364 montañeros on-line

(11,361 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Tossa d´Alp (2531 m) por Bucuesa -- 09/05/2018
Vía: (Aparcamiento de la Masella, Pista de la Plana, La Pleta, Pla de la Corda y Dos Estaciones. Descenso a l Pla de la Corda y Aparcamiento de la Pia.) --
(141 visitas)
  • Hora de salida: 9
  • Hora de llegada: 14
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Esquí Montaña
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Ver panorámicas
Cargando...
Loading


Tossa d´Alp  (2531 metros)
Mapa de la Tosa de Alp  procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
Mapa de la Tosa de Alp procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
TOSA DE ALP DESDE LA MASELLA.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Hay proyectos que por unas cosas u otras se van quedando sin realizar. Casi siempre es el tiempo quien lo impide y así había sido con la Tosa de Alp. A finales de Marzo no fue posible y ahora casi a mediados de Abril, cuando ya el “asado” estaba completamente quemado pues las estaciones había cerrado todas, algunas hace casi un mes, el finde se había malogrado y ya ni pensaba en el asunto aparecen unos días meteorológicamente primaverales y nos vamos a lo que salga con la intención inquebrantable de disfrutar a cualquier precio.
Son casi las diez menos cuarto del 9 de Mayo de 2018 cuando comenzamos a foquear armados de inquebrantable paciencia, pues todo puede hacer falta.
Ayer nos vinimos de Tiana a Rives de Freser y esta mañana hemos subido Tosas, hemos pasado por la Molina entre los ánimos de mi chica que no ve nieve por ningún lado y tras algún lío hemos llegado, al fin, al Pla de Masella donde hemos aparcado a 1630 metros de altitud. Todo el aparcamiento para nosotros.
La estación cerró el día 1 de Mayo y no sabemos qué ha pasado con la nieve pues la zona inferior de la estación está absolutamente limpia.
Pretendemos describir una ese ascendente con objeto de conocer la estación y para ello partiremos primero al sudoeste para atravesar toda la estación en una diagonal al sudeste y terminarla con otra diagonal de nuevo al sudoeste.
Nos pretendemos guiar con los arrastres suponiendo que las balizas de las pistas estarán retiradas pero nos llevamos una agradable sorpresa cuando comprobamos que en Masella tienen los cañones acartelados con el nombre de la pista y así, en todo momento, sabemos dónde nos encontramos.
No hay nieve en las pistas y menos fuera, así que hay que portear por pista hasta que bien entrados en la de la Plana y pasados unos primeros neveros cortados nos la jugamos y comenzamos a foquear ya por encima de los 1800 metros, tras cuarenta minutos de porteo.
El poco rehielo que ha habido ha desaparecido ya a estas horas y con algún corte salvable, alcanzamos la Pleta donde la estación se arrellana.
Contemplamos la Cova, un corredor bastante directo y bien nevado pero nos mantenemos en nuestro proyecto siguiendo la diagonal al sudeste que nos pasará por la zona de competición y nos llevará al Pla de la Corda donde llega la Silla de la Pia.
A partir de allí y ya en la parte este de la estación remontaremos un tramo de pista destrozada por los pisanieves y alcanzaremos la parte alta de la misma: un altiplano enorme con mucha nieve y bañado de sol tras el que aparece todavía lejos lo que suponemos como la Tosa de Alp.
A la entrada del altiplano, los cañones no tienen cartel y las indicaciones pertenecen a la Molina pues se trata de la zona a la que llega el Teleférico de la Molina por cuya estación terminal pasaremos y donde nos enteraremos que estamos a 10ºcentígrados y la nieve blandurria.
Las distancias son considerables, las pistas son amplísimas, aparece algún pelado esporádico y la confluencia con la subida por la Cova. Un par de telearrastres de la Molina todavía alargan un poco los descensos.
Dejamos un poco al sudeste los telearrastres y nos alargamos muy llanamente en busca de un vértice geodésico en una cima inexistente rodeada de edificios. La silla que llega desde media estación se ha quedado por debajo cuando alcanzamos la Cima de la Tosa de Alp situada a 2535 metros de altitud. Son las doce y cuarto.
Los últimos metros de foqueo los hemos hecho con una huella reciente de un esquiador que ha aparecido del centro de la estación pero aquí hay dos pares de esquís.
Hacemos algunas fotos, no muchas puesto que el horizonte distante está muy cubierto de nubosidad de evolución y tampoco distinguimos gran cosa más allá del Macizo de Pedraforca y de la Zona de Puigmal.
Un poco al oeste de la cima hay dos pequeñas casetas con una antena y al abrigo de las mismas nos sentamos a comer al solecillo de la mañana pues corre una ligera brisa que terminará por enfriarnos.
Aparecen a por los esquís un par de señoras que nos dirán que con la estación tan avanzada se sube desde Coma Oriola, un aparcamiento a 1900 metros de altitud desde el que han salido foqueando desde el coche. No veremos nadie más en toda la jornada. Nos dirán que salen del Refugio de Nid de l’Aigle situado unos metros al oeste de la cima y que está guardado. Ni siquiera nos acercaremos.
Alrededor de la una iniciamos el descenso dispuestos a disfrutar como se pueda la nieve primavera mientras nos dure.
Bajaremos tranquila y relajadamente todo el altiplano cimero y la zona destrozada por las máquinas hasta el Pla de la Corda. Allí nos despistamos un pelín y en lugar de tomar la diagonal hacia la Pleta nos bajamos directamente por Cerdaña que desciende la parte este de la estación.
Se trata de una pista roja cuya única dificultad radica en los pelados de nieve que obligan a transitar cordones de nieve, algunos de los cuales hay que derraparlos peleando con las piedras. No nos deja en ningún momento recuperar nuestra vía de ascenso pero a cambio nos permite descender con algunos cuidados hasta casi los 1700 metros de altitud en las inmediaciones del Aparcamiento de la Pia.
En cinco minutos de porteo llegaremos al aparcamiento y luego continuaremos el mismo por la carretera, casi un par de kilómetros, para llegar a la furgo cuando son las tres menos cuarto, liquidando nuestro paseo en el que hemos remontado 900 metros y que nos ha permitido conocer la estación además de disfrutar de una mañana espléndidamente primaveral, mejor incluso que lo que anunciaban las previsiones meteorológicas
Mientras se secan un poco nuestros bártulos, abriremos las puertas de la furgo y a su sombra aplacaremos la sed con unas cervezas y un picoteo al gusto. Luego recogeremos y marcharemos hacia la Masella pues mañana será otro día.




Más información de Tossa d´Alp  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo