476 montañeros on-line

(11,288 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Cotiella (2912 m) por zubi -- 26/09/2009
Vía: (desde el collado de Santa Isabel (Saravillo)) --
(6964 visitas)
  • Hora de salida: 7
  • Hora de llegada: 16
  • Meteorología: Mixto
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Ascensión
  • Gps: Descargar
  • Ver panorámicas
Cargando...
Loading


Cotiella  (2912 metros)
Cotiella bajo una luz irreal
Cotiella bajo una luz irreal

COTIELLA


Cotiella, el gran desierto calizo de los Pirineos, es una de las montañas más significativas y singulares dentro del Pirineo; quizás el hecho de no llegar a los ansiados 3000 metros hace que no esté tan frecuentado como sus grandes vecinos en la zona de Ordesa, La Munia, Bachimala o Posets, pero su relativo aislamiento y el hecho de estar algo alejado del eje central de la cordillera le conceden el título de atalaya sin par de estos macizos, o como dice Henry Russell en sus crónicas ?..uno de los observatorios más grandioso de los Pirineos..?.
Este macizo, situado entre las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza, presenta un aspecto desértico, desolado, austero,...es un verdadero desierto geológico en el que la piedra caliza da al paisaje un color grisáceo que lo domina todo.
Se trata pues de un paraíso mineral en el que predominan dos tipos de paisaje: el de tipo glaciar modelado por el hielo y el kárstico donde la fuerza del agua ha ido modelando la roca caliza creando lapiáces, simas, grutas,...
Este paisaje mágico presenta lugares tan atractivos como la Ereta de las Brujas, el ibón de Basa de la Mora (donde la leyenda del valle de Chistau dice que quien sube a tomar sus aguas el día de San Juan puede ver sobre sus aguas danzar sobre el lago a una princesa mora vestida con culebras de colores, oro y joyas), las peñas de las Diez, Once, Doce y del Mediodía que los habitantes del valle utilizaban desde tiempo atrás para saber la hora del día según donde se situara el sol sobre esas peñas,.. Esta zona ha atraído desde siempre a visitantes ilustres como el cartógrafo Raymond d¨Espouy, gran compañero de Jean Arlaud y que realizó la primera ascensión al Cotiella por su cresta noreste desde la brecha de las Brujas o el gran aventurero pirineísta Henry Russell que lo ascendió en dos ocasiones, sufriendo en una de ellas el asalto de unos bandidos.
El mismo Russell en su libro Recuerdos de un montañero escribe sobre el Cotiella: ?...una montaña orgullosa y árida, cuya altura y aspecto africano me intrigaban tanto...estamos en el límite de una meseta donde cabría todo Paris y donde a cuatro kilómetros linea recta, se eleva lúgubremente una cima...es la cima de Cotiella, pico sin igual en toda la cadena de los Pirineos y rodeado de Saharas..es una zona verdaderamente maldita que debe parecerse a los desiertos atormentados de la Luna. El terror reina por todas partes.?.
Además, el hecho de que este sea un paraíso mineral no evita que encontremos numerosos ejemplos de flora rupícola y glerícola, plantas que se adaptan al medio tan extremo en el que se encuentran y crecen en lugares tan inhóspitos como este.
Con semejantes antecedentes se hace obligatoria y apetecible la visita al Cotiella, así que un grupo de montañeros del club Bihotz Gaztea de Santurtzi decidimos realizar una excursión a la zona; tras ver numerosas reseñas de ascensiones vemos que casi todas ellas parten del circo de Armeña, pero nosotros decidimos ascender al Cotiella desde el collado de Santa Isabel, situado sobre el pueblo de Saravillo; pasaremos por Entremon, la Ereta de las Brujas y el collado de Cotiella.
Se trata de una ascensión larga y exigente pero muy atractiva y que nos dejará gratamente sorprendidos; francamente recomiendo a los que no conozcan el macizo que lo visiten para maravillarse con su sobrecogedora belleza austera.

ACCESOS.-

Desde Bilbao tomamos la A-8 dirección San Sebastian y en Irún entramos en Francia, aquí continuamos por la A-63 dirección Bayonne-Bordeaux y tomamos la salida 5.1 hacia Pau-Toulouse, cogemos la A-64 y tras pasar Pau y Tarbes tomamos la salida 16 en Lannemezan-Arreau, seguimos por la D-939 hacia Arreau-St.Lary-Soulan y Bielsa , tras pasar Fabian y el desvío hacia Neouvielle subimos al tunel de Bielsa que atravesamos para pasar a España; pasamos por Parzan y junto a Bielsa siguiendo la A-138 hasta llegar al cruce a la altura de Salinas en el que tras girar a la izquierda siguiendo la A-2609 para dirigirnos a Plan y el valle de Chistau pronto encontramos un desvío a la derecha que en poco más de un kilómetro nos lleva al pueblo de Saravillo.
Una vez en Saravillo cruzamos todo el pueblo hasta situarnos en el comienzo de una pista de piedra junto al aparcamiento del centro de interpretación Mosén Bruno; en el kilómetro 2,2 de la pista en la bifurcación del collado de San Miguel giramos a la izquierda y en el kilómetro 3,6 dejamos el desvío hacia el ibón de Plan y giramos a la derecha; en unos cuatro kilómetros más llegamos al collado de Santa Isabel junto al refugio abierto del mismo nombre.

NOTA: No recomiendo esta pista para un turismo normal, yo lo pasé pero a costa de ir rozando y golpeando los bajos del coche en bastantes tramos; con un todo-terreno o una furgoneta o coche alto la pista no presenta problema alguno.

ASCENSION.-

Tras un largo viaje desde Bilbao tenemos la suerte de toparnos con un control de la policía al poco de pasar Bielsa en el que nos retienen unos veinte minutos, con lo que llegamos a Saravillo y al comienzo de la pista hacia el collado de Santa Isabel de noche cerrada. En las reseñas de internet comentan que el acceso al collado de Sta.Isabel es muy cómodo pero los siete kilómetros de ascensión se me hacen eternos notando que cada dos por tres los bajos del coche van golpeando y rozando contra piedras de gran tamaño; pero tras cuarenta minutos llegamos hasta el collado de Sta. Isabel dispuestos a montar las tiendas, para nuestra sorpresa el refugio abierto está libre y en buenas condiciones, así que cenamos tranquilamente y nos disponemos a pasar la noche en el refugio esperando que durante la noche llegue el último coche de tres de nuestros compañeros que han salido más tarde de Bilbao.
A las seis de la mañana nos despertamos y desayunamos; de los tres compañeros ni rastro; así que tras preparar las mochilas (unas más cargadas que otras pues mientras Pedro, Juan, Javi y yo pensamos volvernos ese mismo día tras ascender Cotiella, los otros seis compañeros quieren hacer una travesía hasta el ibón de la Basa de la Mora y el domingo hacer algo más) y dejar una nota en el parabrisas del coche a los que faltan, emprendemos el camino hacia las siete de la mañana siguiendo la amplia pista por la que hemos llegado hasta aquí y que suavemente va ascendiendo bajo las paredes de las peñas de Lacués, en breve la pista gira a la izquierda y sigue suavemente hasta acabar junto a un extenso bosque de pino negro, aquí giramos a la derecha para seguir unas marcas de pintura roja en unas piedras, el camino se interna claramente en el bosque pero hay que fijarse bien pues a unos diez minutos de haberse internado en el bosque aparecen unos hitos que nos hacen girar a la izquierda (nosotros no nos fijamos y seguimos de frente hasta percatarnos del error al mirar el gps), al poco de girar cruzamos una inmensa tartera que se desprende de las peñas de Lacués, tras pasar la pedriza nos metemos de nuevo en un tramo de bosque de pino negro y bojes que va subiendo poco a poco hasta llegar al espolón del Prau Ventanuelo sobre los abismos del Cinqueta y el valle de Chistau. Aquí giramos a la derecha para siguiendo un marcado camino entre las rocas y con alguna revuelta llegar poco a poco hasta la senda de La Calva bajo las paredes del Mobison Gran; tras pasar junto a un abrevadero seguimos la senda horizontalmente y bordeando el Mobison Gran para dar con la Plana de Entremón y el comienzo de la Ereta de las Brujas; al fondo ya divisamos el Cotiella.
El track que seguimos nos indica como bordear el Mobison Gran, el Pico de la Pala del Puerto y su collado para situarnos a los pies del collado de las Brujas entre el Cotiella y el pico de las Brechas o pico de Espouy (se supone que siguiendo este camino evitaremos los continuos sube y baja de la Ereta de las Brujas y apenas perderemos altura; pero yo creo que este trayecto es más largo y costoso que el haber seguido de frente tomando como referencia el collado de Cotiella).
Hasta la senda de la Calva hemos tardado unas dos horas y media y lo que parece que nos va a llevar poco tiempo (acercarnos a la última subida al collado de Cotiella) nos lleva otras dos horas en parte debido tambien al gran peso que lleva alguno de nuestros compañeros.
Cuando estamos a los pies de la vertiginosa brecha y arista de las Brujas, Juan decide darse la vuelta e ir bajando poco a poco pues no confía en seguir un ritmo fuerte y teme retrasarnos mucho; yo tambien dudo en si continuar o no pero al final Pedro me convence para seguir un poco más; así poco a poco vamos subiendo hacia el collado de Cotiella, pero antes de llegar a este decidimos girar a la izquierda y seguir de frente hacia la cima por las rocas y buscando el terreno más cómodo; en este último tramo la pedriza se hace interminable y parece que no llegamos a la cima pero al fín vemos entre la niebla el vértice geodésico del Cotiella al que llegamos en breve (hemos tardado unas cinco horas y media sin contar las paradas).
La subida ha sido dura pero el hecho de llegar a la cima compensa todos los esfuerzos. Nos hacemos las fotos y firmamos en el cuaderno que hay en el buzón cimero; por desgracia las nubes nos impiden observar nada del paisaje así que decidimos bajar rápidamente. Enseguida llegan a la cima los otros tres compañeros que han dejado algo de peso de las mochilas escondido y tras despedirnos de ellos bajamos enseguida hasta el collado de Cotiella entre este y el Cotielleta.
Teniendo como referencia frente a nosotros el Mobison Gran decidimos seguir de frente por la Ereta de las Brujas siguiendo los hitos y aunque algunas veces perdemos la referencia de los hitos viendo el Mobison Gran frente a nosotros conseguimos atravesar la Ereta de las Brujas más rápidamente que en el camino de ida.
Pronto llegamos a la altura del abrevadero de la Calva y ya desde aquí una bajada vertiginosa nos lleva de nuevo al refugio de Santa Isabel; casi sin pararnos hemos tardado unas tres horas desde la cima.
Recogemos los trastos y comemos un poco antes de volver a coger el coche y retornar a casa.
En resumen, una excursión que discurre por terrenos solitarios, yermos y salvajes, pero de gran belleza y que recomiendo vivamente.

Más información de Cotiella  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo