199 montañeros on-line

(11,443 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Roca del Gringol (1176 m) por PITOTE -- 02/11/2019
Vía: (Prades-Coll del Bosc-Coll del Serafí) --
(112 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 11
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Roca del Gringol  (1176 metros)
Croquis básico de la excursión:

Prades, aparcamiento, 930 mts.-Punta de les Catalanes, 1.157 mts., 1,10 horas
Punta de les Catalanes, 1.157 mts.-Tossal de la Baltasana, 1.202 mts., 0,30 horas
Tossal de la Baltasana, 1.202 mts.-La Moleta, 1.197 mts., 0,35 horas
La Moleta, 1.197 mts.-Roca del Gringol, 1.176 mts., 0,25 horas
Roca del Gringol, 1.176 mts.-Prades, aparcamiento, 930 mts., 1,30 horas

Hace unos días estuve recorriendo la parte oriental de las Montañas de Prades, algunas de sus sencillas cimas más importantes, la Mola d,Estat especialmente. Hoy he ido a la zona occidental de dichas montañas, partiendo para mi andadura del pueblo de Prades.
Prades es una pequeña población de unos seiscientos habitantes y está situada al sudoeste de las Montañas de Prades, a las que da su nombre. Llego hasta la misma pasando por Montblanc y recorriendo después algunos núcleos de población más pequeños. En un pequeño aparcamiento a la entrada del pueblo dejo el coche. Me arreglo convenientemente y comienzo a caminar alrededor de las nueve de la mañana, sobre una altura aproximada de unos 930 metros.
Al principio me cuesta encontrar el GR171 por el que tengo que subir hasta el Coll del Bosc. Encuentro a tres personas que van caminando y les pregunto por dicho collado. Me dicen que ellos van hacia allí y me indican la dirección a seguir. Al cabo de un buen rato de recorrer algunas de las calles de las afueras de la población llego a la entrada a un bosque de encinas y, enseguida, comienzo a encontrar las marcas de sendero de gran recorrido. Después, voy siguiendo un estrecho sendero, algo maltrecho por las lluvias de hace unos días y con la señalización no excesivamente clara, pero que me permite ir subiendo por el mismo, aunque prestando bastante atención. Es un sendero muy agradable, que atraviesa el arbolado y algunas zonas de roquedo. En un tramo del mismo paso al costado de unas enormes rocas, bastante altas y verticales. Es el punto conocido como Els Colomers. Después de un buen rato de ascensión llego a una pista que viene por el costado derecho, desde una gran balsa cuadrada, la Bassa de la Font de la Salut. Me incorporo a la misma y la voy siguiendo, en suave subida y siempre a la sombra. Más o menos a mitad del ascenso atravieso el Coll de la Foguina, collado situado a unos 1.080 metros. Prosigo después con la misma tónica de recorrido, aunque un poco más llano, hasta llegar al Coll del Bosc, éste más importante y que está a una altura de unos 1.090 metros. Un poco antes he encontrado la entrada al sendero de ascenso por la zona oeste al Tossal de la Baltasana, que, de momento, dejo.
Una vez en el Coll del Bosc voy hacia la izquierda un corto tramo. Dejo a mi derecha una nueva pista que baja por la ladera del Solà del Bosc y, un poco más adelante, encuentro un camino bastante amplio por el que prosigo. Está muy estropeado, erosionado por el agua de la lluvia. Un poco después, otro ramal se dirige hacia la izquierda. Yo sigo por este último. Va subiendo por la ladera oriental de la Punta de les Catalanes, entre espeso arbolado. Algo más arriba dejo este camino y marcho, sin senda de ninguna clase, hacia el oeste, entre el bosque. Sobrepaso algunos tramos de piedras y abundante arbolado. Sin más complicaciones alcanzo la parte más alta de la montaña, amplia e indefinida. Estoy en la cima de la PUNTA DE LES CATALANES (1.157 mts.). Apenas hay vistas de ninguna clase. Saco alguna foto de la redondeada zona y regreso por donde he venido.
Después de recorrer de nuevo el tramo de bosque, ahora en descenso, llego al camino pedregoso. Sigo el mismo hasta el primer cruce y, después, prosigo el descenso hasta llegar de nuevo al Coll del Bosc, en el que está un gran depósito de agua con paredes de piedra y cemento. Desde este collado tomo un tramo de la pista por la que había llegado hasta alcanzar la entrada al camino de ascenso al Tossal de la Baltasana. Comienzo a subir por el mismo, al costado de altos pinos y por una zona muy agradable, aunque sombría. Bastante arriba alcanzo una zona más llana, a partir de la cual el sendero gira hacia el noreste, llaneando un corto tramo. Finalizada la zona llana da un giro hacia la derecha, al mismo tiempo que la inclinación aumenta mucho. Después, da varias lazadas cortas hasta llegar al costado de la zona cimera de la montaña. Una corta subida final me deposita en la cima del TOSSAL DE LA BALTASANA (1.202 mts.), también denominado La Baltasana o La Torre. La cima, en la que hay una caseta con un repetidor, tiene puesto un hito geodésico de cemento sobre una alta base de obra. Frente a este hito geodésico está una mesa redonda de piedra, con algunos grabados en la misma. Al otro lado, sobre una roca, está una especie de veleta de hierro con los puntos cardinales y el símbolo de la paz, en forma de paloma. En la roca, pegado a la misma, está una placa con el nombre de la cima y su altura. Saco abundantes fotos, descanso un rato y como un poco. Después, prosigo por el otro costado de la cima. Desde mi salida estoy recorriendo todo el rato el GR171.
Comienzo el descenso por el otro lado siguiendo un camino muy amplio, en algún tramo cementado. Después de dar dos o tres cerradas curvas llego a la pista que viene del Coll del Bosc. Comienzo a seguir la misma, hacia la derecha. Bastante más adelante, la pista da un giro importante también hacia la derecha. Voy siguiendo las indicaciones de las Coves del Pere y la Roca del Gríngol. Voy un buen rato en descenso. Bastante abajo, la pista vira hacia el norte y, enseguida, encuentro un indicador que marca la entrada a las Coves del Pere. Un estrecho sendero me deja en poco rato frente al curioso lugar. La cueva principal tiene aproximadamente una anchura de unos quince metros y una altura de cinco. Su profundidad es de unos diez o doce metros. Había existido una pared que la tapaba, con una puerta de acceso, hoy en día muy deteriorada. En la parte oeste se conserva una portalada con una arcada de piedras. Además, frente a la misma, hay restos de algunos muros. El roquedo es de un color marrón claro y tiene una altura considerable. Saco abundantes fotos del sitio y, después, regreso a la pista. Ahora, voy hacia la izquierda hasta llegar a una cerrada curva en la que hay algunas indicaciones. Del otro costado de la curva sale un sendero que, según mi plano, se acerca a la Roca del Gríngol. Tomo el mismo. Al cabo de un rato llego a un colladito. Desciendo un poco y encuentro una especie de entrada al bosque hacia la izquierda. Me interno en el arbolado y voy subiendo por una zona bastante despejada, buscando siempre el mejor punto de paso. Bastante arriba el recorrido se vuelve más confuso y algo complicado. Finalmente alcanzo la parte más alta del terreno. Estoy en la cima de LA MOLETA (1.197 mts.). La cima no es demasiado definida. En un determinado punto de la redondeada zona cimera encuentro una especie de viga de cemento enterrada en el suelo, que sobresale unos treinta o cuarenta centímetros, similar a algunas que ya he visto en algún otro punto del recorrido. Aquí saco algunas fotos de cima, sin prácticamente visibilidad alguna. Después, vuelvo por el mismo itinerario, más o menos, por el que he llegado.
Llego de nuevo a las cercanías del colladito por el que había pasado antes. Tomo de nuevo el sendero y voy en dirección izquierda, descendiendo un poco. Llego, después, a otra pista. Encuentro algunas indicaciones pero ninguna habla de la Roca del Gríngol. Fiándome de mi intuición y mirando bien mi mapa, dejo la pista y voy hacia la derecha, internándome de nuevo en zona de bosque. Subo hasta una elevación cercana, por zonas algo espesas de vegetación. Finalmente llego a un punto en el que ya puedo observar una enorme roca vertical con un palo de hierro sobre la misma. No hay duda alguna. Es la ROCA DEL GRÍNGOL (1.176 mts.). Es un sitio también curioso. La roca es muy alta y esbelta, y prácticamente inexpugnable. Supongo que la única forma de ascender a la misma es mediante escalada. A su lado está otra enorme roca más baja y cuadrada, con un pasillo entre ambas. Saco algunas fotos de este agradable rincón y desciendo de nuevo hasta la pista.
Ahora la sigo en sentido contrario. Cuando llego al sendero por el que había llegado resigo también el mismo hasta llegar de nuevo a la curva de la pista principal. Enseguida encuentro señalizaciones que me marcan el regreso hacia Prades. Comienzo a seguir la pista en descenso. Es una pista algo mala, bastante deteriorada. Algo más adelante paso cerca de una casa, el Mas de l,Espasa, que parece habitada, y, bastante después, paso al costado de la Font de la Bassa del Celestino, corta cañería que vierte un hilo de agua a un pequeño estanque cuadrado. Voy recorriendo el Torrent de la Font dels Pobres, por debajo de la ladera del Coster de la Gallisana. Bastante abajo cruzo el torrente y, al cabo de poco rato, llego al Coll del Serafí, a unos 1.050 metros de altura, en el que hay también una balsa con agua para la extinción de incendios. Después de la zona llana de los Plans del Gendral comienzo un descenso más abrupto. Más abajo todavía, la pista da un giro hacia la derecha y llanea un rato. Es la zona del Pla de les Freixes. Más adelante comienzo a observar unos acantilados rojizos, de rocas muy altas y verticales, una de ellas muy vistosa. Es, supongo, la zona denominada Roca dels Corbs. Al cabo de un rato más de progresión la pista termina de golpe, justo a la entrada de un estrecho sendero. Tomo el mismo y lo voy resiguiendo en dirección a la ermita de l,Abellera. Este tramo de sendero es uno de los mejores que acabaré recorriendo hoy. Está muy marcado y es de una singular belleza. Después de un buen rato de andadura por el mismo llego a la comentada ermita. Un corto sendero hacia la derecha, con unas barandas de madera, lleva hacia la misma. Su puerta de entrada, cerrada, está al costado de una roca, de nuevo rojiza, y a un lado de la misma hay un muro de piedras con una barandilla de hierro. Como que es un lugar interesante y está cerca ya de Prades, encuentro aquí a bastante gente. Parece ser que dicha ermita data del año 1.570 y su nombre se debe, al parecer, a que, según la tradición, un pastor encontró la imagen de la Virgen rodeada de colmenas cuando iba a buscar miel. Yo saco algunas fotos del sitio y continúo mi camino.
Hacia el otro costado subo unas escaleras de piedra, arregladas para llegar a la ermita desde el cercano Pla de l,Abellera, al que se puede llegar en coche. Continúo, después, por un sendero conocido como Camí Vell de l,Abellera hasta llegar al Coll de Sant Roc, sobre los 1.020 metros de altura. Frente al mismo está la pequeña ermita de Sant Roc, a la que saco también algunas fotos. Continúo por el Camí Vell de l,Abellera hasta un punto en el cual el mismo cruza la pista de acceso al Pla de l,Abellera. Prosigo, en descenso, al costado de unos campos de labor. Más adelante cruzo un sencillo torrente, el Barranc de les Comes y, enseguida, comienzo a encontrar algunas calles de las cercanías de Prades. Un poco más adelante llego a una nueva ermita, ya casi dentro del pueblo, la ermita de Sant Antoni, parecida a la de Sant Roc, con un pequeño lugar de descanso, con bancos, cerca de la misma. Después, giro hacia la izquierda y ya me interno en las calles de la población. Finalmente acabo llegando a la carretera que pasa por el pueblo, cerca de la iglesia de Santa María, de estilo gótico, frente a la cual está una cruz de término del siglo XIII. Ya sólo me queda andar un tramo de carretera hasta llegar a la zona de aparcamiento en donde tengo el coche. Llego al mismo después de poco más de cuatro horas de agradable e interesante recorrido. Calculo el desnivel acumulado total en cerca de unos quinientos metros.
Me arreglo y regreso hacia Mataró.

Más información de Roca del Gringol  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo