243 montañeros on-line

(11,478 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Librería

Suscribirse al canal contenidos Ascensión a el Aspe (2645 m) por balaitus -- 28/03/2010
Vía: (Normal de la cara Sur desde Aísa) --
(5626 visitas)
  • Hora de salida: 10
  • Hora de llegada: 14
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Facil
  • Días: 1
  • Tipo: Esquí Montaña
  • Gps: Descargar
  • Ver panorámicas
Cargando...
Loading


Aspe  (2645 metros)
Cartografía IGN
Cartografía IGN
Carlos Sabando Grasa

Salida promocional de esquí de montaña del Club Peña Guara de Huesca.

Tras el cambio de hora oficial de la víspera, la cita es en el Coso Real a las 7:30, pero yo salgo de Pamplona, así que quedo con el grupo en el final de la pista de Aísa hacia el Rigüelo. Salgo con tiempo para probar el acceso más corto, por la pista asfaltada desde Jasa hasta más arriba de Aísa y la elección es estupenda.

Transitando por la pista del Rigüelo llego a las 8:40 hasta unos metros antes de un enorme alud que impide continuar a cualquier vehículo. Encuentro ya unos cuantos coches pero todavía llegará un autobús antes de que lo hagan los coches de mis compañeros que vienen de Huesca. La espera se hace corta porque a unos metros de mi coche han aparcado Aran y Patxi, que comparten hoy objetivo con nosotros.



Cuando llega el resto de la expedición, los preparativos se alargan pues hoy somos un grupo enorme, más de cuarenta personas. Por fin sobre las diez echamos a andar porteando los esquís en la mochila. Atravesamos el alud y continuamos por la pista completamente en seco durante un buen rato. Pasamos la valla del final de la pista y todavía a pie llegamos a la altura del refugio de Saleras y aún más arriba nos calzamos por fin los esquís tras la obligada reagrupación y control de ARVA.

La temperatura es alta desde primera hora, y las primeras cuestas, todavía entre algunos pinos ya nos hacen sudar. Desde abajo divisamos el típico embudo de la cara Sur del Aspe y las palas superiores por las que ascenderemos en un ratito.

La pendiente se reduce drásticamente antes de afrontar una pala con pendiente moderada que nos conduce al embudo. Una vez en él no es más que un amplio paso donde unas cuantas zetas nos sacan a un hombro donde algunos hacemos una primera parada.

A partir de aquí de nuevo tenemos un respiro, una amplia diagonal de escasa pendiente nos permite recuperar antes de afrontar otra pala mucho más larga que la de debajo del embudo, también de pendiente moderada, que nos conducirá a un nuevo estrechamiento en el itinerario. Tras unas cuantas vueltas marías alcanzamos este paso, que nos deja en un rellano ideal para hacer un receso.

Reagrupación y algún bocado, y durante esta parada vemos ya descender a Lorenzo, que otra vez tiene prisa por volver a Huesca y ha ascendido al ritmo de las grandes ligas.

Cuando el gran grupo se pone de nuevo en marcha toca recorrer un vallecito con poca pendiente, ideal tras una parada larga. Progresamos a los pies de la muralla de la Llana de la Garganta. La salida de este valle nos dejará sobre una loma que por fin nos permite divisar el resto de la ascensión. Vemos al fondo la pala que conduce a la antecima, que desde aquí parece mucho más pendiente y larga de lo que es. En su punto culminante vemos un grupo grande dejando los esquís para dirigirse a la verdadera cumbre.

Antes de llegar a la mencionada pala todavía nos falta un buen tramo flanqueando bajo el Paso de Aspe, collado que separa la Llana de la Garganta de nuestro objetivo. Una vez al pie de la pala ya se aprecia su inclinación real, y calculo que en menos de veinte vueltas maría alcanzamos la antecima mientras disfrutamos de unas vistas espectaculares de la cara Norte de la Llana de la Garganta. En el ascenso nos cruzamos con Aran y Patxi que ya descienden.

En este punto abandonamos los esquís y casi todos además del piolet nos calzamos los crampones. Breve descenso a un collado intermedio y sólo resta remontar la amplia arista para alcanzar el rellano cimero mientras nos cruzamos con la mayoría del grupo que ya retorna.

Tras casi cuatro horas de lenta ascensión, cuando son casi las dos de la tarde alcanzamos la cumbre con la mala suerte de que una nube decide estropearnos las vistas y las fotos. Esperamos un poco a ver si decide abandonarnos pero no hay manera.

Desandamos el camino hasta los esquís y aún en medio de la niebla nos los calzamos e iniciamos el descenso. La pala superior a pesar de la mala visibilidad se disfruta pues la nieve está estupenda. En su base ya volvemos a tener un cielo despejado y tras el flanqueo descendemos por el vallecito bajo la llana de la Garganta.

Conforme perdemos altitud lógicamente la nieve está cada vez más pesada, pero a mi me parece que todavía se disfruta. Nos toca ahora la gran pala por encima del embudo, donde la gran amplitud permite bajar por cualquier sitio, haciendo ya giros amplios por la nieve primavera.

Pasamos el embudo y aún queda algún giro decente en su pala inferior hasta apurar el tramo esquiable como podamos para alcanzar el río. En este punto reagrupación y toca cargar de nuevo con los esquís en la espalda hasta los coches. Un tramo que parece el doble de largo que esta mañana.

Recogemos y quedamos a tomar una cerveza en Aísa, donde pasadas las cuatro y media no encontramos dónde nos den de comer, así que los más hambrientos nos vamos a Puente la Reina a cerrar la jornada con un menú.


Track en Wikiloc

Álbum de fotos en Picasa




Más información de Aspe  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo