511 montañeros on-line

(11,459 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Librería

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Puig de les Cibaderes (1449 m) por PITOTE -- 23/06/2020
Vía: (Collada de Bracons-Collet dels Clivillers) --
(53 visitas)
  • Hora de salida: 8
  • Hora de llegada: 11
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Puig de les Cibaderes  (1449 metros)
Croquis básico de la excursión:

Collada de Bracons, 1.130 mts.-Puigsacalm Xic, 1.491mts., 1,30 horas
Puigsacalm Xic, 1.491 mts.-Puigsacalm, 1.515 mts., 0,15 horas
Puigsacalm, 1.515 mts.-Puig dels Llops, 1.486 mts., 0,25 horas
Puig dels Llops, 1.486 mts.-Puig Corneli, 1.355 mts., 0,40 horas
Puig Corneli, 1.355 mts.-Puig de les Cibaderes, 1.449 mts., 1,00 horas
Puig de les Cibaderes, 1.449 mts.-Tossell Gros, 1.461 mts., 0,30 horas
Tossell Gros, 1.461 mts.-Tossell Xic, 1.408 mts., 0,25 horas
Tossel Xic, 1.408 mts.-Roca del Corb, 1.323 mts., 0,20 horas
Roca del Corb, 1.323 mts.-Collada de Bracons, 1.130 mts., 0,20 horas

Hoy he ido a realizar una ruta por el Puigsacalm, más o menos circular, ya que he ido por un sitio y he vuelto por otro, recorriendo algunas cimas intermedias. Ha sido una mezcla un poco extraña. Para ello he salido de la Collada de Bracons, punto normal para el ascenso a esta montaña. Este collado está situado a unos 1.130 metros de alto.
Dejo el coche en dicho collado, me arreglo y comienzo a caminar cuando pasa muy poco de las ocho de la mañana. Atravieso la carretera y subo por el roquedo inicial característico y lleno de grietas que permite alcanzar, en poco rato, el marcado sendero de ascenso hacia lo alto de la montaña, justo al costado de un poste con indicaciones. Después, prosigo por este sendero, muy hollado y siempre muy transitado, ya que es una ruta sencilla y habitual de muchos montañeros. A la vez que sendero local, durante un buen tramo es el GR151.1. Después de un buen rato de andadura llego a un collado, la Collada de Sant Bartomeu, situado a unos 1.245 metros de altura. Aquí, un sendero sigue de frente y otro va hacia el oeste, en dirección a la pequeña Serra de Curull. El camino del Puigsacalm se dirige hacia la derecha, en dirección noreste. Atraviesa después unos magníficos bosques de altas hayas, sobrepasando algunas torrenteras. Es un camino magnífico, fácil de recorrer y muy fotogénico. En general llanea durante mucho rato.
Bastante más adelante, inicio un ascenso algo más pronunciado y ya puedo escuchar el murmullo del agua que desciende por una estrecha torrentera cercana. Después, en poco rato, llego a la Font Tornadissa, fuente también muy conocida entre los excursionistas. La abundancia de lluvias de hace unos días ha hecho que, además del agua que sale por la cañería, cantidad de la misma rezume por encima de la fuente y por todos sus alrededores. Está el sitio completamente húmero y fangoso. Pongo un poco de agua a mi botella y continúo el ascenso. Al cabo de un rato salgo de la zona de bosque. Comienzo a subir por un tramo de prados, con abundantes y altas hierbas, hasta llegar a una pista. Atravieso la misma y el sendero continúa por el otro costado. Avanzo ahora por rastros de senda marcados en la hierba ya que todo el rato transito sobre la misma. Algo más arriba, llego a otra pista, justo cerca de otro collado, el Collet del Ferrer, a unos 1.385 metros de alto. Avanzo por esta pista hasta un punto en donde dejo la misma y comienzo a recorrer un sendero que sube casi paralelo a ella, por la zona denominada Els Clivillers. Un poco más adelante este sendero entra en zona de bosque, a través de una portezuela de madera, y se vuelve más amplio. Al cabo de un rato más alcanzo otro collado, el Collet dels Clivillers, a una altura de unos 1.430 metros, confluencia de caminos. Hacia el sureste, y en descenso, otro sendero se dirige hacia el Puig Corneli y la ermita de Santa Magdalena del Mont, por el denominado Camí del Pas dels Burros. Es por este camino por el que yo quiero regresar.
De momento, sigo de frente. En poco rato llego a las inmediaciones del Puigsacalm Xic. Dejando el sendero principal subo por la vía directa entre el arbolado a la redondeada cima que tengo enfrente. Es una subida corta, a través del bosque. Enseguida alcanzo su parte más alta. Estoy en el PUIGSACALM XIC (1.491 mts.), sencilla y verde cima desde la que se observa, perfectamente recortado, el Puigsacalm.
Desciendo por el otro costado, por trazas de camino. Al cabo de un rato, tras recorrer un buen tramo bastante llano con mucho arbolado, en un punto en donde hay un pequeño botiquín sobre un palo de madera, dejo el camino principal, que rodea el Puigsacalm por su izquierda, y cojo otro sendero, también muy marcado, que, con bastante inclinación, inicia la subida final hacia dicha cima. Es una subida dura, aunque agradable. La zona cimera siempre está a la vista. Tras algunos resoplidos por mi parte, llego a la misma. Estoy, ahora, en el PUIGSACALM (1.515 mts.). En la cima están una gran base de cemento, con un hito geodésico sobre la misma, una estética cruz y un palo metálico con una bandera catalana. Como otras veces que he estado aquí, el viento sopla con bastante fuerza. Descanso un poco y, sentado en la parte de la montaña en la que no da demasiado el viento, descanso y como un poco. Después, saco algunas fotos y sigo hacia el otro costado.
Comienzo ahora un corto descenso y entro después en otra zona de bosque. Cuando salgo de esta zona el camino comienza a llanear entre altas matas verdes. Al final, tras un corto descenso, llego a un claro. A partir del mismo, un pasillo rocoso y algo inclinado me lleva hasta la bonita cima del PUIG DELS LLOPS (1.486 mts.). En la misma, en un palo de hierro está sujeta una bandera catalana. Como curiosidad, en su base, están un grupo de piedras pequeñas y redondeadas que llevan escritos recuerdos en memoria de algún fallecido por la zona. Después de las fotos de rigor vuelvo sobre mis pasos.
Acabado el descenso llego al camino que proviene del Puigsacalm. Desde aquí, hacia la derecha, se inicia otro sendero que comienza un alargado descenso y se dirige hacia el Coll de Joanetes. Al principio es una zona muy amplia de descenso, hasta que llego a un punto en donde tengo que girar totalmente hacia la derecha y entrar en un estrecho camino. Este camino es una maravilla. Pasa por zonas muy agradables, fotogénicas y semicolgadas. En algunos tramos incluso hay algunos artilugios para facilitar el descenso, en general son escalones de hierro clavados en la roca. Poco a poco me voy acercando al collado. En un determinado punto, en una laja lisa de roca muy inclinada hacia la zona de valle inferior, hay una cadena de hierro a modo de pasamanos, necesaria en caso de que el suelo esté húmedo. Finalmente, tras un tramo final de vertiginoso descenso por zonas de roquedo, llego al Coll de Joanetes, a unos 1.290 metros de altura aproximadamente. También se le conoce como el Coll dels Ganxos.
Desde el mismo se inicia el sendero por el que después quiero regresar, el Camí del Pas dels Burros. Hacia el otro costado, otro sendero marcha en dirección a Santa Magdalena del Mont y otro más a la derecha va hacia el Puig Corneli. Yo cojo el del Puig Corneli y volveré por el otro. Resigo este sendero, en suave subida. A la entrada del sendero que baja por la Canal dels Ganxos Nous veo un letrero que prohíbe el descenso por la misma debido a alteraciones en los equipamientos de dicho itinerario. A partir de un cierto punto, viendo que me alejo de la cima, ya que el camino va hacia una cercana zona de antenas, subo por la vía directa por una ladera de altas hierbas. Tras pelearme un poco con la vegetación llego a la zona alta de la montaña, al costado de un hilo de alambre, cerca de la cima. Al final, recorro un tramo de roquedo durante un rato hasta llegar, enseguida, a la cima del PUIG CORNELI (1.355 mts.), un enorme mogote rocoso, con soberbias vistas. Saco algunas fotos y, después, comienzo a descender por la ladera contraria en dirección a la ermita de Santa Magdalena del Mont.
Es un descenso directo, por nuevas zonas herbadas, algo inclinadas. Después de un buen rato de descenso llego al costado de la edificación. Santa Magdalena del Mont es una ermita documentada desde el año 998, que tuvo antiguamente rango de priorato, con canónigos del orden de Sant Agustí. Se modificó en el siglo XVIII, pero conserva el ábside y la vuelta semicircular de la primitiva iglesia románica. A su lado, aprovechando una antigua casa de campo, se ha habilitado el refugio de montaña Emili Triadú, sin demasiada capacidad, pero con una zona libre a un costado. Saco algunas fotos del sitio y comienzo a regresar.
La vuelta la realizo siguiendo una pista que, desde la ermita, va en dirección izquierda. Paso por lugares de gran belleza y, hacia su mitad, paso por encima de la Font de Santa Magdalena, que queda algo por debajo y no llego hasta la misma. Al cabo de un rato más llego a un marcado cruce. La pista, hacia la derecha, desciende en dirección al pueblo de Sant Privat del Bas y, por un sendero, un poco más adelante, hacia otra ermita, Les Olletes. Hacia la izquierda, otra pista, más precaria, se dirige hacia el Coll de Joanetes. Yo tomo esta. Un poco antes del collado se transforma en sendero. Después, llego enseguida a dicho collado. Ahora, desde el mismo, tomo el sendero que va hacia la izquierda, el Camí del Pas dels Burros. Es otro sendero interesante, poco recorrido, que avanza por las partes bajas de la montaña dando un sinfín de revueltas, amoldándose al terreno. Al cabo de un rato paso por una zona de roquedo un poco complicada, colgada del abismo. Una cadena permite su recorrido con garantías, ya que la caída es grande. Posteriormente, prosigo por el mismo, recorriendo, en general, zonas de bosque y algunas, pocas, zonas herbosas. Mientras recorro este sendero puedo observar en las alturas las altas paredes orientales tanto del Puigsacalm como del Puigsacalm Xic. Atravieso bastantes zonas húmedas, con algunos regueros de agua. En un punto determinado tengo el disgusto del día. Resbalo en una roca, sin peligro alguno, pero con la mala suerte de que caigo encima de mi cámara de fotos con el objetivo abierto. Queda inservible, destrozada. Por más que intento abrir y cerrar, forzándolo, el objetivo, éste ha quedado clavado. Un disgusto por mi parte. A partir de ahora no tendré más remedio que utilizar el móvil para sacar fotografías, que yo soy mucho de fotos. Prosigo, con algunas subidas y bajadas intermedias, hasta llegar cerca del Collet dels Clivillers que intuyo algo más arriba. Un poco antes llego a un punto en donde el sendero se pierde un poco y tengo algunos problemas. Después de ir hacia un lado, hacia otro, de descender un poco, de subir, al final, tras un tramo de ascenso por zonas enmarañadas, llego al camino. Prosigo un rato más, en fuerte subida, hasta llegar definitivamente al ansiado collado.
Desde el mismo, voy hacia la izquierda. Salgo, por la puerta de madera, del bosque y, ahora, en lugar de regresar por donde había venido, voy de frente hacia un tramo de pista. Este tramo de pista es bastante reciente, antes era sendero. Está arreglada para trabajos forestales. Sigo por la misma, en algún punto con dificultades ya que hay troncos y ramas tiradas por el suelo que impiden un poco el paso, hasta llegar a una verde elevación. Subo directamente hasta la misma, un pequeño promontorio herboso. Estoy en la cima del PUIG DE LES CIBADERES (1.449 mts.). Desciendo por donde he subido, reencuentro la pista y sigo por la misma. Al cabo de un rato se convierte en estrecho camino. Sigo el mismo hasta un punto en que encuentro una senda a mi izquierda que se encamina hacia lo alto del Tossell Gros. Es un ascenso algo largo, fácil. Al cabo de un rato alcanzo el punto cimero. Estoy, ahora, en la cima del TOSSELL GROS (1.461 mts.). En esta cima está puesto un palo de hierro, de nuevo con una bandera catalana en lo alto, del que cuelgan un pesebre hecho con cubiertos y una especie de mochila metálica. Además, tiene unas vistas fantásticas. Saco algunas fotos y desciendo por el mismo sitio.
Resigo de nuevo el camino y, al cabo de un rato, llego a una escueta elevación. Una corta subida me deposita en su cima. Es la cima del TOSSELL XIC (1.408 mts.). Bajo de nuevo al sendero. Al cabo de un rato comienza la parte más divertida del descenso. Es un tramo donde verticales roquedos se alternan con verdes y llanas zonas herbosas. Además, en la mayoría de zonas rocosas hay puestos bastantes artilugios para facilitar la progresión. Cadenas, escalones de hierro y algunas escaleras de madera, prácticamente durante todo el recorrido. Como curiosidad, en este tramo arreglado, me cruzo con un par de excursionistas que, cuando pasan a mi lado, observo que son una pareja de japoneses. Ver para creer. Acabada la zona heavy llego a otra pequeña elevación. Subo a la misma. Estoy, finalmente, en la cima de la ROCA DEL CORB (1.323 mts.).
Lo que me queda ahora, además de bastante inclinado, es ya muy fácil. Al cabo de poco tiempo llego al camino principal de ascenso al Puigsacalm. Me incorporo al mismo. El calor ya aprieta bastante y casi no llevo agua. Afortunadamente, el tramo que me queda hasta el Coll de Bracons es muy corto. En no demasiado tiempo llego al mismo. Desciendo por el roquedo final hasta la carretera y llego al coche. Me arreglo un poco y voy a comer a Mataró.
Ha sido un recorrido de casi cinco horas y media de duración, con un desnivel total acumulado de unos setecientos metros.


Más información de Puig de les Cibaderes  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo