158 montañeros on-line

(11,443 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"
Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Peña dera Fita (2141 m) por Bucuesa -- 26/11/2019
Vía: (Corral de las Mulas, Majada de Vetemoza, Contrafuerte Bocalé, Rellano de Arrigal y Cara Noroeste.) --
(75 visitas)
  • Hora de salida: 10
  • Hora de llegada: 14
  • Meteorología: Mixto
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Esquí Montaña
  • Gps: Sin fichero GPS
  • Sin panorámicas
Cargando...
Loading


Peña dera Fita  (2141 metros)
Mapa de Arafita  procedente de Iberpix. Vía en amarillo
Mapa de Arafita procedente de Iberpix. Vía en amarillo
ARAFITA CON NIEVE PRIMAVERA.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Es martes 26 de Noviembre de 2019. Han anunciado para hoy un día aceptable con posibilidad de que se pueda cubrir el cielo a partir del mediodía y vamos a tratar de aprovecharlo.
Mientras subimos hacia Formigal especulamos sobre qué hacer de las múltiples posibilidades que tenemos, a partir del Portalet pues la Cabecera del Valle de Tena está inmaculadamente blanca.
Incluso nos pasamos el Corral de las Mulas hablando de Peyrelue y teniendo en cuenta que la zona al este de la carretera pierde la nieve muy deprisa decidimos ir a Arafita; damos la vuelta en una carretera sin circulación y aparcamos en el Corral de las Mulas a 1700 metros de altitud.
La mañana está absolutamente primaveral con una temperatura de 6º centígrados y a las diez y media comenzamos a foquear tras cruzar la carretera.
Pasamos por un derribo de la alambrada ganadera y suavemente nos introducimos en dirección nordeste para foquear por la Majada de Vetemoza que tiene una capa delgada de nieve pero suficiente. Conocemos el tema y buscando los declives más rellenos bajaremos sin problema.
Avanzamos por las inmediaciones del Barranco Vetemoza y algo arriba entramos al mismo con el objetivo de alcanzar el Contrafuerte Bocalé sobre los 1900 metros de altitud liquidando la parte inicial de nuestra vía.
Desde la pequeña brecha divisamos nuestro objetivo y la Rinconada de Arrigal todo inmaculadamente nevado y sin huella, solamente se recortan algunas ramas del barranco que aparecen todavía sin cerrar por la nieve.
La continuación es la zona intermedia, tediosa para los esquiadores por lo que no es un pico visitado con esquís y que consiste en descender suavemente pasando pequeños contrafuertes y barranquillos hasta alcanzar el fondo de la Majada del Arrigal, para lo que habrá que perder alrededor de 50 metros según la línea se tránsito que elijamos, no hay que subir en absoluto.
Nosotros hacemos la travesía un poco más altos de lo acostumbrado y finalmente cuando llegamos al rellano tenemos que buscar un precario puente de nieve que tiembla a nuestro paso y que nos permite cruzar una de las ramas del Barranco del Arrigal.
A partir de allí faldeamos un pequeño promontorio situado bajo el Ministirio y atravesamos el rellano en la base de la Cara Noroeste del pico, ponemos las alzas altas y nos vamos a por ella. Media hora le digo a Juan que se ha ido a coronar el promontorio.
La línea cómoda en la Noroeste de Arafita consiste en foquear una largada muy amable al norte para ganar altura y posteriormente realizar otra larga diagonal, también suave, al este, para pasar por la cabecera del corredor noroeste en un tramo bastante inclinado y llegarse directamente a las inmediaciones de la cima. Hoy es una delicia pues la nieve somital está divinamente primavera y nos hay ninguna dificultad a la hora de progresar o cantear.
Son las doce y cuarto de la mañana cuando alcanzamos la Cima de Arafita situada a 2134 metros de altitud, mi chica sube detrás contemplando la pelea entre el ibuprofeno y su ciática.
Ha ido apareciendo bastante nubosidad que nos ha robado mucha visibilidad en el tramo final de ascenso y nos preocupa que vaya a más por lo que mientras hacemos la transición y decidimos si comemos o no, se aclara un poco el cielo entre nubes altas y decidimos marchar para abajo a todo trapo. Solamente hemos echado una visual a un paisaje absolutamente espectacular, hemos hecho una foto de cima con precario trípode y fotografiado celéricamente entre otros a Foratatas, Arrieles, Partacua y Balaitus.
La nieve está arriba sencillamente divina para esquiarla pues no somos amigos de nieves duras y el descenso es agradable como nunca a pesar de que el claro de visibilidad ha sido un espejismo, pero con esta nieve se puede girar a huevo sin problemas.
Liquidada la cara sudoeste nos clavamos en el rellanito de base pues la nieve está demasiado blanda y el cruce de la Rama del Barranco de Arrigal nos obliga a dar una buena vuelta para encontrar otro tembloroso puente que puenteamos, valga la redundancia, gracias a los esquís y que damos por bueno al no terminar con los esquís en el agua.
Ponemos pieles de foca y foqueamos en suave ascenso hasta alcanzar la Cabaña del Bocalé para sentarnos a comer sobre la cerca de bloques que está limpia de nieve. Es la una y media.
Sentados en lo único sitio sin nieve que se divisa se nos hace fresco en la espalda y enseguida comienza a precipitar por lo que de alguna forma aborta nuestro propósito de echar un bocado tranquilamente.
Consecuentemente nos abrigamos un poco, recogemos y remontamos hasta el Contrafuerte Bocalé para quitar pieles y echarnos para abajo. Estamos preocupados pues la poca visibilidad puede complicar el descenso con una nieve justilla incluso rebuscándola en los declives de la Majada Vetemoza.
Cuando nos disponemos a esquiar majada abajo se aclara un poco el cielo y hasta quiere salir el sol que incluso lo hará brevemente. Nos facilita suficiente visibilidad para seguir nuestra huella de ascenso que nos lleva a un paso clave en el Barranco Vetemoza y que pasaremos sin problemas. Luego, de allí para abajo deslizamos con cuidado de declive en declive y nos llegamos al Corral de las Mulas sin apenas enganchones con piedras cuando son las dos y media.
Liquidamos los 600 metros de desnivel acumulado de hoy en una jornada de absoluta solidad, sin huella y con una nieve primaveral que no ha sido ningún chollo precisamente en el Rellano del Arrigal, la zona tediosa tanto de la ascensión como del descenso. La nubosidad ha llegado con exactitud de reloj suizo.


Más información de Peña dera Fita  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo