574 montañeros on-line

(11,401 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Senderismo Gorgas de San Julián de Andría por klaus -- 09/01/2018
Jornada: (Una) --
(198 visitas)
  • Zonas: Prepirineo de Jaca — Serrablo — Guara — Riglos,
  • Duración sin descansos: 02:00
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Num. Personas: 1
  • Tipo: Senderismo
  • Desnivel de subida: 200 metros
  • Desnivel de bajada: 200 metros
  • Distancia: 7500 metros
  • Agua:
  • Observaciones:
  • Gps: Sin fichero GPS


Gorgas de San Julián de Andría  
Croquis Sui Generis
Croquis Sui Generis
Viviendo en Huesca y alrededores, y a poco que te guste el aire libre y la montaña, las Gorgas de San Julián de Lierta se convierten en destino familiar para ir con la ídem y también por proximidad. A unos quince minutos en coche se llega al punto de inicio de la excursión, un paseo de dos horas para ocupar media mañana o un cacho de la tarde. El ámbito de las Gorgas aloja un belén montañero que sirve de excusa, más allá de inclinaciones religiosas, para peregrinar cada x tiempo a esta cavidad que ha labrado el fluir del barranco. Un lugar de recogimiento donde escuchar el rumor de las aguas, las gotas cayendo sobre la roca, el batir de alas de los palomos, el vuelo de los buitres, un rincón al cobijo de la sierra de Gratal en el que recluirse durante un tiempo, a fin de sentirse afín y en comunión con la Natura.

DATOS TÉCNICOS:
-inicio, esquina noroccidental de la urbanización del Golf de Guara, a 760m.
-desnivel, 200 metros de subidas y bajadas.
-duración, 2 horas en total.

DESCRIPCIÓN:
por cualquiera de los carriles que flanquean el campo de Golf y después la urbanización de chaletes adjunta, se alcanza el límite del vallado por su extremo norte. En la esquina oeste hay un pequeño ensanche para dejar el vehículo, donde un panel de información detalla los atractivos de la ruta. De allí nace la pista de tierra que en breve alcanza una primera bifurcación.

_DSC0002

_DSC0001


_DSC0004


En el cruce se deja la cabañera que va de Nueno a Lierta para tomar el ramal que se desprende por la derecha, señalizado con nuevos carteles sobre la ruta. El carril se estrecha, pasa entre campos de almendro, y llega al nacimiento del sendero. Cerca queda una explotación de colmenas con avisos de no entrar a la parcela por si acaso.

DSC_3057_01


_DSC0013


_DSC0016


_DSC0014


DSC_3061_01


El camino se orienta hacia el barranco de San Julián, en una media ladera por encima de viejas terrazas de cultivo y obviando un desvío a mano derecha. El paisaje a la Hoya gana en profundidad mientras el PR supera un corto resalte, con la silueta de Gratal y su satélite el pico del Mediodía como elevaciones destacadas de la sierra.

_DSC0017


_DSC0024


_DSC0027


_DSC0026


En la revuelta que pega el camino se obtiene un paisaje amplio de la vertiente sur de la sierra, de los barrancos de Fenés y San Julián que se ajuntan mas abajo, y de la muralla que guarda el circo de las Gorgas. Por debajo de ese frontón de paredes anaranjadas discurre el sendero de vuelta, pero ahora continuamos por esta margen vestida de coscojas, romero, enebro, tomillo, ladera aromática y floreada en primavera, con rumbo claro a las profundidades de las Gorgas.

_DSC0030_01


_DSC0031_stitch_01


_DSC0037


A medida que el camino avanza hacia al circo de paredes la vegetación se vuelve mas espesa, con encinas y bojes que conceden un poco de sombra. La umbría y humedad asoman en forma de musgo y líquenes, adheridos a las rocas y troncos de los arbustos. Arriba, en las oquedades y repisas de la muralla, habita una colonia numerosa de buitres que tendremos ocasión de avistar ya sea en reposo, posados sobre las rocas, o en pleno vuelo cargando con ramas para edificar sus nidos.

_DSC0038


_DSC0041


_DSC0051


Ya casi inmersos en el recinto de paredes sale el desvío hacia la ermita rupestre de San Julián de Andría que dejamos para la vuelta. En época de lluvias tal vez veamos un chorro o cascada descolgarse por una canal hundida en la muralla, en un ambiente lóbrego que se comprime a cada paso.

_DSC0058


_DSC0060


_DSC0072


A partir del cruce con el camino de la ermita todo será en subida hasta entrar en la cueva de las Gorgas. El segundo tramo de mayor ascenso de la jornada en medio de una vegetación de bojes, zarzas, saucos y otras plantas que engullirían el sendero de no mediar desbroces cada cierto tiempo. Hoy se ven ramas caídas sobre el piso a consecuencia de la limpia efectuada y el tránsito de los excursionistas de Peña Guara, que cada 25 de Diciembre acuden en grupo a celebrar la Navidad, con o sin misa, para rebajar los manjares de la Noche Buena y pedir salud en el año venidero. Una peregrinación concurrida con sus virtudes de franchachela y alborozo, pero distantes de la paz y el silencio necesarios a fin de sentir lo recóndito del lugar.

_DSC0075


_DSC0079


_DSC0081


Chapoteando sobre las aguas del torrente se accede a la entrada del recinto gorguero, una cavidad espaciosa que alberga la escultura del belén, fabricada en yeso y encima de un altar con velas. Hay una roca grande en medio del cauce del barranco que sirve de plataforma de observación, a fin de tener una imagen completa de la vertical del tajo, apenas una brecha de metro y medio de ancho por la que suelen caer gotas de agua incluso en días de cielo azul.

_DSC0138_stitch_01


_DSC0096


_DSC0100


_DSC0118


El fondo de la sala se cierra con una pequeña badina, formada por el caudal que aporta una cascada intermitente que se precipita por la angostura del tajo. La franja de luz entre las paredes es estrecha, mínima, incapaz de alumbrar las tinieblas de la gorga, creando una atmósfera que a algunos les parecerá tenebrosa y otros, entre los cuales me incluyo, la sentirán acogedora como si estuvieras en las entrañas de la madre tierra.

_DSC0107


_DSC0120_stitch_01


_DSC0128


Dentro se está bien, confortable y a resguardo, pero la luz del exterior siempre nos llama a salir, así que toca desandar el camino con intención de visitar la ermita rupestre de San Julián.

_DSC0141


_DSC0143


_DSC0144


Pronto, nada mas tomar el desvío indicado, se vadea el curso del barranco a pata y sin contratiempos de mención, salvo remontar la fuerte cuesta que espera a continuación. La maleza invade los laterales de un camino a ratos exiguo, bajo la fina cascada que cae en temporada, llegando a la cornisa donde reposa la cueva del anacoreta, o starets como dirían en Rusia.

_DSC0146


_DSC0152


_DSC0158


_DSC0157


La ermita se protege sólo con un tabique de precaria mampostería, ya que el resto de sus muros los componen las paredes de la roca. Un abrigo al parecer muy antiguo, de origen incierto y difícil de fechar, pero guarida de monjes que buscaban paz espiritual lejos de sus semejantes. Ahora en el interior se guardan bancadas para celebrar la romería popular. Qué cosas.

_DSC0159


_DSC0169_stitch_01


_DSC0167


A parte del altar y sus tallas, destacan un par de fuentes naturales que manan de la roca, y formaciones o deformaciones calcáreas que a fuerza de humedad y goteo se han transformado en engendros de aspecto tétrico.

DSC_3121_01


DSC_3117_01


_DSC0164


El paraje de las gorgas de San Julián y su ermita tiene gran parecido con otro barranco próximo, el de San Cristóbal en Bolea, también con un aprisco de roca empleado como refugio cristiano y en este caso con el río Sotón encajado entre los acantilados de conglomerado. Una visita muy recomendable para acercarse en otro día. Ahora dejamos atrás la ermita para escapar de las paredes, gracias a un sendero balizado que llanea o pierde altura de forma suave, abandonando el vallejo del barranco de San Julián para dirigirse al de Fenés.

_DSC0179


_DSC0171


_DSC0184


_DSC0186


El sendero efectúa una revuelta a fin de cruzar el torrente de Fenés, con vista lateral a la cúspide de la Peña Gratal. El vadeo se realiza a pata, sin excesivos problemas, en un barranco tapizado por carrascas, madroños y vegetación de ribera para mayor fronda y verdor del rincón.

_DSC0189


_DSC0191


_DSC0194


_DSC0198


La falda de matorral bajo y pinchudo de la sierra deja paso enseguida a la superficie de campos de labor, a la vez que nuestra senda se convierte en pista y alcanza una intersección. El ramal de la derecha va hacia la visible paridera de Bernazal, y nuestro carril prosigue en bajada con paisaje despejado a los alrededores.

_DSC0202


_DSC0205


_DSC0210


_DSC0215


Tras un par de lazadas en descenso, nuestro carril empalma con la cabañera que tomaremos de vuelta hacia Nueno y la urbanización del golf.

_DSC0216


_DSC0219


_DSC0220


Sólo resta un llaneo cómodo, vadeando otra vez el cauce del arroyo de Fenés, entre campos de cereal, almendros y torres eléctricas, para estar de vuelta en lo que fuera inicio de esta fructífera excursión.

_DSC0221


_DSC0223


_DSC0225


















































Más información de Gorgas de San Julián de Andría  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo