359 montañeros on-line

(11,413 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Espeleología Cueva Hermosa por Ramiro -- 08/12/2007
Jornada: (Sin especificar) --
(9223 visitas)
  • Zonas: Himalaya, Andorra,
  • Duración sin descansos: 01:00
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Muy facil
  • Días: 1
  • Num. Personas: 1
  • Tipo: Espeleología
  • Desnivel de subida: 75 metros
  • Desnivel de bajada: 75 metros
  • Distancia: 1000 metros
  • Agua: No existen fuentes cercanas. En las localidades de Purujosa y Calcena si hay fuente.
  • Tipo de roca: Descompuesta, caracterísitcas, ...
  • Tiempo de aproximación: 00:15
  • Equipamiento de la vía: No es necesario llevar material propio de espeleología. Solamente una linterna frontal y ropa sucia porque hay barro.
  • Observaciones:
  • Gps: Sin fichero GPS


Cueva Hermosa  
Advertencia:

Ante la inexistencia de cobertura dentro de la cavidad, como es evidente, es imprescindible advertir a alguien que vamos a ir a esta cueva. Tampoco recomiendo acceder en solitario, cualquier problema con el frontal, por ejemplo, nos puede dejar en la más completa oscuridad.

Existe gran cantidad de guano (excrementos de murcielago) por lo que en ocasiones se puede producir mareos y dolor de cabeza

Comentario:

Esta propuesta es muy interesante ante un día en el que no tenemos mucho tiempo y queremos hacer una actividad corta pero interesante. Además, nos permite conocer nuevos rincones de esta cara del Moncayo, demostrando que existen más opciones que las 3 o 4 excursiones generalistas que realiza todo el mundo. Las opciones de estos macizos calcareos son multiples y variadas.

Introducción:

Es una cueva muy visitada por los espeleólogos para iniciarse en este deporte y por el público en general dado su fácil acceso. En ella destaca una formación espectacular, "La Muralla China", una pared construida por precipitación de calcita y que está a punto de cerrar el paso hacía el resto de la cueva. También destaca su entrada que nos obliga a entar a cuatro patas.

Interés arqueológico: Se han encontrado diversos objetos de época neolítica en su interior.

Exploración:

En el año 1969 se informó al grupo espeleológico "Martel", integrante de la OJE, de la existencia de la cueva. Tras diversas exploraciones publicaron su topografía en 1971. Es muy recomendable consultar esta topografía antes de acceder a la cueva, así sabemos lo que nos podemos encontrar. Yo ne mi caso, no lo hice y me arrepiento, en una cueva, cuando menos cosas se dejen a la improvisación, mejor.

Acceso:

A esta cueva se puede acceder tanto desde Purujosa como desde Calcena, ambas localidades integrantes de la denominada "Cara Oculta del Moncayo".

En la carretera CV-630, a 2 Km. desde Calcena y algo más de 4 Km. desde Purujosa. Encontramos un apartadero para los coches y una senda que se interna en una val. Para los que usen GPS las coordenadas son: 30T 0605309 4612654. Nos puede servir de referencia una señal de circulación que recomienda circular a 30 Km/h. Justo junto a la señal se inicia la senda, marcada por un alto mojón.

La senda se interna por un bosque muy abierto de carrascas, acompañado por un interesante y poblado sotobosque de romero. No existe perdida y aunque encontramos varios desvios, todos terminan conduciendo a la entrada de la cueva. La senda gana desnivel con decisión y abandona el barranco por el que ascendíamos para pasar a su vecino. Un resalte de roca final, en el que ni hace falta usar las manos, pero que es evitable por la derecha a través de una senda que lo salva mediante unas zetas, nos deja en la boca.

Recorrido:

Una vez en la entrada, me quite la mochila puesto que el comienzo es hasta cierto punto claustrofóbico, una vasillo de mas de una decena de metros en los que hay que ir a 4 patas o muy agachados. Mi fiel perro Ibón, prefirió esperarme al sol en la puerta que entrar en las profundidades de la madre tierra. Me llama la atención la forma casí esférica de este pasillo, cualquiera diría que fue tallado por el hombre ante la perfección de sus paredes. Sin embargo, esta obra de ingenieria es fruto de la acción de la naturaleza.

Dejamos las angosturas del comienzo para acceder a una sala más amplia aunque no de grandes dimensiones, separada por un muro central. En esta sala había un conjunto de unos 10 murcielagos a los cuales procuré no deslumbrar para que siguieran con su reposo. En principio fue por el pasillo de la derecha. Este tiene el inconveniente de que es más estrecho y hay bastantes arañas. Retrocedí para ir por el de la izquierda y me decisión fue acertada, en este se puede apreciar un magnifico muro a la derecha, es la parte posterior de la formación caliza conocida como "La Muralla China". Por un paso angosto pero corto, accedía a la "Sala de las Arañas". ¿Os imaginais de donde viene el nombre no? Me di la vuelta para ver esta otra parte de la "Muralla China", tan impresioannte como la posterior o mas. Lamentablemente en la fotografía no se puede apreciar ni todos sus brillos ni toda su dimensión porque había que hacerla desde cerca para que el flash hiciera su efecto.

La sala de las Arañas es muy amplia, sobre todo si la comparamos con la que acabamos de atravesar. Es la sala más bonita de todas, donde podemos perder tiempo admirando sus caprichosas formas. Además del muro de la Muralla China, destaca en su centro unas importantes formaciones de estalagmitas, que se alzan desde el suelo con alturas de hasta 3 metros de altura. Es curioso que frente al gran numero de estalagmitas, las estalacticas son escasas, habiendo solo una pequeña formación justo en el centro de la sala. Al cruzar esta sala da la impresión que se atraviesa un bosque de árboles de piedra, es impresionante.

Al final de esta sala observamos una "puerta", avanzamos hacia ella sin saber lo que habrá al otro lado, en principio, solo nos espera la oscuridad. El paso es precioso, muy fotogénico. A través de él entramos a una sala inmensa, de altas paredes y de una profundidad considerable. Es la sala más grande y sin embargo, la más aburrida. La sala está semiderruida, constituyendo el suelo una gran superficie de bloques caídos del techo. Estamos en la "Sala de los Murcielagos". Aquí no existen formaciones de interés pero su grandeza es sobrecogedora, mi frontal apenas alcanza la pared del fondo. Lamentablemente, lo que en su día debió ser el habitat de una inmesa colonia de murcielagos, hoy está desierta. El gran turismo que soporta esta cavidad ha terminado diezmando esta colonia, hoy en día muy escasa.


Volvemos sobre nuestros pasos mientras las gotas de agua nos mojan la cabeza. Deshaciendo nuestro camino vamos quedándonos con cada detalle de esta maravilla subterránea. Es muy difícil de explicar las sensaciones que se experimentan en lo más prfundo de la tierra, con una oscuridad casi absoluta, en soledad, mientras el vapor que desprendemos al respirar se difumina en nuestro frontal, ese que es nuestro guía, fiel amigo, nuestro particular faro de Alejandría sin el cual no sabríamos llegar a buen puerto. Cuando nuevamente vemos la luz del sol, ese timido rayo que entra desde el exterior, no podemos mas que girarnos por ultima vez para contemplar las profundidades de la tierra, tan hermosas y misteriosas a la vez.

Regreso a Purujosa y mientras me refresco en el refugio, mirando el mapa de la pared, me distraigo de la conversación y pienso en aquel día en el que conocí la cima del Moncayo. Hoy, muchos años después, he estado en las entrañas de esta maravillosa montaña, es como si un ciclo se cerrase, pero en realidad, al igual que cuando vi nuevamente la luz del sol a mi salida de sus fauces, no es un ciclo que se acaba, es un ciclo que vuelve a comenzar. Y ese pensamiento me hace feliz.


Más información de Cueva Hermosa  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo