544 montañeros on-line

(11,288 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Pic de les Planes (2787 m) por PITOTE -- 17/06/2017
Vía: (Coma del Forat-Pleta de les Planes) --
(282 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 12
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Pic de les Planes  (2787 metros)
null
null
Con la idea de acabar de recorrer los picos andorranos que todavía me quedan por la zona de Vallnord-Arcalís, he subido de nuevo hasta este pequeño país con la idea de subir al Pic de les Planes y al Pic de les Fangasses, que se encuentran en el cordal que va desde el Pic de Tristaina al Pic de Font-Blanca.
La verdad es que el Pic de les Planes me ha resultado más problemático de lo que me esperaba y he tenido que dejar el Pic de les Fangasses para otra ocasión.
Según había leído en el libro sobre montañas de Andorra de Manel Figuera y Alfons Brosel, el Pic de les Planes tiene todas sus laderas abruptas y no tiene ninguna ruta de acceso fácil. Hacia el norte, una alta ladera pedregosa cae casi en vertical sobre los Estanys de l,Arbella. A este y oeste del mismo hay varios pasos de II bastante expuestos y verticales. Es solamente la vertiente sureste la que es bastante fácil, rápida y directa, con el único inconveniente de la gran inclinación de sus largos y herbados contrafuertes.
Hecha esta introducción, diré que, también siguiendo explicaciones del libro comentado, he decidido salir desde el Forat de la Coma, al final de la carretera de Vallnord-Arcalís, a una altura que ronda los 2.200 metros.
Una vez preparado, sobre las nueve de la mañana, comienzo mi andadura en dirección a los Estanys de Tristaina, por el mismo camino que muchos otros caminantes y turistas utilizan para ir a visitar estos lagos.
En unos veinte minutos llego al collado anterior a la zona de lagos.
A partir de aquí sé, según el libro-guía, que tengo que rodear el Estany Primer por su parte norte y descender hasta su desagüe. De todas maneras, observo que por su otro costado también un marcado camino se dirige al mismo sitio.
Para hacerlo lo mejor posible yo sigo a rajatabla las indicaciones del libro y rodeo, después de realizar un abrupto descenso de unos cincuenta o sesenta metros, dicho lago. Tengo que decir que en el descenso me cruzo con una serpiente, de algo más de medio metro, que me da un buen susto.
Una vez en el redondo y azulado lago voy hacia su desagüe y, en el mismo, puedo observar cómo viene a cruzarse con el que yo vengo el camino que había visto por el otro costado, el cual atraviesa la salida de aguas por un puente de madera.
Ahora, y de nuevo según el libro, he de llegar a un paso expuesto y estrecho en el que hay que vigilar los hitos. La verdad es que o yo me lié mucho o no había ningún hito ni siquiera trazas de camino.
Desciendo un tramo hacia una zona llana que veo debajo. Pero viendo que bajo en exceso, comienzo a subir de nuevo algo más adelante en busca de lo que yo creo una zona llana superior.
Aquí lo paso realmente mal. La inclinación es muy fuerte y toda la ladera está cubierta de grandes matas de hierba, en algún punto con algunos regueros de agua. La verdad es que todo es bastante resbaladizo y nunca acabo de llegar a la parte superior. No sé si lo mejor hubiera sido descender del todo, pero la zona es muy escabrosa y de muy mal traspasar.
Al final alcanzo la zona más alta y la inclinación disminuye. Intento observar si encuentro trazas de algún camino o senda, pero es en vano.
Avanzo como puedo en dirección a algunas zonas llanas que veo más adelante. Después de haber invertido casi hora y media en un recorrido no demasiado largo llego a las mismas. Estoy, supongo, en la Pleta de les Planes, situada a una altura aproximada de unos 2.280 metros.
Camino un rato más y, al cabo de un rato, observo a dos montañeros que se acercan a mí por la derecha. Al poco rato llego al camino por el que vienen, señalizado con puntos amarillos, y cuando nos encontramos me comentan que van hacia el Estany Esbalçat, o sea que ahora ya voy en la dirección correcta.
Aunque quería comenzar por el Pic de les Fangasses, al que debería subir por el otro costado del Estany Esbalçat, como que no estoy demasiado animado pienso en, como mínimo, subir a uno de los picos que me había propuesto y esperar a ver.
Como que el que me queda más a mano es el Pic de les Planes, es éste por el que me decido.
Un poco antes de llegar al Estany Esbalçat abandono el camino que seguía y subo a un pequeño collado cercano.
Arriba del mismo ya observo el Estany Esbalçat en toda su magnitud, así como la larga ladera de ascenso al Pic de les Fangasses. Yo creía que este lago sería más pequeño pero la verdad es que me parece inmenso.
También observo, recortado, entre el Pic de les Planes y el de les Fangasses, el Port del Estany Esbalçat, situado encima del lago del mismo nombre.
Ahora estoy más o menos en la parte baja de un largo contrafuerte que desciende prácticamente desde la cima del Pic de les Planes, con mucha verticalidad.
Comienzo a remontar dicho contrafuerte, casi totalmente cubierto de hierba. A medida que voy subiendo cada vez se endereza más. Evidentemente, no hay camino ni hitos de ninguna clase.
Hacia la mitad aproximadamente de la subida tiendo a ir hacia la izquierda en busca de una zona algo rocosa y penetro en una amplia canal, avanzando entre algunos bloques de piedra y tramos de hierba.
Aquí, y aunque parecía que la ladera por la que subo no podía inclinarse más, la verticalidad aumenta de nuevo.
Tengo que ir descansando de tanto en tanto apoyándome en algún punto algo llano, siempre cuidando de agarrar fuertemente mi mochila y todo lo que saque de ella, por miedo a que no baje ladera abajo.
Un poco más arriba la pendiente parece apaciguarse algo. Además, como que la ladera se vuelve más ancha, intento ir faldeando de costado a costado para evitar un poco el acentuado desnivel.
Después de más de tres cuartos de hora de empinada subida alcanzo una zona bastante llana, casi cerca de la cima.
Ahora, andando un rato más, llego a la misma. Estoy, felizmente, en la cima del Pic de les Planes (2.787 mts.), cima muy alargada formada por una atormentada sucesión de puntas pedregosas.
Me siento un buen rato a descansar y a sacar fotos a todos lados. Aprovechando que estoy en suelo firme también me dedico a comer un poco.
Después de un buen rato en la cima comienzo el descenso.
A medida que he ido subiendo me he ido fijando en determinados puntos estratégicos ya que tenía la sensación de que la subida que realizaba era la menos complicada posible y que cualquier variación sobre la misma en el descenso podría acarrearme serios problemas.
Es por eso que intento seguir fielmente el mismo recorrido que en la subida y creo que lo consigo. De todas maneras el descenso no es tampoco fácil. Tengo que asegurar constantemente los pies en el suelo y vigilar bien donde me apoyo.
Después de un buen rato de descenso llego a la zona más acanalada y rocosa que, aunque vertical, tiene más puntos en donde apoyarse.
Posteriormente alcanzo, ya bastante abajo, una zona menos inclinada y, después y en poco rato, me sitúo encima del collado en el que había comenzado la vertical ascensión.
Después de descender del Pic de les Planes, como antes he comentado, tenía la idea de atravesar al otro costado del Estany Esbalçat y comenzar a subir hacia el Pic de les Fangasses, que tiene una menor altura y menos inclinación, es decir es de más fácil ascenso. Pero después de la complicación que he tenido una vez he sobrepasado el Estany Primer y de la fuerte subida efectuada ahora, decido dejar el asunto para otra ocasión.
Ahora, comienzo el regreso.
Como que no me apetece ni mucho menos pasar por la zona por la que había venido, una vez en el camino comienzo el recorrido en sentido contrario, pero teniendo muy clara la idea de que iré hasta su final vaya a donde vaya.
El sendero va descendiendo poco a poco, por zona de pastos, con tendencia a ir en dirección hacia la zona de Vallnord-Arcalís.
A partir de un determinado punto comienza un descenso bastante fuerte en busca de la parte baja de un torrente que se desprende de los lagos superiores.
Hacia la mitad de la bajada veo unas precarias trazas de sendero que parecen seguir de frente, y posiblemente más recto, en lugar de ir hacia abajo como hace el camino marcado.
De todas maneras ya no quiero más inventos y prefiero ir a lo seguro.
Al final, casi abajo, cruzo una zona de altos matorrales en donde el sendero se desdibuja, pero la dirección es muy clara.
Ya abajo llego a una pequeña presa frente a la cual el torrente baja más remansado y me permite cruzarlo. Aunque el camino gira hacia la izquierda y sigue bajando, yo veo a mi derecha lo que en invierno debe ser una pista de esquí, y comienzo la subida por la misma hasta alcanzar, después de subir algo más de un centenar de metros, la carretera que se dirige hacia el aparcamiento del Forat de la Coma.
Ahora sigo dicha carretera hasta su final, en donde tengo el coche, cuando son las dos y media aproximadamente.
Ha sido una salida rara y complicada, pero al final quedo relativamente contento de la ascensión conseguida. Al final he sacado la conclusión de que es, seguro, mucho mejor el ascenso a esta montaña desde las Bordas del Castellar, pasando por el Estany Esbalçat.
Me arreglo y vuelvo de regreso a Mataró.


Más información de Pic de les Planes  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo