1885 montañeros on-line

(11,361 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Erata (2005 m) por klaus -- 11/05/2018
Vía: (Espierre) --
(115 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 16
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Erata  (2005 metros)
Croquis Sui Generis
Croquis Sui Generis
El largo cordal que va del Erata al Monchoya, entre las cuencas del río Gállego y el Ara, regala con unas vistas formidables hacia el pirineo central de Huesca. Son diez kilómetros de lomas suaves para recorrer y disfrutar en cualquier estación del año, con la oportunidad de elegir una vía de subida entre las muchas que surcan la falda de la montaña. En esta ocasión se tomó como punto de inicio la pequeña localidad de Espierre, realizando un itinerario circular a través de pistas forestales que tal vez resulten monótonas de andar, aunque al mismo tiempo permiten llevar una marcha alegre y relajada. El premio a los esfuerzos de la jornada espera en la cima del Erata, donde faltará tiempo para fijarse en los mil detalles del vasto panorama.

-DATOS TÉCNICOS:
-inicio, en Espierre a 1190 metros e altitud.
-duración, sobre las 6 horas en total.
-desnivel, 870 metros de subidas y bajadas.
-Erata a 2002m.

-DESCRIPCIÓN:
la carretera de acceso a los pueblos de Espierre y Barbenura(a cual de los dos nombres mas sonoros) se encuentra en perfecto estado para transitar en vehículo. El desvío sale a las afueras de la localidad de Gavín, en el puerto de Cotefablo; desciende hacia el camping y cruza las aguas del encauzado barranco del Sía gracias a un puente. Luego el vial asfaltado se estira hacia el sur hasta alcanzar la intersección entre los ramales de entrada a cada pueblo. En este cruce, y junto a una fila de contenedores de basura, fue donde estacioné el coche en el día de autos. También se antoja buen lugar de aparcamiento la curva cerrada situada antes de la intersección, pues hay margen suficiente en la calzada y justo desde allí arranca la pista por donde comenzaremos a andar. En su inicio, una cancela de ganado avisaba sobre la titularidad privada de la finca venidera, y la prohibición, se supone, de entrar con un vehículo rodado.

_DSC0004


_DSC0005


_DSC0007


Aquella mañana de Mayo y cara al Sol, situación a lamentar siempre, la pista desciende al cauce del torrente de Lucas. Este barranco, aguas abajo, presenta un tramo de descenso deportivo para recreo de los aficionados a esta actividad, en concreto al rapelar sobre unas cascadas esbeltas y fotogénicas que se pueden visitar a pata desde el pueblo de Orós Bajo. Eso sería otra historia que contar, pues la nuestra consiste en machar con cierta parsimonia a través de la pista principal. Una primera lazada exageradamente amplia, sin atajo visible entre la fronda del pinar, sirve para ganar altura de forma comedida y sin demasiadas concesiones al goce paisajístico.

_DSC0009


_DSC0012


_DSC0014


Poco que contar sobre el trayecto pistero en compañía de un bosque donde predomina el pino silvestre junto a ejemplares sueltos de haya, acebo, serbal, cuyo follaje espeso tapona las vistas durante la marcha. Un pequeño claro de hierba puede servir como lugar de avituallamiento y refrigerio, ya que la pendiente, tendida en la mayor parte del recorrido, se empina en rampas puntuales que obligan a un mayor esfuerzo y tesón.

_DSC0016


_DSC0018


_DSC0031


Tras el claro se suceden de manera ininterrumpida una serie de zetas en las que armarse de paciencia, con apertura de paisaje en una de las curvas hacia la sierra de la Partacua, el Midi de Ossau, y a la extensa llanura de la Val Ancha dominada por el relieve singular de la Peña Oroel.

_DSC0034


_DSC0038


_DSC0039


Nuestro carril empalma con otro perpendicular donde se veían placas de un recorrido en Btt. La siguiente curva de esta nueva pista es de fácil atajar por una rampa herbosa, sobre un terreno donde el pinar se abre y concede espacio al matorral de bojes y erizón.

_DSC0045


_DSC0046


_DSC0049


La cuesta final para alcanzar la loma de la montaña se torna mas pindia, de suelo pedregoso y llegando a un montículo donde se asienta un mojón limítrofe. A partir de ahora todo consiste en marchar por la amplia comba herbosa, en dirección al cordal cimero del Erata.

_DSC0063


_DSC0067


_DSC0073


Da la sensación de que subidos en un todoterreno de suspensión alta y buenas ruedas se podría ascender hasta la misma cima del Erata, sin demasiados problemas. Andando resulta un trayecto de vistas generosas que compensar al esfuerzo de remontar la pendiente.

_DSC0074


_DSC0075


_DSC0090


A una cota inferior al vértice geodésico y ya ubicada en pleno cordal se levanta la ermita de San Benito, que sin duda ha de ser una de los templos situados a mayor altitud dentro del Pirineo, y allende de la cordillera pues roza los dos mil metros. La construcción rústica, dada su exposición a sufrir los azotes de la intemperie, tuvo que restaurase hace unos años gracias a una iniciativa popular que la sacó de su estado ruinoso. De momento su armazón de sillarejo aguanta los vendavales del invierno como si San Benito estuviera al tanto de su protección, y como si todavía existieran vecinos en Otal a los que salvaguardar de las tormentas.

_DSC0098


_DSC0095


_DSC0102


_DSC0104


Cumplida la visita al templo del santo queda un repecho breve hasta el mogote cimero del Erata, provisto de vértice y de un curiosos buzón montañero.

_DSC0109


_DSC0112


_DSC0137


Con la suerte de disfrutar de un día tan espléndido como aquel, hubo tiempo de holganza para recrearse con el panorama deslumbrante.

_DSC0119


_DSC0145


_DSC0132


_DSC0146


Semejante despliegue de picos y montañas requiere de la unión de fotos para mostrar un vislumbre del panorama que se vive in situ.

_DSC0124_stitch_01


_DSC0126_stitch_01


_DSC0127_stitch_01


_DSC0124_stitch_02


Las únicas nubes del cielo velaban el paisaje hacia el este, al macizo de Cotiella y al perfil de la Peña Montañesa y los Sestrales. Acabada la contemplación, se desciende al buen tuntún por la falda norte del Erata, sin rastro de camino y con la dirección puesta en el hombro de tasca que linda con el pinar. Por allí se reparten las balizas y pinturas del GR-15 que podemos seguir en este tramo de descenso.

_DSC0163


_DSC0168


_DSC0180


El camino marcado tienen querencia por adentrarse en la umbría del pinar, perdiendo altura a base de cortas lazadas. También se puede bajar libremente por las laderas de tasca, aunque quien sus escribe siguió el GR hasta dar con la intersección señalizada. Allí sale el desvío que lleva a Yésero, y nuestro GR-16 de vuelta hacia Espierre.

_DSC0183


_DSC0198


_DSC0202


Nuestro rumbo, poco marcado sobre el terreno de prados, empalma mas abajo con una trocha que gira a mano izquierda. El trazado del GR-16, al parecer, se interna en la espesura del matorral y se presenta como atajo a la amplia lazada del carril. Servidor no se aventuró por ese camino que da la sensación de no estar muy transitado y preferí el valor seguro de la pista. En ella, y mas adelante, vi una serie de hitos de piedras marcando supuestamente el camino de bajada por el GR-16.

_DSC0208


_DSC0213


_DSC0216


Durante el trayecto de vuelta por la pista, como mayor aliciente surge el edificio de la ermita de San Juan, que si no fuera por los detalles del arco de la portada y un ventanal aspillerado mas se asemejaría a una borda agrícola.

_DSC0219


_DSC0220


_DSC0225


En entrando a Espierre pisaremos un asfalto que ya no se abandona hasta estar de vuelta en el cruce con Barbenuta. Del pueblo y sus casas de fachada sobria y recia destaca la iglesia dedicada a San Estebán, alejada de los cánones del románico serrablés, sin adornos en su decoración externa pero con una imagen de conjunto elegante y armoniosa.

_DSC0227


_DSC0230


_DSC0232


Durante el tramo final por la carretera me sorprendió ver una especie de invernadero cubierto por un toldo translúcido. A mi mal entender de plantaciones agrícolas eran filas de vides, que por la altura y su ubicación norteña deben sacar una uva muy particular y un vino de sabor especial. Luego, curioseando por la internete, a falta de vecinos a los que preguntar aquella jornada, descubrí que son viñedos de la bodega Bal Minuta, los situados a mayor altura de toda la península según indica su página web. El proceso para elaborar un vino lleva su tiempo, y un proyecto tan atrevido y artesanal necesitará de años, pero ya han sacado al mercado un pequeña selección de botellas con su etiqueta, y las de procedencia de Barbenuta corresponden a la variedad de Chardonnay, mas alguna otra que como producto dan un blanco sin duda fresco y bien aireado por los vientos de la montaña. Quién le iba a decir a San Benito que con el pasar del tiempo sumaría a sus ocupaciones la de proteger viñedos en la falda del Erata.

_DSC0235


_DSC0238


_DSC0240



















Más información de Erata  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo