430 montañeros on-line

(11,443 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Monte Perdido (3355 m) por miguel303xm -- 25/07/2012
Vía: (Lago Helado - Mte. Perdido - Góriz - Col. Añisclo - Pineta) --
(2961 visitas)
  • Hora de salida: 8
  • Hora de llegada: 15
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Ver panorámicas
Cargando...
Loading


Monte Perdido  (3355 metros)
Lago Helado - Mte. Perdido - Góriz - Col. Añisclo - Pineta
Lago Helado - Mte. Perdido - Góriz - Col. Añisclo - Pineta
INTRODUCCIÓN

El Monte Perdido, la tercera elevación de los Pirineos y una de sus montañas más bonitas y singular. Era una de las cimas que más ganas tenía de pisar desde hace doce años. Sólo con su nombre, tan evocador, atrae a montañeros y visitantes y no defrauda. Los valles que acometen a él son también excepcionales: Ordesa, Gavarnie, Pineta y Añisclo. Es una montaña que lo tiene todo para disfrutar de una de las mejores zonas de la cordillera.

La ascensión a esta montaña forma parte de una ruta de seis días que consiste en una vuelta al macizo del Monte Perdido. De esta manera, empezamos y terminamos en Pineta y recorrimos el balcón homónimo, Gavarnie, su cordal y el collado de Añisclo para cumplir este objetivo y hacer cima en cuatro tresmiles de la zona. Fue una ruta dura pero muy gratificante en todos los sentidos.

ITINERARIO

SÁBADO 21

Dejamos el coche en el aparcamiento que hay junto al Paraddor de Pineta, 1.290 m, que a partir de este año es de pago. Comenzamos a andar por el sendero que indica al Balcón de Pineta y que se adentra en el espeso bosque para dirigirse al fondo del circo. Los primeros 20 minutos son principalmente de llaneo pero después comienza a subir para no dejar de hacerlo en los siguientes 1.200 m de desnivel. En media hora el camino, que está muy marcado y es bastante cómodo, sale del bosque y entra en la ladera del circo. Las vistas del valle son cada vez mejores y comenzamos a ver picos como la Munia y el Robiñera.

El camino hace zetas para ganar altura y en unas cuatro horas llegamos al balcón de Pineta, desde donde disfrutamos de la cara norte del Perdido con su glaciar colgante. Estamos ya a más de 2.500 m de altura. Es un buen lugar para comer y descansar. El sendero continúa adentrándose en el balcón mientras llanea en un entorno donde domina la roca y la nieve. Llega a una zona alta desde donde se ve a la derecha el ibón de Marboré, hacia el cual nos dirigimos para bordearlo por la derecha y subir por la corta canal que lleva a la brecha de Tucarroya, donde está el pequeño refugio no guardado de mismo nombre, 2.669 m. En él descansamos y pasamos la noche con el Perdido de frente. Esta jornada tuvo un desnivel positivo de 1.380 m y nos llevó unas seis horas y media.

DOMINGO 22

Tenemos un amanecer espectacular en Tucarroya y bajamos al ibón para volver a bordearlo y retomar el sendero que asciende poco a poco por el balcón de Pineta y que se dirige a su extremo noroccidental. En este tramo el sendero está marcado con hitos y una huella que a veces no se ve mucho. Nos dirigimos al collado del Astazu, 2.988 m, al cual llegamos en dos horas. Las vistas del circo de Gavarnie son espectaculares. De allí, el sendero gira a la derecha para alcanzar en a penas cinco minutos la aérea cima del Astazu Occidental, 3.015 m. Descansamos y disfrutamos del paisaje.

Descendemos por el mismo itinerario hasta volver al refugio de Tucarroya, donde continuamos hacia el lado francés. Bajamos la brecha por su cara norte para meternos en el circo de Estaubé. Al principio el sendero baja muy bruscamente por un corredor bastante empinado, pero en unos 20 minutos se suaviza y se convierte en un apacible sendero que llanea por las praderas de altura. En un cruce de caminos que encontramos un poco más alante, tomamos el de la izquierda, que sube al collado de la Horquilla de Alans, 2.430 m, para pasar así al valle de Gavarnie.

Descendemos por el camino, que nos lleva al refugio de Espuguettes, 2.027 m, y que continúa bajando hasta el pueblo de Gavarnie, 1.365 m. Antes de llegar al pueblo encontraremos un cruce de caminos donde el pueblo está indicado a la derecha. Pasamos la noche haciendo vivac en una zona de acampada libre que hay en la parte alta de Gavarnie. La jornada de hoy nos llevó nueve horas con un desnivel positivo de unos 600 m.

LUNES 23

Esta jornada consiste en subir desde Gavarnie a la Brecha de Rolando. Para ello tomamos la pista forestal que se dirige al circo de Gavarnie hasta su hotel. Una vez en él, seguimos por el sendero que se adentra en el circo y que cruza el río para subir por la ladera que tenemos a la derecha. Está muy bien marcado y no tiene pérdida. Es una subida larga y fuerte con un tramo de trepadas conocida como Escaleras de Gavarnie. Son todas ellas sencillas y cortas. Durante la subida las vistas del circo de Gavarnie van cambiando de manera muy interesante.

En unas tres horas y media de marcha, el sendero llega al valle rematado por el refugio de Serradets y la brecha de Rolando. En este tramo de subida, el sendero se desdibuja un poco a veces pero siempre tiene hitos. Otra hora de subida y llegamos al refugio, 2.587 m, donde comemos y descansamos. Nos queda la última subida por una morrena que se dirige a la brecha y por el nevero que la antecede. Tras seis horas de marcha llegamos a la brecha, 2.807 m, enorme y sorprendente como siembre. Hicimos vivac en uno de los que hay a su derecha. Esta jornada tiene un desnivel positivo de poco más de 1.400 m.

MARTES 24

En este día, fuimos de la brecha de Rolando al Lago Helado pasando por un par de tresmiles del cordal de Gavarnie, concretamente el Casco y el Marboré. Tomamos el sendero hacia el este para ir a la brecha, que la tenemos a dos minutos, y continuamos por él para llegar al paso de los Sarrios. Está equipado con cadenas pero no es muy comprometido. Bordeamos el Casco por el sur y cuando el sendero llega a su cara este, otro sendero algo menos marcado pero con hitos nos marca su subida. Lo tomamos y llegamos a la cumbre, 3.008 m, en 20 minutos. Descansamos, disfrutamos de las vistas y bajamos para retomar el sendero que sigue hacia el este para dirigirse al siguiente tresmil: La Torre.

El sendero sube suavemente atravesando un nevero y bordea la Torre por una faja que va por el sur de la cima. El sendero continúa hacia el este llaneando por esta faja, teniendo a la izquierda una muralla que se puede superar sólo en una trepada indicada por un gran hito que nos encontramos unos 200 m al este de la cima de la Torre. Superamos esa trepada para asomarnos al cordal y ver el circo de Gavarnie desde arriba. Sin embargo, no llegamos a la cima de la Torre. Destrepamos para volver al camino de la faja. Continuamos andando por él mientras baja muy poco a poco hasta alcanzar los 2.700 m. Tras una hora y pico después de pasar junto a la Torre, la faja describe un giro provocado por un pequeño circo.

Tenemos en frente la peña del Fraile, 2.655 m. El sendero pasa junto a ella y podemos ver el refugio de Góriz y el propio Monte Perdido. El camino continúa bajando un poco unos 10 minutos y entronca con el marcado sendero que sube de Góriz al Perdido. Una vez en él lo tomamos a la izquierda para subir al Lago Helado, al cual llegamos una hora y media después tras superar un par de trepadas fáciles. Preparamos el vivac junto al Lago Helado, 2.980 m, y tomamos un nuevo sendero que sale del propio ibón llaneando hacia el suroeste por una faja que bordea por el sur el Cilindro de Marboré.

Tras media hora llegamos a una pequeña cubeta glaciar que antecede al Marboré, que lo tenemos de frente. Siguiendo los hitos hay un sendero menos marcado que nos conduce directamente a la cima de esta montaña, 3.248 m, con unas vistas soberbias. Desde el Lago Helado tardamos en llegar a la cumbre una hora y cuarto. En ella descansamos para después volver al ibón, donde hacemos el vivac. Esta jornada tuvo un desnivel positivo acumulado de unos 900 m y nos llevó casi diez horas.

MIÉRCOLES 25

Nos ponemos a andar a las ocho de la mañana para subir la escupidera del Monte Perdido. Es un canchal con un sendero muy marcado y bastante cómodo que en estas fechas se puede hacer sin pisar nieve. En tres cuartos de hora llegamos a la cumbre, donde disfrutamos durante media hora. La bajada hasta el Lago Helado la hacemos en media hora, donde recogemos el vivac y retomamos el sendero que baja a Góriz, 2.200 m. Destrepando con cuidado debido a lo pulida que está la roca llegamos al refugio casi dos horas después.

Teníamos pensado bajar en ese mismo día a Pineta, pero como sería muy largo y mi compañero tenía mal las rodillas, decidimos pasar la noche en el refugio y bajar al día siguiente. De esta manera, esta jornada fue la más corta y suave de todas ya anduvimos sólo cuatro horas.

JUEVES 26

Este día toca bajar a Pineta pasando por el collado de Añisclo. Para ello salimos de Góriz por un sendero muy marcado que está en el GR11. Sale hacia el sureste llaneando para dirigirse a la Collata Arrablo, 2.343 m. Una vez en este paso, el GR se desdobla en dos, pero nosotros tomamos la rama que sube poco a poco y que se dirige al noroeste, por la ladera de la izquierda del nuevo valle que tenemos frente a nosotros. Siguiendo los hitos y las marcas rojas y blancas el sendero, que está muy marcado, sube poco a poco y se adentra en una faja.

El sendero bordea por el este el Punta las Olas mientras disfruta de unas buenas vistas del cañón de Añisclo. Alcanza la cota de los 2.700 m y entonces comienza a bajar poco a poco para dirigirse al collado de Añisclo. Antes pasa por un par de zonas con cadenas que se pueden no usar salvo en un pequeño paso que sin inevitables. Una vez en el collado de Añisclo, 2.453 m, disfrutamos de unas fantásticas vistas del valle de Pineta y nos impone la fuerte y larga bajada que nos queda. Son 1.200 m de desnivel que se salvan en una ladera muy empinada. Algunos dicen que es la bajada más fuerte de toda la cordillera.

Nosotros la hicimos en poco más de dos horas y terminamos con las rodillas un poco machacadas. Este descenso termina en el refugio de Pineta, 1.240 m, donde tenemos el coche esperándonos. Nos tomamos la merecida cerveza de recompensa después de estos seis días de recorrido por el Monte Perdido.

Más información de Monte Perdido  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo