto en donde observo unas marcas amarillas que descienden en dirección al torrente, del mismo tipo que ya había observado al inicio de la excursión. Poco a poco me voy acercando a la zona de cresta, que observo bastante rocosa. Finalmente, pierdo definitivamente el camino, pero ya estoy muy cerca de mi objetivo. Avanzando como puedo por una zona muy inclinada llego, después de un buen rato de andadura, a un alto collado, frente al cual está una enorme mole rocosa, muy puntiaguda y erguida. Estoy, finalmente, en el ROC GROS (2.169 mts.). Saco algunas fotos y vuelvo sobre mis pasos.
Cuando llego al punto en donde he visto las marcas amarillas comienzo a seguirlas, en descenso. Pero no son muy regulares. A veces encuentro dos o tres juntas y luego no veo ninguna en mucho rato. Como que lo que se trata es de descender hacia la parte baja del barranco, abandono las marcas y comienzo a bajar directamente, buscando las zonas menos inclinadas. La pendiente es muy fuerte, pero no me da ningún problema. Poco a poco, me voy acercando al curso de agua. Ya al costado del mismo, lo atravieso y sigo bajando, realizando el mismo recorrido que en la subida. Al cabo de un buen rato de descenso llego ya cerca del estrecho puente de madera por el que he iniciado mi andadura. Un poco antes del mismo, a mi izquierda, observo un recinto cerrado con alambres, y con una puerta con un candado. Me acerco a ver de qué se trata y veo que es la comentada antes Font de l,Home Mort, como reza un letrero colocado frente a la misma. No sé porque está encerrada, a no ser que, como veo en mi mapa, algo más arriba está una cueva, la Cova del Ferro, pues, al parecer, antiguamente se había explotado por la zona este mineral. Vuelvo sobre mis pasos, tras sacar algunas fotos del punto, atravieso el puente de madera y llego al coche. Saco también fotos de la agradable zona de aparcamiento, en la que, además del letrero amarillo que tiene puestas muchas indicaciones, hay otras pintadas en algunas piedras, y, después, me arreglo un poco y comienzo el regreso hacia Mataró.
Ha sido un recorrido de unas seis horas, con un desnivel acumulado de unos 1.250 metros.

Más información de Cim del Borrut  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo