302 montañeros on-line

(11,361 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Librería

Editorial Alpina Els camins de l'Alba. Garrotxa
Editorial Alpina
11,00 €

Cossetània La vall del Fluvià en BTT. 18 Itinerarios
Cossetània
11,50 €

Cossetània Garrotxa. 17 excursions en BTT
Cossetània
14,50 €

Cossetània A peu per l'Alta Garrotxa. 17 itineraris
Cossetània
14,50 €

Editorial Alpina Ruta del Ter. Seguint el curs del riu
Editorial Alpina
25,00 €

Cossetània Excursions des de cases de turisme rural
Cossetània
11,20 €

Cossetània La Garrotxa en BTT
Cossetània
10,80 €

Abadia de Montserrat Rocacorba
Abadia de Montserrat
12,00 €

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Pic de Montesquiu (1569 m) por PITOTE -- 20/05/2017
Vía: (Coll d,Ares) --
(399 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 12
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Pic de Montesquiu  (1569 metros)
Hace algo más de un mes recorrí, además de otras zonas, un tramo de la frontera franco-española, donde se encuentran las cimas del Puig de Comanegra y el Cim de Bordellat. Hace sólo unos pocos días recorrí otro tramo, éste más largo y más hacia el oeste, desde el Cim de Portabella hasta el Turó de Plan Xanau.
Hoy he querido recorrer el tramo intermedio entre ambos, desde el Puig de les Forques hasta el Roc del Tabal, para completar todo el recorrido.
La verdad es que, a pesar de ser montañas de poca entidad, no me ha sido fácil recorrerlas. En principio porque son caminos muy poco frecuentados, al menos así lo creo. También porque en general son zonas de matorrales o bien boscosas y los caminos son bastante intrincados. La verdad es que me ha costado bastante orientarme y en algunos puntos me he extraviado y he tenido que volver sobre mis pasos.
Me he dirigido, pasando por Ripoll y Camprodón, hacia el Coll d,Ares, que hace frontera con Francia, donde he aparcado el coche. En este collado había habido anteriormente una aduana y fue escenario del exilio de muchos republicanos españoles en los meses de enero y febrero de 1.939.
Salgo de una altura bastante elevada, sobre los 1.510 metros. Primero voy a ir hacia la izquierda del collado y, después, hacia la derecha.
Primeramente me dirijo hacia el cercano Puig de les Forques. Para ello atravieso la carretera y comienzo la subida por el costado contrario siguiendo un marcado camino con las señalizaciones de rayas amarillas y rojas de Sendero Transpirenaico. El sendero sube con poco desnivel y entra enseguida en un tramo de bosque.
Al cabo de un buen rato salgo del bosque y entro en una zona de pastos, realizando un par de subidas y bajadas hasta alcanzar una zona más baja, el denominado Coll de Pixadors, a unos 1.530 metros de altura.
Posteriormente, comienzo la subida final al pico al que me dirijo. Se trata solamente de seguir un cercado metálico con bastante desnivel hasta alcanzar su zona cimera, formada por un montón de rocas apiladas.
Estoy en el Puig de les Forques (1.618 mts.). Desde la cima observo el Pirineo, bastante nevado, y, hacia la izquierda, la zona por la que anduve hace pocos días.
Saco algunas fotos y, enseguida, vuelvo sobre mis pasos.
Desciendo de nuevo hacia el Coll de Pixadors y, ahora, en lugar de seguir por donde había venido, comienzo a subir hacia la izquierda siguiendo igualmente un cercado metálico, entre pastos y arbolado.
Bastante arriba intento atravesar el cercado metálico para llegar a la redondeada y verde cima que veo cercana, pero es alambre de púas y lo tengo un poco complicado. Busco un tramo donde haya un buen espacio entre los hierros y, como puedo, paso al costado contrario. Ahora estoy en suelo francés y seguiré estándolo hasta que regrese al Coll d,Ares.
Enseguida alcanzo la zona más alta de la montaña. Estoy, ahora, en el Cim de Coll d,Ares (1.581 mts.), situado exactamente encima del collado fronterizo del mismo nombre.
Me detengo poco. Después avanzo por zonas de pastos hasta otra pequeña elevación que observo hacia el noreste. De nuevo tengo que atravesar otra valla metálica. Esta vez, pero, encuentro un estrecho paso entre dos postes que me permite situarme al otro lado sin ningún problema.
Al cabo de poco rato alcanzo la zona superior de una nueva prominencia, el Pic de Montesquiu (1.569 mts.). Las vistas sobre el Pirineo y todas las montañas cercanas son fabulosas. Es una zona muy fotogénica.
Ahora giro hacia la derecha y comienzo a bajar en dirección al Coll d,Ares, en donde he dejado el coche.
El descenso es muy sencillo, siempre por zona de pastos. Encuentro varios senderos a diferentes alturas, y todos van a parar al mismo sitio, al collado mencionado.
Después de una vuelta de una hora y media aproximadamente vuelvo a estar en el punto de partida.
Ahora voy en sentido contrario. Comienzo a caminar por la izquierda de la edificación que está en el collado, siguiendo una estrecha pista que sube hacia la cima del Montfalgars por su ladera izquierda.
Después de un buen rato de subida llego a un punto donde la pista da un giro hacia la derecha, justo en el sitio donde hay una pequeña caseta de telecomunicaciones.
Aquí abandono la pista y atravieso otra alambrada para situarme en la zona de cresterío que baja de la cima del Montfalgars. Ya en esta zona, giro hacia la derecha y comienzo la subida final a dicho pico.
Es una corta subida, de unos cincuenta metros de desnivel, siguiendo un estrecho sendero.
Casi arriba del todo entro en zona boscosa, el sendero se desdibuja y el ramaje de los árboles dificulta un poco mi progresión. Pero no es demasiado complicado y, en poco rato, alcanzo la cima. Estoy, ahora, en el Montfalgars (1.611 mts.). La cima tiene puesto un hito geodésico, medio oculto entre el arbolado que en esta zona es bastante exuberante.
Aquí me detengo un rato para comer algo y descansar.
Después comienzo el descenso por donde había subido.
Voy siguiendo el precario sendero, siguiendo las pocas señales rojo-amarillas que voy encontrando hasta llegar al punto en donde había dejado la pista que subía desde el Coll d,Ares.
Obviando la misma, prosigo sendero abajo. Es un sendero bastante marcado, pero no creo que pase mucha gente por el mismo. Las matas y el arbolado lo van encerrando en algunos tramos y tengo que ir esquivando algunos troncos y ramas.
En algún punto incluso tiende a perderse y tengo que ir con mucho cuidado.
Después de un rato de descenso llego a una parte más inclinada, en la cual el descenso es muy abrupto. Bajo en poco rato casi un centenar de metros.
En dos puntos tengo que abrir y cerrar convenientemente dos portillas de madera.
Bastante abajo el sendero da dos o tres revueltas entrando dentro de una zona de bosque de hayas muy tupido y, aquí, se torna más amplio.
Más adelante vuelve a estrecharse para, posteriormente, volverse a ampliar.
Tengo que decir que el recorrido que efectúo, en general, no es un itinerario fácil. He de vigilar bastante por donde paso y en algún punto tengo que volver atrás para ver si es posible que me haya desviado. Además, al caminar bajo el arbolado no puedo ver demasiado lejos y pierdo un poco la noción de la dirección.
Continúo siguiendo señales rojo-amarillas, pero en un determinado momento tengo dudas. Creo que estoy bajando demasiado. A pesar de todo continúo un rato más. En una cerrada curva de la estrecha pista que ahora estoy siguiendo veo un camino hacia la derecha que parece encaminarse a un posible collado. Entro en el mismo e intento seguirlo. Poco a poco se desdibuja y se va perdiendo. Cantidad de matorrales entorpecen mi progresión. Ya es seguro, no voy bien.
Vuelvo sobre mis pasos, pero ya en la pista no quiero descender más. Subo de nuevo por la misma y, una vez sobrepasado un corto tramo de sendero, llego a otro tramo de pista.
Ahora decido seguir este otro tramo de pista que tiende a subir un poco. Poco a poco sigo caminando y veo que tiene continuidad. Con gran alegría por mi parte alcanzo un punto en donde encuentro un cruce de caminos. Y lo mejor de todo es que el que va hacia la izquierda baja un poco hasta una especie de collado en el que veo una señalización.
Giro, pues, hacia la izquierda y alcanzo el collado. Es el collado conocido como Coll de Vernadell, situado a una altura de unos 1.370 metros. Desde este collado un sendero local desciende hacia el pequeño pueblo de Rocabruna.
Ahora avanzo por un amplio camino que resigue una dorsal en la montaña, encaminándose hacia unas pequeñas prominencias. Aquí la progresión es sencilla y agradable. Voy siguiendo otra precaria cerca metálica, avanzando por una zona bastante llana, el Pla de la Barraca.
Después de realizar algunas subidas y bajadas, de muy poca entidad, alcanzo un punto en el cual desciendo algo más. Estoy en otro collado, Coll Pregon, a 1.375 metros de alto. Posteriormente subo un poco y alcanzo una zona bastante llana y verde en cuya parte más alta un pequeño grupo de piedras marcan la cima. Estoy, ahora, en el Cim de la Clapa (1.402 mts.), también conocido como Puig de Cal Pubill.
Obviando ahora la zona de amplia cresta que desciende hacia el Coll de Malrem, me desvío hacia el este pasando por zonas de arbolado, descendiendo un poco hasta alcanzar un punto más elevado, bastante indefinido, a partir del cual la ladera se inclina más decididamente después de unos pequeños muros pedregosos. Estoy en el Roc del Tabal (1.373 mts.).
Enseguida comienzo el recorrido de retorno.
Voy de nuevo en dirección a la llanura superior del Cim de la Clapa y, desde aquí, regreso por la amplia zona de cresta que me lleva hacia el Coll de Vernadell.
Posteriormente subo un poco hasta encontrar la estrecha pista por la que había llegado aquí finalmente después de haberme extraviado antes un poco.
Como sea que la pista por la que había venido ahora desciende y tengo una nueva pista que, un poco más arriba, va en la misma dirección y en subida, tomo la misma.
Poco a poco se va complicando y se va tapando con matorrales, pero la puedo seguir. Ya algo más arriba llego a un punto donde encuentro señales rojo-amarillas y ya veo camino conocido.
Ahora se trata sólo de seguir el mismo en dirección al Montfalgars, ya de vuelta.
Paso bajo el tramo de hayedo y, en un determinado momento, un pequeño rebeco, o algo parecido, pasa a pocos metros de mí corriendo veloz. Me da un buen susto.
Intentando olvidarme del asunto sigo subiendo hasta alcanzar la zona de más desnivel, la cual subo sin demasiadas prisas.
Aunque creo que algún tipo de pista lateral me podría llevar hasta el Coll d,Ares sin subir de nuevo hacia el Montfalgars, pasando por una masía denominada Carlibà, como que no estoy seguro de encontrar la ruta correcta, opto por seguir el camino por el que había bajado, teniendo en cuenta que tampoco se trata de salvar un desnivel muy grande.
Pasada la zona de más pendiente entro en una zona más fácil y acabo llegando al costado de la pista por la que antes había subido, cerca de la caseta de telecomunicaciones.
Anteriormente no lo había visto pero, un poco antes de llegar a la pista, veo ahora una pequeña puerta en la alambrada que entra en un estrecho y corto sendero que me deja enseguida en dicha pista.
Ahora se trata solo de descender por la misma hasta el Coll d,Ares donde tengo el coche.
Llego al mismo después de unas cinco horas y cuarto más o menos de recorrido. El desnivel no ha sido muy grande pero la caminata ha sido muy entretenida y algo perdedora.
Saco algunas fotos de este collado fronterizo y comienzo el regreso hacia Mataró.

Más información de Pic de Montesquiu  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo