159 montañeros on-line

(11,443 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Senderismo Circular Valcongosto y Cuartún por Ramiro -- 17/10/2008
Jornada: (Sin especificar) --
(7499 visitas)
  • Zonas: ,
  • Duración sin descansos: 02:10
  • Meteorología: Nublado
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Num. Personas: 1
  • Tipo: Senderismo
  • Desnivel de subida: 280 metros
  • Desnivel de bajada: 280 metros
  • Distancia: 7200 metros
  • Agua:
  • Observaciones:
  • Gps: Sin fichero GPS


Circular Valcongosto y Cuartún  
Mapa de la Zona.
Mapa de la Zona.
Desnivel: 280 m. aprox.
Distancia: 7 Km.
Cobertura móvil: Tan solo existe en las inmediaciones del Collado Sancho.
Época recomendada: Otoño. Estamos ante uno de los parajes otoñales más bonitos de la cara oculta del Moncayo. En primaveras lluviosas el caudal puede impedir el transito por Valcongosto mientras que en Verano el descenso de caudal puede hacer que no discurra agua hasta la salida de los estrechos.
Agua: existente en el ascenso por Valcongosto y en la fuente de Hoya Barrán. Inexistente en el descenso por Cuartún.
Refugios: No existen lugares habilitados para tan fin. En caso de necesidad, la cueva del Tío Barrigudo en Valcongosto y la Cueva de Cuartún en el descenso pueden ofrecer refugio de la intemperie.
Atractivo: Ruta circular que permite conocer las características más destacadas de la cara oculta del Moncayo: barrancos profundos, muelas calizas (Cuartún y Valdeascones), vegetación de ribera, anidamiento de rapaces rupícolas, restos etnológicos, etc. Todo ello acompañado por el sonido del agua, ese elemento tan escaso en el Sistema Ibérico.

Advertencias:

Recomendable llevar pantalón largo puesto que hay un tramo en el ascenso de Hoya Barrán que se realiza entre aliagas.

Evitar realizar la ruta después de un periodo de lluvias o de una tormenta. La salida de Valcongosto sino es por el propio cauce es imposible.

Asimismo, debemos ser conscientes que en virtud del caudal va a ser difícil evitar mojarnos algo.

RECORRIDO:

Desde el merendero de Purujosa junto al río (905 m.) iniciamos un descenso por la carretera en busca de la desembocadura del barranco de Valcongosto. No obstante, primeramente dejaremos a nuestra izquierda el barranco de la Virgen y pasaremos junto a un peñón denominado ?El morrón? donde la carretera fue cortada a pico. En ese momento giramos a la izquierda y tenemos vistas sobre la esplendida pared de Peñarroya plagada de nidos de buitre. Continuamos por la carretera hasta que se abre a nuestra izquierda una gran rambla. Estamos en el inicio de Valcongosto. Habremos invertido 10 minutos desde el merendero.

Aquí abandonamos la carretera y nos introducimos en la rambla a través del propio cauce (en las ultimas riadas el barranco ha esbarrancado llevándose por delante el sendero) aunque debemos estar atentos puesto que la senda se vuelve a recuperar por la izquierda. Así, alcanzamos un estrechamiento donde el sendero cambia de orilla. En este punto, podemos observar en la pared de la izquierda una oquedad donde las hiedras delatan la humedad, es la denominada Fuente de la Zorra.

Tras este breve estrechamiento nos introducimos en un segundo llano donde la vegetación poco a poco va recuperando el terreno perdido. En este llano es frecuente encontrar corzos sesteando. Superado este llano nos adentramos en los verdaderos estrechos, a partir de aquí las paredes del barranco se aproximan y la vegetación de ribera se hace continua. Nada más entrar en los estrechos, en un punto donde se cruza el barranco a la izquierda, podemos encontrar sobreelevada unos metros sobre el cauce la Cueva del Tío Barrigudo, acondicionada para el ganado. Desde la misma, se puede observar en la otra orilla y a una altura superior la Cueva el Tío Cañas que según la tradición oral, se comunicaba en tiempo con la Cueva de los Rincones.

En pocos minutos alcanzamos la zona más espectacular del recorrido, la parte más estrecha donde no existe sendero puesto que tenemos que avanzar por el propio cauce. La luz del sol nunca llega a estas profundidades. Además, si estamos atentos podemos observar en algunas paredes restos de barrenos, testimonios de antiguas voladuras efectuadas para que pudieran bajar carretas por el cauce. Esto indica que en tiempos la estrechez del cauce todavía era mayor.

Superada esta zona llegamos a un punto donde el cauce gira a la derecha y se abre lo suficiente como para permitir de nuevo transitar por una senda aunque con numerosos cruces del arroyo. Después el barranco girará a la izquierda y alcanzamos un punto donde el agua da unos alegres saltos entre unos bloques derruidos sobre el cauce. Es el denominado Pozo de los Pitones que queda a la derecha del sendero. Este es un buen punto tanto para observar truchas (parece increíble que puedan sobrevivir con tan escaso caudal) como la planta rupícola Corona de Rey, que aunque frecuente en el Pirineo, es bastante escasa en el Sistema Ibérico.

Finalmente, el barranco terminará abriéndose lo suficiente por la izquierda al terminarse la Muela de Cuartún aunque por la derecha las paredes del cantíl de la Plana de Valdeascones continúan en el horizonte. Al mismo tiempo, aparece como telón de fondo un solitario Peñón calizo, El Tolmo la Cina, en cuya cima hubo un puesto de vigilancia en la Edad Media. Nosotros aun avanzaremos hasta alcanzar un alto mojón donde se dividen dos sendas, la que continúa por Valcongosto hasta la Cueva Liendres (en la actualidad casi perdida a pesar de su belleza) y la que gira a la izquierda para remontar el barranco de Hoya. Hasta aquí habremos invertido unos 40 minutos desde la carretera. Estamos a 1.000 m. de altura aproximadamente,

Nos despedimos de Valcongosoto y empezamos la parte más exigente del recorrido, el ascenso hasta el collado Sancho a través del barranco de Hoya Barrán. Primeramente remontamos mediante una serie de zetas las laderas del Romeral, donde esta especie convive junto a las molestas aliagas. Posteriormente el sendero llanea para de nuevo zetear a la derecha en un giro confuso donde la gente tiende a seguir la dirección del barranco.

Después alcanzamos una zona de praos y antiguos campos donde las altas hierbas se apoderan del sendero, debemos estar atentos: al ascender una olma junto a unos almendros debemos girar a la derecha para acercarnos a un barranco secundario que desciende del Tolmo la Cina. Después debe servirnos de orientación una gran carrasca a la que debemos acercarnos para, un poco después, girar a la izquierda volviendo así a aproximarnos a la cuenca de Hoya Barrán. De este modo, llaneando e incluso descendiendo un poco alcanzaremos la Fuente de Hoya Barrán, casi oculta por una balsa llena de aneas que deberemos bordear por su parte izquierda. Dicha fuente, muy segura todo el año, prácticamente se había perdido pero recientemente varios voluntarios la hemos limpiado y le hemos puesto un caño.

Abandonamos la balsa para, ahora ya por pista, ascender unos metros y enlazar con el GR 90 que se dirige hacia el Collado de las Estacas. Nosotros giraremos a la izquierda hasta alcanzar en unos pocos minutos el Collado Sancho (1.120 m.). Desde el fondo de Valcongosto nos habrá costado poco más de media hora. Aquí podemos aprovechar para coger unas setas de cardo o champiñones o para deleitarse con las vistas que se abren hacia las muelas calizas de Purujosa con la Sierra del Tablado de Fondo.

Descendemos por la pista hasta el fondo del barranco de Cuartún y junto a un poste indicativo nos desviamos a al izquierda a través de una senda que se introduce en el barranco calizo. A los pocos metros se abre a al izquierda la Cueva Cuartún, a la cual se recomienda acercarse para admirar la tremenda sala divida en diferentes estancias para el ganado.

Seguimos hacia abajo a través del seco barranco donde podemos ver los restos de algún tramo empedrado. No en vano, esta era la vía de comunicación más importante para los vecinos de Purujosa que querían ir al Campo de Borja. De hecho, el mantenimiento del sendero estaba regulado y todos los años se organizaban los turnos entre los vecinos que de manera voluntaria, debían relevarse para reparar las partes dañadas del mismo.

Finalmente, alcanzamos el fondo del Barranco del Virgen junto al Peirón de la Leche (940 m.). Desde el Collado Sancho habremos invertido unos 25 minutos. La vista desde este punto, junto al ruinoso monolito que ya no alberga ninguna imagen, del caserío de Purujosa colgado sobre el acantilado es espectacular. Aquí podemos optar o bien por descender por el barranco la Virgen para salir a la Carretera o visitar el pueblo. En este caso también tenemos dos opciones, bajar por el barranco hasta el desvió que asciende a la derecha por un sendero empedrado a la Ermita de la Virgen de Constantín situada en una cueva y donde su ermitaño, el Padre Francisco, estará encantado de atendernos, o bien, desde el peirón seguir a la derecha para ascender la ladera de enfrente por un sendero que en 7 duras lazadas salvará 60 metros de desnivel y que nos depositará, tras 10 minutos de subida, en la calle Colladillo de este montano pueblo.

Más información de Circular Valcongosto y Cuartún  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo