197 montañeros on-line

(11,413 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Escalada Crestas del Diablo por batals -- 15/07/1977
Jornada: (Sin especificar) --
(5839 visitas)
  • Zonas: Himalaya, Andorra,
  • Duración sin descansos: 12:00
  • Meteorología: Mixto
  • Dificultad: Dificil
  • Días: 1
  • Num. Personas: 2
  • Tipo: Escalada
  • Desnivel de subida: 1100 metros
  • Desnivel de bajada: 1100 metros
  • Distancia: 8000 metros
  • Agua: En los arroyos, nada en las crestas
  • Grado de la vía: V-
  • Grado de la vía artificial: Libre
  • Grado de exposición: M1
  • Tipo de roca: Granito
  • Tiempo de aproximación: 02:00
  • Equipamiento de la vía: Instalaciones de rápel y algún clavo en el 1977
  • Observaciones: Empleamos dos cuerdas de 40 m.
  • Gps: Sin fichero GPS


Crestas del Diablo  
El Balaitous al fondo de un montón de crestas
El Balaitous al fondo de un montón de crestas
CRESTAS DEL DIABLO: Buscando información sobre el Balaitous, me he dado cuenta de que solo hay una descripción de estas crestas y despues de desempolvar unas diapositivas, he decidido contaros algunos recuerdos. No pretende ser una reseña técnica, más bien decir que son factibles y disfrutonas. El haber terminado la mili dos meses antes, suponía que tenía unas ganas locas de pillar los Pirineos y mi amigo Miguel Angel, el compañero ideal que canalizó mis energias hacia rutas de escalada.

COMO LLEGAR: El conjunto de cimas y crestas del Balaitous están en el Pirineo Oscence, comarca del Valle de Tena y aunque nosotros partimos desde el balneario de Panticosa y llegamos con Las Argualas y Los Infiernos como aclimatación, lo normal es subir desde Sallend de Gállego al embalse de la Sarra y por el barranco de Aguas Limpias hasta el ibón de Respumoso.

LA ESCALADA. Durante mi año de mili Miguel había "cocido" un programa ambicioso y recopilado información ante lo que yo, simplemente le dije que sí a todo. Ese día tocaba el Balaitous, pero desde el Pico Cristales y con todas las crestas intermedias en el camino. Era uno de los dias más largos del año y madrugamos, a las 7 am. salimos del refugio de Piedrafita, que era el único que había y cruzando Campo Plano, atacamos el Cristales desde el SE. 800 m. de desnivel para calentar las piernas. Desde esa cumbre el Balaitus queda a tomar por saco al otro lado de una linea de agujas que parece interminable, pero la cosa era no pensar, si no empezar. Eran las 9 am.
La dificultad nos era a la medida, para disfrutar de los tramos de IIIº y IVº, los pasos aéreos o los rápeles que llegaban a puntos a 150 m. del suelo. Íbamos encordados con arneses de pecho (mi primer arnés de cintura lo compré tres años después) y con bota dura. En los tramos más sencillos avanzábamos en ensanble, encordados a unos diez metros el uno del otro y metiendo la cuerda por las grietas o ziszageando entre las piedras; los pasos más interesantes los asegurábamos con reuniones montadas con cintas o de las clavijas que encontramos.
Con los rápeles no tubimos problemas, alguna aguja hubo que rodearla para encontrar la ruta más factible a su cumbre, pero nos propusimos pasar por lo alto de todas. Una a una fueron quedando atrás, la Proserpina, el Plató de los Diablos, el Tridente Sur, los Cuernos, el Tridente Norte; la adrenalina fluía por las venas. El ambiente y la sensación magníficos, cumbres con nieve, praderas verdes, lagos azules y escalando pasos aéreos con mi mejor amigo. En tres horas de disfrutar nos las ventilamos y alcanzamos el Pico Soulano, era medio día, tendríamos buena luz hasta casi las diez de la noche, teníamos mucho tiempo y seguimos, aunque el Diablo debía estar mosqueado por tocarle a Proserpina y nos mandó sus nieblas; la carrera empezó ha ser contra el frío, pero las crestas de Costerillou eran más sencillas y nos permitieron mantener un ritmo. Aguja Ussel 3022 m. ya entramos en el reino de los tres miles, otra razón para ir contentos. La Torre de Costerillou nos detubo un instante, comimos el bocata y de paso volvimos aencordarnos. Las nubes que nos envolvian ya no dejaban ver el mundo que nos rodeaba y la torre nos domínaba con su silueta sombría y afilada; pero era el último obtaculo importante antes de la cumbre del Balaitous y lo afrontó Miguel. Es el 3000 más dificil del Pirineo y esa ya era buena razón. Despues de rapelarla ya se terminan las dificultades escalatorias y volvimos a desencordarnos, llegando a la cumbre nos metimos en un nevero, todo era blanco a nuestro alrededor, unas huellas nos llegaron por la izquierda y las seguimos hasta el trípode que marca la cumbre del Balaitous 3144 m. el tercero del día. No hay paisaje, no hay fotos, solo la preocupación de que el tiempo pueda ir a peor y decidimos bajar pronto, la huella trabajó a nuestro favor y nos sacó de la niebla dirección a la Brecha Latour, donde en un tramo usamos la cuerda para facilitar las cosas con un rápel. Por aquellos tiempos las chaquetas de montaña de los escaladores, tenían una marca que cruzaba la espalda, producida por el rozamiento de las cuerdas en los rápeles. Cuando tocamos la ladera la tensión se calmó y el resto de la bajada llegó a sentirse como demasido larga, no dejaban de ser unos 1200 m. de descenso y doce horas de caña al cuerpo.
Aquella campaña surcamos grandes paredes y alcanzamos once tres miles.

Más información de Crestas del Diablo  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo