540 montañeros on-line

(11,401 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Senderismo Valle de la Garcipollera por jaime_zgz -- 20/02/2011
Jornada: (Villanovilla - Acín - Larrosa - Ermita Virgen de Iguacel) --
(9895 visitas)
  • Zonas: Himalaya, Andorra,
  • Duración sin descansos: 04:00
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Num. Personas: 2
  • Tipo: Senderismo
  • Desnivel de subida: 380 metros
  • Desnivel de bajada: 380 metros
  • Distancia: 11000 metros
  • Agua: Fuente junto a la ermita de la Virgen de Iguacel
  • Observaciones:
  • Gps: Sin fichero GPS


Valle de la Garcipollera  
Croquis detallado (Fuente: IGN).
Croquis detallado (Fuente: IGN).
EL VALLE ABANDONADO

Junto al gran valle del río Aragón, a la altura de Castiello de Jaca, nace el pequeño valle de la Garcipollera (nombre que proviene del medievo: Valle de las Cebollas). De poco más de 10 kilómetros de longitud, es un valle modesto, surcado por las aguas del pequeño río Ijuez y cerrado al Norte por las cumbres del Bacún (2115 metros) y de La Leta (2132 metros).

La principal característica del valle es que está deshabitado. En los años 50, una controvertida decisión enmarcada dentro del plan de obras hidraulicas del embalse de Yesa, decía que el valle debía ser expropiado para ser reforestado, evitando así la masiva aportación de sedimentos que el río Ijuez vertía sobre el Aragón y sobre el embalse de Yesa. Como medidas adicionales, se crearía en el valle una explotación ganadera experimental y se reintroducirían ciervos para establecer un coto de caza.

De esta forma, durante las décadas de los 50 y 60, los vecinos abandonaron el valle, forzados por la expropiación, para buscar una vida mejor y más cómoda en Jaca o en Huesca. Hoy nos quedan como recuerdo las ruinas de las aldeas que poblaban el valle:

- Bescós de Garcipollera: bien comunicado, en la entrada del valle. Hoy alberga una explotación ganadera y alguna casa de los trabajadores de ésta, todavía conserva algo de vida.

- Yosa de Garcipollera: en las laderas solanas del valle, junto a Bescós. En completa ruina.

- Bergosa: colgado en las laderas del valle del Aragón, un poco retirado de la Garcipollera. En completa ruina.

- Villanovilla: el que cuenta con más vida. Se han rehabilitado la mayoría de sus casas y cuenta con habitantes de forma permanente. Hasta él llega la carretera.

- Acín de Garcipollera: al pie de la pista que recorre el valle, solamente queda en pie su espectacular Iglesia, comida por las zarzas y la vegetación.

- Larrosa: probablemente el más espectacular, por ser uno de los más grandes y estar en completa ruina. Se encuentra al fondo del valle, cerca de la ermita de Iguacel.

El valle se encuentra coronado por la ermita de Santa María de Iguacel, una de las joyas del románico aragonés. Todos estos argumentos son suficientes para acercarnos hasta aquí y conocer los rincones de esta valle abandonado.

DATOS TÉCNICOS

Punto de partida: Villanovilla (Huesca).

Tiempos:

Villanovilla - Acín: 25 minutos
Acín - Larrosa: 1 hora
Larrosa - Ermita de Iguacel: 30 minutos
Ermita de Iguacel - Villanovilla: 1 hora

Desnivel positivo superado: 380 metros

Cartografía: Valle de Tena. Ed. Prames. Escala 1:40.000

DESNIVELES

Villanovilla - 960 metros
Acín - 1030 metros
Larrosa - 1170 metros
Ermita de Iguacel - 1210 metros

ACCESO

Desde Zaragoza llegar hasta Jaca por la autovía A-23 y por la carretera nacional desde Sabiñánigo. Una vez en Jaca tomamos la carretera de Canfranc-Francia, que remonta el valle del Aragón. A la altura de Castiello, nos desviamos a mano derecha, por una pequeña carretera que marca dirección Villanovilla-Garcipollera. Tras pasar Bescós, en 2 kilómetros llegaremos a la aldea de Villanovilla.

DETALLES DEL ITINERARIO

Tras pasar la tarde del sábado en Jaca, llegamos por la noche a Villanovilla. Nos hospedamos en el albergue de Garcipollera, un hotelito rural muy majo que recomiendo por su excelente calidad-precio (no tengo nada que ver con el dueño!!!).

Madrugamos poco, y a eso de las 10 de la mañana salimos del albergue a recorrer el valle. Está todo congelado, el termómetro marca -2ºC, y el sol todavía no calienta los fríos que ha dejado la noche.

Vamos a hacer una excursión muy sencillita y amable, recorriendo el valle. Pasaremos por los núcleos de Acín y Larrosa, y llegaremos hasta la ermita de la Virgen de Iguacel. Una ruta de escasos 12 kilómetros y unos 400 metros de desnivel, asequible para todos los públicos.

Comenzamos a andar por la carretera hasta llegar al cruce con la pista que recorre el valle, giramos a la derecha. La pista está abierta al tráfico rodado, así que tendremos que convivir con los coche por desgracia. Comenzamos a andar pista arriba. Sube de forma muy muy suave y el camino es llevadero. En apenas 2 kilómetros, llegaremos al núcleo de Acín de Garcipollera.

Desde la pista se ve su Iglesia, que mantiene su estructura en pie a duras penas. Es un sitio muy majo, donde paramos a echar unas fotos.

El camino prosigue, ahora cruza el río Ijuez, por una pasarela de cemento. Cuando el cauce baja muy fuerte el agua pasa por encima de la pasarela, así que precaución tras fuertes lluvias.

Ya en la otra margen, nos cruzaremos enseguida con una barranquera, conocida como barranco de Forraz. Junto al cauce, los hitos nos indican el comienzo de una sendita. La senda sube paralela al cauce, y remonta unos 150 metros de desnivel, por un frondoso bosque hasta llegar al pueblo de Larrosa.

El pueblo impresiona. Muchas casas, la mayoría poseen sus tejados derruidos, pero conservan sus fachadas o incluso sus balcones. Cruzamos sus calles y buscamos el extremo Norte del pueblo, donde encontramos la Iglesia. Muy chula, con el techo derruido, pero con la torre todavía en pie.

Con cuidadito entro en el interior de la Iglesia. La vegetación puebla el interior, y entre ramas y humedad hay unas lápidas que datan de 1786, imagino que de algún noble o sacerdote.

La torre posee unas escalerillas por donde se puede subir, pero el estado del interior es tan precario que no me arriesgo a subir...

Salimos de la Iglesia y volvemos al centro del pueblo. Allí hay una pista que sale en dirección Norte. La pista sube y se interna en el barranco del Monde. Allí se une con el sendero GR 15, que une Acumuer con la ermita de Iguacel. Bajamos por la cómoda pista semihelada por donde discurre el GR, hasta juntarnos de nuevo con la pista principal, que sube a la ermita (1,1 kilómetros desde este cruce), punto culminante de la excursión.

La ermita es grande y vistosa, muy cuidada, al menos el exterior. Suele estar cerrada y abre en días puntuales de romería, en verano. Se encuentra en un enclave privilegiado, con las cumbres nevadas de Bacun y la Leta al Norte que cierran el valle, en una pequeña pradera perfecta para tumbarse a tomar la fresca, junto a una fuente muy refrescante.

Echamos unas fotos y comemos algo, antes de abanadonar este magnífico lugar. Volveremos por la pista tranquilamente, disfrutando de la tranquilidad de este valle. A las 2 del mediodía llegamos a Villanovilla, tras pasar una mañana muy entretenida en un día perfecto, inmejorable.

Más información de Valle de la Garcipollera  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo