474 montañeros on-line

(10,857 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Senderismo Oliván - Berbusa - Ainielle por gruta -- 26/02/2011
Jornada: (Berbusa, Ainielle, Molino de Ainielle, Cuello de Ainielle, Cruz de Basarán) --
(1418 visitas)
  • Zonas: Valle de Tena,
  • Duración sin descansos: 07:00
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Num. Personas: 4
  • Tipo: Senderismo
  • Desnivel de subida: 980 metros
  • Desnivel de bajada: 980 metros
  • Distancia: 28298 metros
  • Agua: En Oliván y en los Barrancos de Oliván y Ainielle (molino)
  • Observaciones:
  • Gps: Sin fichero GPS


Oliván - Berbusa - Ainielle  
Mapa de la zona.
Mapa de la zona.


DATOS

- Los parajes por donde discurre este camino, hoy invadidos por el silencio y el olvido, antaño fueron testigo de una continua actividad y trasiego tanto de personas como de animales. Aquí se asientan numerosas fincas en las que los vecinos se surtían de leña para uso domestico, pastoreaban pequeños rebaños, obtenían carbón vegetal tras la combustión de artesanales carboneras, y en algunos casos, también se obtenía cal procedente de hornos construidos en pleno monte.

BERBUSA

- Situado en la solana del barranco de Oliván, a una altitud de 998 m, Berbusa es otro de los pueblos deshabitados de Sobrepuerto. El pueblo esta estructurado por dos grupos de casas separadas por el Barranco de Toscal. A el se puede acceder por pista o también por una vieja senda perfectamente señalizada que sale desde la parte alta de Oliván.

- Además de las casas en Berbusa había casa del pueblo, dos escuelas, casa del maestro, abadía (aunque el párroco residía en Oliván) y la iglesia de San Pedro Apóstol construida a principios del siglo XVIII, concretamente en el año 1703. Es curioso que en un pueblo no excesivamente grande hubiera dos escuelas, pero así utilizaban una u otra en función de la climatología.

- No hay duda de que tuvo que ser un lugar muy bello, pero hoy el estado global de su arquitectura es ruinoso y todo el pueblo está engullido por la maleza, por lo que es complicado moverse por gran parte del despoblado.

- Uno de los productos claves en la economía de Berbusa era el carbón, de hecho el apodo de sus habitantes era “los carboneros”. Las fiestas del pueblo eran para San Ramón el 31 de agosto y para Santa Eusebia el día 29 de octubre. El origen de Berbusa esta documentado en el año 1063.

- Berbusa tenia en el siglo XV 8 viviendas habitadas y a mediados del XIX, 12 con 74 habitantes, y desde la década de los años 60, se halla despoblado. El pueblo fue adquirido por Patrimonio Forestal del Estado a mediados del siglo XX, y después traspasado al Gobierno de Aragón a comienzos de los años 80.

- En marzo del 2011, la prensa anunciaba que el Departamento de Medio Ambiente iba a invertir 50.000 euros en la rehabilitación del núcleo, con la limpieza del sendero y una fase inicial de rehabilitación de las 'Escuelas viejas' para destinarlas a futuros fines de interpretación ambiental. La rehabilitación de este edificio pretende ser, también, un homenaje a la escuela rural, a la importante y a menudo penosa labor de los maestros y maestras del medio rural en el siglo pasado.

AINIELLE

- Ainielle, esta situado en el limite occidental del Sobrepuerto, en la vertiente del Gallego. El Barranco de Ainielle nace en el Puerto de Erata, labrando una amplia y corta cuenca que converge con la del Barranco de Oliván. La inclinación del terreno motiva espectaculares abancalamientos desde el puerto al barranco. Se encuentra a 1355 m. de altitud, y al igual que Berbusa, es otro de los numerosos núcleos abandonados de la provincia de Huesca.

- El pueblo estaba estructurado en dos barrios paralelos: el superior, de tres casas, con sus respectivas bordas, y el inferior, de siete casas, la escuela, la iglesia y la herrería, en los que todavía puede apreciarse en los escasos edificios que quedan en pie, y donde una avasalladora maleza se ha apoderado de ellos. Su estado, es prácticamente ruina total.

- El elemento arquitectónico que destaca dentro del conjunto de Ainielle, es el molino, que se ubica debajo del pueblo junto al barranco, el cual se conserva en buen estado, y en el que podemos apreciar todos los elementos que lo constituían, la canal de agua, la rueda, la piedra de moler y la tolva. En el dintel de su puerta está grabada la fecha de 1763.

- Ainielle se hizo famoso, gracias a que Julio Llamazares situó aquí el tema central de La Lluvia Amarilla, la conocida novela, en la que cuenta la vida del último habitante del pueblo.

- La fiestas mayores se celebraban el 12 de octubre, festividad de la Virgen del Pilar, mientras que las fiestas menores se celebraban el 21 de abril, día de las Reliquias.

- Llego a tener 10 casas, más la vivienda del maestro y sumo un máximo de 58 habitantes en 1857, reducidos a 47 en el censo de 1950, poco antes de iniciarse su despoblamiento, siendo casa O Rufo la última en emigrar en el año 1961, para acabar vendido al Patrimonio Forestal del Estado.

SOBREPUERTO

- Sobrepuerto, es una pequeña comarca situada al nordeste de Serrablo, entre la Tierra de Biescas y el valle de Broto. Las gentes de los valles circundantes denominaban así a esta zona, por encontrarse detrás del puerto de Santa Orosia.

- Esta zona, totalmente deshabitada desde la década de los años sesenta, combinaba agricultura y ganadería, inclinándose hacia esta actividad en Cortillas y Escartín. De esta diversificación, de los contrastes económicos entre unos pueblos y otros e incluso entre casas de un mismo núcleo, así como de la hostilidad ambiental, surgió una arquitectura extremadamente interesante y variada. El modelo de casa por excelencia es la casa-patio, propio de una economía diversificada y surgido en el siglo XVIII.

- Se trata de una zona muy montañosa, rodeada por los montes de Oturia, Erata, Pelopín, Manchoya, Gábalos, Canciás y el Pueyo, oscilando su altitud entre los 1033 m. de Bergua y los 2034 del Manchoya, techo de la misma. Sus aguas discurren por el barranco de Otal y de la Valle, que confluyen debajo de Bergua formando el barranco de Forcos, que desemboca en el río Ara, más arriba de Fiscal.

- En sentido estricto pertenecen a Sobrepuerto los siguientes pueblos: Otal (con sus 1465 m., es el más alto), Escartín, Basarán, Cillas, Cortillas y Sasa, mas las pardinas de Niablas, Fenés y La Isuala. A éstos suelen añadirse, Ainielle, Berbusa, Casbas de Jaca, Susín, Bergua y Ayerbe de Broto, por la estrecha relación que había entre todos ellos: medio físico, actividades y la romería común de Santa Orosia.

- El número de habitantes variaba ligeramente de unos a otros. Cortillas, Bergua, Escartín, Cillas y Basarán, eran los más grandes. Entre todos llegaron a sumar una población que pasaba de las 1000 personas, a finales del siglo XIX y principios del XX.

- Como vías de comunicación sólo disponían de una red de sendas, pues las pistas forestales actuales, se hicieron tras la despoblación y tampoco llegan a todos los núcleos. Los caminos y sendas serpenteaban por las laderas, para salvar los grandes desniveles, siendo muy famoso el camino de Escartín, del que se decía: “Eres más retorcido que el camino de Escartín”

- Bergua y Cortillas disponían de luz eléctrica de mala calidad, los demás se alumbraban con teas, candiles o lámparas de carburo


FICHA TECNICA

PUNTO DE PARTIDA: Localidad de Oliván (Huesca)

DISTANCIA RECORRIDA: 28,298 km

TIEMPO TOTAL INVERTIDO: 7:52 h.

VELOCIDAD MAXIMA: 7,3 km/h

VELOCIDAD MEDIA MOVIMIENTO: 4,4 km/h

VELOCIDAD MEDIA TOTAL: 3,5 km/h

DESNIVEL ACUMULADO: 980 m.

PORCENTAJE MAXIMO SUBIDA: 23,11%

TEMPERATURA DE SALIDA: 1,5º bajo cero

COMPONENTES: Susana, Manuel, Yeray y Fernando

CARTOGRAFIA: Topo Pirineos


HORARIOS

08:14 h. Oliván
09:41 h. Berbusa
10:06 h. Seguimos
11:10 h. Bifurcación Ainielle – Pista de Oliván
11:31 h. Ainielle
12:14 h. Seguimos
12:23 h. Molino de Ainielle
12:39 h. Ainielle
12:58 h. Cuello de Ainielle
13:42 h. Cruz de Basarán
14:37 h. Bifurcación senda a Ainielle
14:52 h. Puente sobre el Barranco de Oliván
15:14 h. Bifurcación senda a Berbusa
15:23 h. Bifurcación pista a Susin
15:46 h. Bifurcación senda a Susin
15:52 h. Puente sobre el Barranco de Oliván
16:06 h. Oliván


DESNIVELES

0896 m. Oliván
0998 m. Berbusa
1289 m. Bifurcación Ainielle – Pista de Oliván
1355 m. Ainielle
1267 m. Molino de Ainielle
1355 m. Ainielle
1494 m. Cuello de Ainielle
1439 m. Cruz de Basarán
1176 m. Bifurcación senda a Ainielle
1052 m. Puente sobre el Barranco de Oliván
1027 m. Bifurcación senda a Berbusa
1015 m. Bifurcación pista a Susin
0928 m. Bifurcación senda a Susin
0879 m. Puente sobre el Barranco de Oliván
0896 m. Oliván


ACCESO

EPILA: 06:07 h. OLIVÁN: 07:55 h. – 176 km.

- Partimos de Épila y tras pasar Zaragoza y Huesca llegamos a la localidad de Sabiñanigo, donde tomamos la carretera N-260 que se dirige a la frontera del Portalet. Rebasamos la localidad de Senegüe y tras unos 6 km por la citada carretera, tomamos a la derecha la señalizada carretera que en un par de kilómetros, nos deposita en la pequeña población de Oliván, donde aparcamos junto a la fuente y frente a su coqueta iglesia.


ITINERARIO

BERBUSA

- Tras haber visitado Berbusa junto a Susin, en noviembre del 2004, y Ainielle en marzo del mismo año, y nuevamente Ainielle junto a Cillas y Cortillas, en mayo de ese año, vuelvo 7 años después, a esta pequeña localidad para visitar Berbusa y Ainielle, conjuntamente.

- Iniciamos esta larga pero interesante y nostálgica circular, tomando la calle que se halla junto a la fuente, frente a la cual se encuentra un panel informativo y una placa con la dirección que debemos de tomar, y que reza: Berbusa.

- Por la empinada calle nos elevamos entre sus escasas viviendas en las que destacan sus chimeneas espantabrujas y sus tejados de pizarra. En breve, y tras abandonar las edificaciones, dejamos a la izquierda un par de vallas metálicas que cierran sendas eras, y que se hallan sostenidas por pequeños muros, en los que observamos unas marcas blancas y verdes que nos indican el inicio de la senda que debemos de seguir.

- Con el núcleo de Susin al frente, en el que solo vive una persona en los meses centrales del año, avanzamos entre bojes, para al cabo de unos 5 min, dejar a nuestra izquierda un panel informativo que nos habla de la flora y la fauna, que podemos encontrar por estos olvidados y nostálgicos parajes.

- Mientras a nuestras espaldas va quedando Oliván, a nuestra derecha es el barranco del mismo nombre, el que queda unos cuantos metros por debajo de nosotros. Ahora, son los bojes y los pinos los que nos acompañan en nuestro avance, y realizando algunos altibajos, cruzamos el escaso caudal del Barranco del Forcón.

- De nuevo entre la tupida vegetación, nos vamos aproximando hacia nuestro primer objetivo, realizando ahora un pronunciado y corto descenso, donde podemos observar algunos quejigos que conviven con los bojes y los pinos, para luego avanzar de nuevo mediante algunos altibajos, hasta llegar al cauce del Barranco del Cano.

- Tras cruzar sin ningún problema el cauce del mencionado barranco, rebasamos poco después un herboso rellano, en el cual volvemos a observar las marcas blancas y verdes, sobre un derruido muro, para enseguida alcanzar las enrevesadas y fantasmales viviendas de Berbusa, a 998 m. de altitud.

- Nos internamos por sus aun bien conservadas calles, por las que vamos observando sus semiderruidas casas en las que una avasalladora maleza cubre gran parte de ellas. Es destacable aún, su iglesia, que conserva todavía su torre y sus muros, así, como su colorida entrada en cuyo dintel esta grabada la fecha de su construcción, año 1703. Próxima a ella, algunas casas muestran un avanzado estado de derrumbe, donde aún sobresale un solitario arco portalón de entrada al patio de alguna casa. En la parte alta del pueblo, encontramos una gran casa blanquecina, que muestra un aceptable estado, sin duda, la mejor conservada, y en la que aún se observan su puerta, sus balconadas y sus ventanales.

AINIELLE

- Tras la nostálgica visita, retomamos la senda junto al poste indicativo de la PR. HU-3 que señala Ainielle, por la que volvemos a realizar algunos altibajos que nos llevan a un tramo en la que la senda se halla anegada de agua, pero que sin ningún problema logramos rebasar. Con vistas a nuestra derecha sobre el Barranco de Oliván, y con los bojes como fieles acompañantes, cruzamos el cauce de un par de barrancos por los cuales se desprenden sendas cascadas de gran belleza, para poco después, alcanzar una bifurcación señalizada con un poste indicativo.

- Obviamos la senda de la derecha que se dirige a la pista de Oliván, por la cual luego descenderemos desde la Cruz de Basarán, y continuando recto entre bojes y pinos de escaso porte, nos vamos aproximando hacia nuestro siguiente objetivo, el cual vamos observando antes de llegar a el, dando una fantasmagórica estampa. Rebasamos algunos pequeños tramos de nieve y cruzamos el escaso caudal del Barranco de Ainielle, para girar a la derecha y alcanzar en escasos metros, el herboso rellano donde reposan las desoladoras ruinas del núcleo de Ainielle, a 1355 m. de altitud.

- En la misma entrada se hallan dos postes indicativos, el de la izquierda, indica la ascendente traza que se dirige a Otal y Basarán, por el Cuello de Ainielle, el cual luego alcanzaremos, mientras que el de la derecha, indica la senda que desciende al molino de Ainielle, y que luego iremos a visitar.

- Antes de iniciar la desoladora visita a la ruinosa población, decidimos almorzar junto a uno de los postes indicativos, para una vez complacido el estomago, iniciar la misma.

- Lo más destacable, es una borda que se encuentra a la derecha según llegamos, que muestra un aceptable estado, mientras que el resto, excepto su iglesia, presenta unas condiciones totalmente ruinosas. Su iglesia que data de los siglos XVII y XVIII, mantiene su torre y sus muros, aunque su techumbre se halla totalmente derrumbada. Al entrar a la misma, a nuestra izquierda observamos la pila bautismal, y a la derecha y al fondo, el pequeño altar donde se encuentra un crucifijo, bajo el cual unas pequeñas losas albergan un libro de firmas, en el que dejamos testimonio de nuestra visita.

- Tras recorrer el desolado núcleo, no quería marcharme sin visitar el molino, pues en las dos ocasiones que había estado por aquí, no lo había hecho. Mientras Susana y Yeray, deciden ir subiendo tranquilamente al Cuello de Ainielle, donde nos esperarán, Manuel y un servidor, tomamos la descendente senda que flanqueada por los bojes, nos deposita junto a las aguas del barranco, donde se ubica el molino harinero de Ainielle, a 1267 m. de altitud.

- Tanto el exterior como el interior, presentan un buen estado. En el dintel de su puerta se halla grabada la fecha de su construcción: año 1763. A un lado se conserva la canal de madera que conducía el agua, aunque se halla bastante deteriorada por el paso de los años, y bajo el mismo y tras una reja metálica, se encuentra el saetín, el árbol de transmisión y la rueda. En su interior se encuentran la rueda de moler y la tolva, así, como una pequeña ventana por la que se divisa el cauce del barranco.

- Abandonamos esta autentica joya arquitectónica, que no debe de desaparecer, e imprimiendo un fuerte ritmo llegamos de nuevo a Ainielle, donde giramos a la derecha para tomar la marcada pista que entre dispersa vegetación, nos deposita en el Cuello de Ainielle, a 1494 m. de altitud, el cual se halla parcialmente cubierto por la nieve, y donde nos esperan Susana y Yeray.

- En este punto, que nos ofrece una amplia panorámica sobre el Manchoya y demás tierras del Sobrepuerto, se halla un poste indicativo que señala hacia la izquierda la traza que se dirige al despoblado de Otal, el cual visite en junio del 2004. Obviamos esa dirección, y continuando hacia la derecha, nos vamos elevando ligeramente por la nevada pista, hasta alcanzar la máxima altura de la jornada, los 1532 m. de altitud, para iniciar un suave descenso entre dispersa vegetación que nos deposita en la Cruz de Basarán, a 1439 m. de altitud, donde se halla un cruce de pistas.

- A la izquierda se hallan dos pistas, la primera se dirige a Escartín y Bergua, y la segunda, al cercano Basarán, en el centro, la pista se dirige a Cillas y Cortillas, y a la derecha, la pista que debemos de tomar hacia Oliván.

- Así pues, giramos a la derecha y descendemos por pista de tierra, aunque en algunos tramos se encuentra encementada, para al cabo de una hora aproximadamente, dejar a la derecha la balizada senda que se dirige a Ainielle, y por la cual podíamos haber regresado en bastante menos tiempo.

- Continuamos con el descenso, y tras unos 15 min. desde la senda a Ainielle, cruzamos por mediación de un puente el Barranco de Oliván, para al cabo de 20 min. desde el puente, dejar a la derecha el poste indicativo que señala la senda que se dirige a Berbusa, el cual habíamos visitado a primeras horas de la mañana.

- Dejamos atrás la señalizada senda, y algo más adelante obviamos a la izquierda la pista que se dirige a Susin, para metros más abajo, volver a obviar a la izquierda la señalizada senda de la PR Z-3, que también se dirige al núcleo mencionado anteriormente.

- Finalmente, volvemos a rebasar por mediación de un puente el Barranco de Oliván, para poco después, elevarnos por un tramo encementado que nos deposita en las primeras viviendas de Oliván, terminando así, una larga y nostálgica travesía.

- PD: Caminar por las calles de un pueblo abandonado impresiona siempre: en cada esquina, en cada portal, en cada chimenea, se intuyen vivencias seculares de vida y de muerte. Sin embargo, la sensación se agiganta cuando nos aproximamos a la iglesia y a su cementerio anexo; allí todo se polariza y converge.


TRACK EN WIKILOC



Más información de Oliván - Berbusa - Ainielle  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo