210 montañeros on-line

(11,361 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el L´Elefant o Roca Sant Salvador (1158 m) por PITOTE -- 22/04/2018
Vía: (Canal del Pou del Gat-Coll de la Canal Plana-Pla de les Taràntules-Camí de Sant Miquel) --
(169 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 12
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


L´Elefant o Roca Sant Salvador  (1158 metros)
null
null
El conocido macizo de Montserrat, declarado parque natural en 1.987, está formado por innumerables montañas rocosas de formas singulares, y alcanza su máxima altura en el pico de Sant Jeroni, 1.236 metros.
Las caprichosas formas de la montaña más emblemática de Cataluña son el resultado de un proceso geológico y geomorfológico de millones de años, desde cuando un delta formado por guijarros y demás material detrítico, arrastrado por un gran río torrencial, ocupaba estas tierras. Material grueso y capas de gres y margas fueron cimentándose con la progresiva desecación de este delta. Pero no se estableció el punto de inicio del relieve actual hasta la violenta acción del gran episodio de la orogenia alpina, el cual elevó en bloque y fracturó el conglomerado montserratino (conocido como pudinga) cambiando completamente el paisaje.
La erosión superficial del agua actuando sobre materiales de diferente resistencia y composición, trabajo que facilitaron las múltiples grietas, ha dado lugar a su relieve tan característico y mágico, con agujas, valles, hondonadas y cuevas, que muestra con magnificencia en la actualidad.
Hoy he salido a efectuar un recorrido por esta zona, uno más, ya que anteriormente ya he realizado varias rutas por la misma.
He realizado un recorrido circular, partiendo del inicio del Camí dels Degotalls, dejando el coche en un pequeña zona de aparcamiento situada en la carretera BP-1103, a unos 150 metros de la entrada al parking general del monasterio, y cerca del comienzo del mencionado Camí dels Degotalls. Inicio mi andadura cuando son, aproximadamente, las ocho y media.
Subo, primero, unas escaleras de piedra y, enseguida, encuentro una desviación que, hacia la izquierda, señala la dirección de la zona del monasterio de Montserrat y, de frente, la subida por la Canal del Pou del Gat.
Entro en la mencionada canal, muy vertical y bastante descompuesta, pero fácilmente practicable. En algunos puntos tengo que emplear las manos, pero sin demasiadas complicaciones. El sendero da algunos giros a derecha e izquierda para aminorar el desnivel y seguir la dirección más correcta.
Después de ascender unos 150 metros, más o menos, encuentro un nuevo camino, en un marcado cruce. Estoy ahora en el sendero de pequeño recorrido PR C-19, justo en el tramo conocido como Camí de l,Arrel. Hacia la izquierda, el sendero de dirige también hacia la zona del monasterio o, girando más hacia la derecha, acaba llegando hasta la zona donde se halla la ermita de Sant Joan. Hacia la derecha, todo ello según un indicador colocado al efecto, marcha hacia la masía de Can Maçana.
Yo voy un rato hacia la derecha, en un tramo bastante llano, pero después de recorrer poco más de un centenar de metros encuentro una desviación hacia la izquierda por la que, sin indicación alguna, se inicia un nuevo sendero que vuelve a subir muy fuerte por una nueva canal, la Canal Plana.
Esta canal, muy parecida a la Canal del Pou de Gat y por la cual sube un sendero algo más precario, acaba unos 170 metros de desnivel más arriba, en un sencillo collado, el Coll de la Canal Plana, situado a una altura de unos 1.020 metros. El sendero sigue por el otro costado, en descenso, en dirección al Pla del Ocells y más tarde lo voy a seguir. Pero, de momento, yo giro hacia la izquierda en busca de la cima conocida como L,Elefant. Sigo de nuevo un marcado camino que, con poco desnivel, va en dirección sur. Dejo un sencillo sendero a mi izquierda que va en dirección a la zona de Els Flautats y El Fesolet, y prosigo un rato más hasta que el camino por el que transito da un giro de casi 180 grados, subiendo más decididamente. Después de un buen rato de andadura alcanzo un somero collado. Aunque el itinerario de subida a L,Elefant comienza a subir directamente hacia lo alto de la roca desde este collado en dirección noreste, yo, erróneamente, prosigo por el sendero y comienzo a descender un poco. Al cabo de un rato llego a los restos de la ermita de Sant Salvador, unos muros bajo unas cuevas y otro covacho al final, con una puerta y algunos ventanales. Aunque el camino sigue en franco descenso, obviando el mismo, yo vuelvo sobre mis pasos ya que veo que por aquí no alcanzaré la cima de L,Elefant.
De nuevo en el collado veo que el ascenso que tengo que hacer pasa por faldear una vertical pared de conglomerado, al costado de algunos matorrales. Sobrepasada esta zona ya veo marcas amarillas que me señalan la subida más correcta.
El ascenso es todo el rato sobre el conglomerado típico de la zona, en algunos tramos con mucha pendiente, pero sin demasiadas dificultades. Además, en los puntos más delicados, hay puestos algunos hitos de piedras.
Subo, primero, una algo complicada, vertical y amplia canal, en la que algunos pequeños árboles me ayudan en el ascenso.
Después recorro una zona menos inclinada, aunque con mucha caída a mi derecha. Posteriormente, una nueva canal poco inclinada me deposita en el punto clave de la ascensión, justo en el lugar en donde se ubica un oportuno arbolito. Se trata de una canal de unos cinco o seis metros de alto, pero muy, muy estrecha. Al principio intento subir por la misma pertrechado con mi mochila, pero enseguida compruebo que no puedo ir con ella ya que casi ni me cabe el cuerpo. Dejo, pues, la mochila al costado del árbol, sujeta a una rama rota, e intento ascender por la canal. La verdad es que se me vuelve complicado. Tengo pocos puntos donde asirme y, además, la piedra está muy lisa, supongo que debido a la erosión. Ayudándome con las rodillas y la espalda, con cuidado ya que la verticalidad es importante, voy subiendo poco a poco hasta alcanzar felizmente su parte superior. Ahora, se trata solo de ascender una docena y media de metros más, por conglomerado más fácil, hasta alcanzar la cima de L,ELEFANT (1.158 mts.), también conocida como Roca Sant Salvador. Hasta aquí he tardado unas dos horas y cuarto, desde el punto de inicio de mi excursión. Me detengo poco, aquí el viento sopla bastante fuerte, saco algunas fotos y comienzo el descenso. El descenso por la canalita tampoco lo regalan. Con el mismo cuidado, o más, que antes voy descendiendo ayudándome de todo lo que puedo y realizando varias y retorcidas contorsiones. Finalmente, con gran alegría, llego de nuevo a su base. Recojo la mochila y descanso un rato. Después prosigo mi descenso, más fácil pero también entretenido, hasta alcanzar el colladito inferior.
Desde el mismo, vuelvo sobre mis pasos hacia el Coll de la Canal Plana. Desde este collado tomo el sendero de descenso que, en dirección suroeste, se dirige hacia el Pla del Ocells. Bajo algo más de un centenar de metros, por camino bastante precario por el que no creo que ande demasiada gente, hasta encontrarme con el más marcado Camí Vell de Sant Jeroni.
Ahora, lo sigo en dirección derecha, como si fuera hacia Sant Jeroni, pero al cabo de unas decenas de metros llego a un pequeño llano, en un claro del bosque, el Pla dels Ocells, con indicaciones. Obviando el sendero que marcha hacia Sant Jeroni, observo un camino hacia la izquierda que me indica la dirección hacia la parte superior del funicular de Sant Joan y sigo el mismo.
Voy subiendo por este sendero, sin demasiado desnivel, hasta alcanzar la base de un monolito rocoso de grandes dimensiones, el Trecabarrals. Unas escaleras construidas en un tramo algo vertical del camino me llevan hasta un elevado collado, el Pas de Trencabarrals, situado a unos 980 metros de altura. Al otro costado desciendo un poco y voy siguiendo de nuevo el marcado camino. Subo de nuevo durante bastante rato con poca inclinación, dejo un corto sendero a mi derecha que se encamina, en ascenso, hacia el Camí Nou de Sant Jeroni y llego, un poco más adelante, a dicho importante camino. Ya en el nuevo, y más transitado y amplio, camino giro un poco hacia la derecha y llego en poco rato a la estación superior del funicular de Sant Joan, donde encuentro a bastante gente. Estoy en el Pla de les Taràntules, a unos 970 metros de altura.
Ahora voy totalmente en dirección derecha siguiendo una amplia pista, que se dirige hacia la ermita de Sant Joan, por el tramo conocido como Camí de Sant Joan. Después de unos quince minutos de fácil andadura llego a la misma. La sobrepaso y sigo hasta una desviación en la que están señaladas las ermitas de Sant Onofre y Santa Magdalena.
Tomo esta desviación y llego enseguida a una zona muy agradable e interesante. Se trata de la zona donde están ubicados los restos de la ermita de Sant Onofre, varios restos de muros al costado de varias cuevas. Sigo el sendero, que pasa vertical sobre unos altos paredones, muy arreglado y dotado con una barandilla para evitar problemas. Sobrepaso un pequeño portón y un corto túnel en el que tengo a ponerme un poco en cuclillas y sigo por una zona llana durante un rato más. Después, el sendero inicia una fuerte subida, al principio por una zona con unas preparadas escaleras de piedra y una soga al costado a modo de pasamanos. Algo más arriba, el sendero da dos o tres revueltas y llego, ya en poco rato, a las inmediaciones de donde se hallan los pocos restos, algunos pequeños muros, de la ermita de Santa Magdalena. Saco algunas fotos del sitio y prosigo en dirección a la Miranda de Santa Magdalena. Se trata de subir unos setenta u ochenta metros más hasta una elevación cercana. Alcanzo la misma después de unas tres horas y cuarto, más o menos, de andadura. Estoy, ahora, en la MIRANDA DE SANTA MAGDALENA (1.132 mts.), con un escueto hito de piedras en la misma. Saco algunas fotos del lugar, observo las cercanas rocas conocidas como Les Tisores, la Magdalena Superior y la Gorra Frígia, con una gran cruz en su parte superior y algunos escaladores subiendo hacia la misma.
Después, regreso por donde he venido. Justo antes de la zona arreglada con barandilla observo unas escaleras de piedra que descienden directamente hacia la pista situada más abajo, por la que yo he subido. Pero yo quiero llegarme hasta el cercano Mirador de Sant Joan y es por esto que sigo de frente. Llego de nuevo a la pista justo en el punto en donde termina. Ahora prosigo por un estrecho camino que llega hasta la base del mencionado Mirador de Sant Joan.
Al cabo de poco rato comienzo a subir hacia el mismo, directamente, por una vertical y alargada ladera de conglomerado. La ascensión es dura, pero sin demasiadas complicaciones. En los tramos más verticales, en algún punto, hay marcados en el suelo unos precarios escalones que facilitan mi progresión. Después de unos veinte minutos desde que dejara la Miranda de Santa Magdalena alcanzo el MIRADOR DE SANT JOAN (1.073 mts.), con otro pequeño hito de piedras en el mismo. Observo, algo alejada y más alta, hacia el norte, la Miranda de Santa Magdalena y otras elevaciones próximas.
Después de algunas fotos llega el momento de regresar. Desciendo por el mismo sitio hasta el caminito inferior. Deshaciendo el mismo regreso a la pista, paso frente a la ermita de Sant Joan y continúo hasta la zona superior del funicular.
Ahora podría descender hasta el monasterio siguiendo el camino por el que había llegado desde el Pla dels Ocells, y desviándome hasta la ermita de Santa Anna y el Pas dels Francesos, pero como es una ruta que ya había efectuado hace bastante tiempo, decido regresar por el otro costado siguiendo el camino que pasa por la ermita de Sant Miquel, conocido en su inicio como Camí de les Ermites. Tengo a mi derecha la pequeña elevación de la Serra Llarga.
Y así lo hago. Subo primero un corto tramo hasta un punto algo elevado, al que llego justo en el momento en que un helicóptero de la Generalitat abandona el mismo. No sé por qué habrá estado por aquí, aunque una multitud de curiosos se ha aglomerado en el lugar. En este itinerario coinciden tres senderos de gran recorrido, el GR5, el GR6 y el GR172.
Yo sigo mi camino, ahora en franco descenso, encontrando a bastantes turistas que efectúan dicho recorrido. Después de unos centenares de metros de andadura encuentro una desviación a mi izquierda que me permite acortar un poco el camino. Alcanzo de nuevo el mismo justo en la zona donde se halla ubicado un pequeño estanque, la Bassa de Sant Miquel. A partir de aquí el camino se conoce como Camí de Sant Miquel.
Prosigo un poco más hasta que llego a la bonita ermita de Sant Miquel, con una curiosa cruz frente a la misma llena de pequeños guijarros en su base, y algunas personas descansando a su lado.
Un poco más abajo, una desviación hacia la derecha me señala el interesante mirador de la Creu de Sant Miquel y voy a visitarlo.
Posteriormente, vuelvo sobre mis pasos hasta el camino principal y sigo descendiendo, encontrando en mi recorrido diferentes imágenes y esculturas a ambos lados del camino. Ya bastante abajo, atravieso la reja metálica de la Porta de Sant Miquel por un paso lateral y continúo mi descenso hasta alcanzar la entrada a la parte baja del funicular de Sant Joan. Ya en el llano principal del monasterio me acerco hasta una fuente cercana para rellenar mi botella de agua y efectúo todo el recorrido por la avenida principal de la zona hasta alcanzar las cercanías de la zona general de aparcamiento, un poco antes de la cual encuentro la entrada al Camí dels Degotalls, que me ha de devolver hasta donde tengo el coche.
El Camí dels Degotalls, también denominado Camí de Sant Jaume o Camí del Magníficat, es un itinerario precioso, y sumamente religioso también. Pasa por encima de la zona de aparcamiento del monasterio y tiene constantes y regulares plafones de cerámica de tema religioso en casi todo su recorrido.
Un poco antes de donde finaliza el mismo, antes de la fuente que le da el nombre conocida como Els Degotalls, tomo una desviación hacia la derecha que, con algo más de desnivel de descenso, me lleva de nuevo al inicio del Camí del Degotalls por el que he comenzado mi excursión por la mañana.
Han sido algo más de unas cinco horas y media de recorrido y un desnivel total acumulado de unos setecientos cincuenta metros.


Más información de L´Elefant o Roca Sant Salvador  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo