696 montañeros on-line

(11,288 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Peña Solana (1931 m) por Bucuesa -- 10/11/2017
Vía: (Ciresa, Pistas de la Collada y de los Pozos, Tozal de los Pozos, Camino a la Collada, Cara y Corredor Sur, Cima de Peña Solana, la Collada y Camino del Turmo.) --
(93 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 15
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Peña Solana  (1931 metros)
Mapa de Solana procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
Mapa de Solana procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
SOLANA DESDE CIRESA.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

A Peña Solana no sube prácticamente casi nadie y lo sabemos. El personal llega a la Collada, se puede subir en coche sacando tique en Laspuña ya que la pista es de uso restringido y allí, en todo caso, se orienta al sur para subir a Montañesa.
Cuando subimos en 2010 encontramos algún hito disperso en nuestro camino y hoy 10 de Noviembre de 2017 volvemos para darnos una vuelta por allí.
La mañana está estupenda a las nueve menos cuarto cuando aparcamos en Ciresa justamente en la entrada de la Pista a la Collada. La barrera está levantada y un cartel indica el procedimiento para utilizar la misma con los vehículos.
Estamos a 890 metros de altitud y en dirección sudeste nos vamos pista arriba sobre un firme calizo algo basto para los coches pero bueno para caminar a la sombra que nos propicia la Peña Montañesa.
Vuelta a vuelta y olvidándonos del viejo camino hacemos un poco más de 3 kilómetros y sobre los 1200 metros de altitud aparece un bifurcación de pistas acartelado. Abandonamos la pista que continúa a la Collada y tomamos el ramal de nuestra derecha que muy llano o suavemente ascendente se prolonga un tanto al oeste, cerca de un kilómetro, para abrirse de nuevo en dos, la rama izquierda marcha a Onzins y la derecha se prolonga un centenar de metros hasta alcanzar el Tozal de los Pozos situado a 1300 metros de altitud.
Hemos venido aquí con la intención de contemplar los Paredones de la Oeste de Montañesa desde un lugar diferente pero el contraluz de la mañana malogra un tanto nuestros propósitos. Por otra parte, la cima asediada por los pinos está llena de instalaciones de telecomunicaciones y como que pierde todo su atractivo
La pérdida no ha sido importante. Hemos empleado una hora hasta aquí y ahora tendremos que desandar alrededor de 200 metros en lugar de toda la pista desde el primer desvío pues hay un cartel que nos introduce en un camino a la Collada y por allí marchamos.
En dirección este el camino asciende consistentemente en principio atravesando el pinar de la Noroeste de Peña Montañesa hasta alcanzar un promontorio al este del Tozal de los Pozos y desde allí prosigue el faldeo de la ladera prácticamente en horizontal atravesando inclinadas pedrizas que se descuelgan de las Paredes de Montañesa.
Contemplando la Sudoeste de la Peña Solana a la que nos dirigimos, el camino coindice con la pista en una zona de gravera espectacular y tras recorrer con la misma medio kilómetro alcanzamos la Collada situada a 1550 metros de altitud. Son las once.
En el collado nos orientamos al norte remontando un tramo de pradera alpina en la que aparece un camino que abandona la arista e inicia un flanqueo descendente de la cara sudoeste del pico. Enseguida nos damos cuenta de que no secunda nuestros intereses y nos damos la vuelta también como lo hiciéramos la vez anterior. Hay un viejo adagio que dice que el que olvida la historia está condenado a repetirla.
No soy amigo de buscar demasiada información, ni siquiera de leer la mía que tengo a mano pero recuerdo que subimos por un corredor yendo de aquí para allá en busca de los tramos más limpios de la vegetación espinosa que cubre la pared sur del pico. Hoy encontramos un tenue caminillo que asciende por medio del tramo de genistas y nos aproximamos a la arista teniendo los corredores a nuestra derecha.
Haremos una pequeña travesía hacia el este a través de una espesa masa de bojes y entraremos al primer corredor que pillamos para abandonarlo enseguida e introducirnos en otro paralelo y al este que parece más limpio.
Limpio, estrecho y escalonado nos permite un ascenso fácil y cómodo con apoyos de manos sorteando alguna mata de genistas.
Algo arriba el corredor se amplía y se puede seguir ascendiendo un poco por cualquier parte pero lo hacemos de manera directa siguiendo algún hito que otro que señalan una de las varias posibilidades de ascenso.
Un último tramo de pedrizas, estrecho, inclinado e inestable nos deposita en una pequeña brecha de la Arista Sur del pico. Ascendiendo una decena de metros por buena roca alcanzamos la arista cimera que recorremos una treintena de metros fáciles al oeste para alcanzar la Cima de Peña Solana situada a 1916 metros de altitud cuando van a ser las doce.
En la cima disfrutamos de un paisaje amplio teloneado por las nubes de retención de la vertiente norte: Ordesa y Posets están descabezados, Marías y Tella a medias, pero no faltan a la cita Llerga, los Mobisones y Cotiella con algunas nieblas débiles como la capa de nieve que la cubre; el Turbón al sudeste y Ferrera con Peña Madrid que nos depositan en la Tuca y Montañesa completamente limpias de nieve. En la distancia del oeste aparecen significativamente Guara, Cancias y Oroel y hacia nosotros Sestrales con la Peña del Reloch y Castillo Mayor. En la anterior ocasión todavía vimos menos.
Buscamos el abrigo del viento del sur y nos sentamos a echar un bocado contemplando.
-¡Esa es la Torre de Góriz!
Alrededor de las doce y media iniciamos el descenso que vamos a hacer siguiendo los hitos que hemos hecho o reafirmado a la subida de manera cómoda. Salidos del corredor proseguimos para abajo un poco al sudeste, por una pedrera que tiene algún hito y que nos separa del caminillo que hemos hecho a la subida por la zona próxima a la arista.
La pedrera se sumerge en la masa de boj y genista y tendremos que hacer una pequeña travesía a nuestra derecha para recuperar el caminillo de subida en el inicio del praderío.
Luego, en la Collada, tras visitar el abrevadero, tomamos el Camino del Turmo y nos vamos para abajo por las inmediaciones del Barranco de las Vilas tras cruzar en un par de ocasiones la pista.
Ya en la parte baja, una vieja tiradera de madera muy llana nos devuelve a la pista principal que atajándola en un par de ocasiones nos deposita en Ciresa cuando son las dos y cuarto del mediodía. Hoy hemos disfrutado de un espléndido día de montaña con un desnivel modesto que finalmente se habrá ido a los 1050 metros de desnivel acumulado y en el que hemos algún tramo de recorrido diferente a los conocidos en un valle al que acostumbramos a ir poco aunque proyectos no falten.

Más información de Peña Solana  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo