350 montañeros on-line

(11,413 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Vías Ferratas Ferrata de las Damas por mandril -- 12/10/2007
Jornada: (Única) --
(10960 visitas)
  • Zonas: Himalaya, Andorra,
  • Duración sin descansos: 02:00
  • Meteorología: Sol
  • Dificultad: Dificultad media
  • Días: 1
  • Num. Personas: 2
  • Tipo: Vías Ferratas
  • Desnivel de subida: 465 metros
  • Desnivel de bajada: 465 metros
  • Distancia: 4000 metros
  • Agua: No hay
  • Grado de la vía ferrata: Medio
  • Grado de exposición: M1
  • Tipo de roca: Conglomerado
  • Tiempo de aproximación: 00:20
  • Equipamiento de la vía: Cadenas, cables de vida, cuerdas, escalones y todo lo necesario para recorrerla sin problemas
  • Observaciones: Aconsejable un mínimo de experiencia en ferratas. Se requiere fuerza de brazos para superar algún tramo, así como no padecer vértigo
  • Gps: Sin fichero GPS


Ferrata de las Damas  
Recorridos de subida y bajada
Recorridos de subida y bajada
Nos encontramos en el Bages, comarca interior de Catalunya, donde repentinamente se levanta el famoso macizo de Montserrat. En él podemos practicar senderismo, escalada y hacer diversas vías ferratas. Nosotros nos encontramos aquí para hacer la de las Damas, una ferrata sin grandes dificultades para gente que ya haya hecho alguna anteriormente y que salva unos 250 m de desnivel. Si por el contrario es la primera que hacemos, lo pasaremos mal en algún sector concreto dado el esfuerzo de brazos que hay que hacer. Hay 3 tramos algo durillos pero con un poco de esfuerzo se salvan bien. Tardaremos unos 20 minutos en hacer la aproximación desde el coche y 1 hora en recorrerla. En otros 45 minutos estaremos de nuevo abajo. La vía ferrata de las Damas recorre en su totalidad la Canal de l'Artiga Baixa, barranco típico del macizo de Montserrat: muchos restos de troncos arrastrados por la lluvia, cantos rodados y paredes verticales allá donde miremos.

El mayor problema de la jornada supuso situarnos al inicio de la vía ya que todas las reseñas que habíamos leído eran poco concretas y en las guías que tenemos no acaba de quedar claro cuál es el camino correcto a coger y cómo llegar hasta él.


CARTOGRAFÍA: Montserrat (Editorial Alpina, escala 1/5.000)


MATERIAL: Kit de ferrata: arnés, disipador y casco. Depende del recorrido que escojamos de bajada nos hará falta una cuerda para realizar dos rápeles, el más largo, de unos 25 metros.


ACCESO EN COCHE: hay que ir por la A-2 dirección Lleida desde Barcelona. Nosotros, al ir desde Tarragona, vinimos por la AP-7 y salimos en Martorell para coger la A-2. Una vez en la A-2 hay que tomar la salida 575 y dirigirnos al norte, hacia ''la Vinya Nova'', un gran restaurante que hay en medio del campo. Al salir de la autovía vemos un cartelito colgado de una farola indicando que tenemos que girar a la izquierda. Recorreremos cerca de 1 km por entre las calles de la urbanización El Bruc Residencial y otros 2 km por una pista en buenas condiciones. Al llegar a la Vinya Nova pasaremos por medio del parking de tierra (si hay una boda os comeréis algún que otro atasco) y nos dirigiremos por un camino que hay hacia el SE. Recorreremos unos 400 m y después de una subida y una curva a la izquierda encontraremos a mano derecha una gran puerta de entrada a la finca que tenemos a nuestro lado. Justo en frente de esta puerta sale un camino entre árboles. Es aquí donde deberemos dejar el coche.


APROXIMACIÓN: Una vez situados seguiremos el camino que, hacia el norte, se dirige directamente a las imponentes paredes de la cara sur de Montserrat. La vista cada vez impresiona más viendo los paredones que tenemos delante nuestro. Caminamos 5-10 minutos mientras el camino poco a poco se va estrechando y de repente hay un claro. En las guías que leímos había una referencia muy concreta: un palo azul sujetado por un montoncito de piedras en el suelo señala el sitio exacto donde hay que coger el barranco que baja. Pensábamos que era un dato sin mucho sentido ya que en días de mucha lluvia o a la que pasara algún simpático por ahí el palo volaría fácilmente, pero nuestra sorpresa fue encontrarlo allí mismo. A la altura del palo pues, debemos dirigirnos al norte entre ramas y árboles para buscar el final de la canal que tenemos encima. A los pocos minutos nos tranquilizamos ya que encontramos un cartelito de madera indicando que efectivamente éste es el camino correcto para iniciar la canal. Aunque al principio parezca que nos hemos perdido por medio del bosque, paciencia, enseguida veremos estas referencias y algún que otro hito.

En el supuesto de no encontrar el palo azul en el suelo, en el claro antes mencionado debemos girar a la derecha para, a los 20 metros girar a la izquierda. Si hubiéramos seguido recto en el claro nos habríamos metido en el barranco vecino: la Canal de l'Artiga Alta, y una de las opciones que tenemos para volver.


LA VIA: Vamos remontando barranco arriba sin ninguna dificultad y de repente nos topamos con el principio de la vía. Otro cartelito oxidado de metal indica que estamos en el sitio correcto donde empieza. Y cómo empieza...
El inicio de la vía se hace por una pared totalmente vertical de unos 10-12 metros con escalones grandes. El primero está más alto de lo que a más de uno le gustaría (unos 2,5 m) por lo que hay que buscarse la vida para llegar. Está bien que coloquen alguna dificultad importante al inicio de la vía para que los más dudosos puedan repensárselo y dar marcha atrás si lo creen conveniente. A medida que avanzamos por la pared los escalones se encuentran en peor estado probablemente por los pedrolos que deben bajar por el barranco en días de lluvia. Un cable de vida nos permitirá asegurar la subida en todo momento.

Superada la pared avanzaremos todo el rato por el mismo torrente (no tenemos muchas más opciones) hasta encontrarnos con la segunda dificultad del día: un muro de unos 70-80 grados de inclinación que deberemos superar gracias a la ayuda de la instalación artificial de piedras a modo de presas de rocódromo. Éstas tienen pinta de ser relativamente recientes. La masa que han usado para fijarlas no da mucha confianza visualmente (de hecho hay restos de alguna que se cayó) pero aguantan sin problema. Esta progresión se hace gracias a los buenos apoyos naturales que hay para pies y manos, las piedras pegadas y a la ''poca'' inclinación. El cable de vida está dividido en dos tramos y es seguro. Caminamos ahora un buen rato por el barranco salvando obstáculos como piedras, troncos tirados y demás hasta llegar a una hoya donde encontramos el tercer tramo ''entretenido''.

Éste consiste en superar un pared bastante larga, unos 60 metros. La primera parte está equipada con cadenas y conseguimos superarla a base de fuerza de brazos (no hay cable de vida). Tenemos una repisa con un cable horizontal para asegurarnos donde caben 3 ó 4 personas. La segunda parte es una pared vertical de unos 30-35 metros equipada con escalones de plástico (sí, habéis leído bien) con un pequeño desplome al principio y algún tramo de vía en diagonal, con lo que la cosa se complica un poco. La sensación de patio aquí ya es importante con lo que no es un tramo apto para gente con vértigo, aunque seguimos teniendo un cable todo el rato. Algo más arriba volvemos a tener que usar los brazos para subir gracias a la ayuda de más cadenas.

Seguimos subiendo por el barranco y en muy poco tiempo nos encontramos con el último tramo que, aunque no muy largo, es el más difícil del recorrido. Estamos en un sitio cerrado donde difícilmente da el sol durante el día, con lo que la temperatura baja varios grados de repente: es la parte más baja de una poza profunda formada totalmente por la acción del agua. Vemos un bidón empotrado en la roca donde podremos firmar el libro de firmas si es que nos hace ilusión. El tramo ''polémico'' en cuestión es una chimenea donde parece inevitable ayudarse del cable de vida para subir algún trozo. No es muy largo pero sí muy vertical y con pocos apoyos. Hay un pequeño escalón que nos ayudará a alcanzar el cable de vida y a partir de aquí podemos empotrar todo el cuerpo para ayudarnos a salvar el desnivel. Personalmente recomiendo usar lo justo el cable para asegurarse y centrarse en salvar la chimenea en el menor tiempo posible ya que si se duda, uno se cansará al estar mucho rato colgado y se verá obligado a estar en una posición incómoda para coger aire.

Desde que hemos iniciado la vía hemos tardado algo menos de una hora en llegar hasta aquí, el final de la vía ferrata de las Damas.


LA VUELTA: Hay varias opciones posibles para la vuelta, pero dos son las que la gente suele hacer. Se puede descender por la Canal de l'Artiga Alta, teniendo que realizar 2 rápeles o por la Canal de l'Ermità Mort. Un tercera opción es volver por donde hemos venido teniendo que realizar varios rápeles.

Nosotros escogimos la segunda opción, la fácil. Al acabar la vía deberemos seguir el camino hacia arriba, sin dejarlo en ningún momento. Al cabo de unos 20 minutos llegamos al Coll dels Pollegons (907 m) y al llegar a este colladito, habrá que girar a mano izquierda en el primer camino que encontremos: es una salida poco marcada entre bastante vegetación. Tenemos dos referencias para saber que hemos cogido el camino correcto. La primera es saber que en el momento de coger este nuevo camino será la primera vez que veamos la antena del repetidor de Sant Jeroni si vamos atentos y con la vista al frente. La segunda referencia es que al poco rato de coger el camino encontraremos una cueva semiartificial: es una gran roca mirando a suroeste donde pueden resguardarse varias personas, la Cova de la Murdela.

Posteriormente cruzaremos un par de torrenteras y siguiendo el camino en dirección oeste empezaremos a bajar hacia el sur por la Canal de l'Ermità Mort. El camino transcurre al principio por el fondo del barranco pero a medida que bajamos va girando a la izquierda para volver a meterse al fondo. Es una ruta muy cómoda de bajada y en unos 35 minutos estaremos abajo. A mano izquierda y según bajamos dejaremos la Canal dels Pollegons y la Canal Fosca. Al final del torrente deberemos seguir en dirección al sur, donde alcanzaremos la pista por la que llegamos en coche, concretamente entre la zona donde están aparcados y la Vinya Nova, teniendo pues que girar a la izquierda y caminar menos de 5 minutos para llegar hasta los coches.

La segunda opción de bajada la Canal de l'Artiga Alta, obligándonos esta ruta a tener que montar dos rápeles. Al finalizar la ferrata deberemos dejar el pedregal del torrente y coger un camino que sale a la derecha donde hay un montoncito de piedras. A los pocos metros hay un cruce de caminos y nosotros deberemos coger el que va hacia la izquierda, señalizado con marcas amarillas. Debemos caminar en dirección norte para coger el inicio de la canal, ya que esta segunda es más larga que la que hemos recorrido.

Puedo dar pocos datos sobre la bajada ya que nosotros no la hicimos pero lo que he leído es que el primer rápel son 8 metros y el segundo, más espectacular, 25, donde si no se tiene algo de cuidado al bajar se puede provocar una auténtica lluvia de piedras. Posteriormente hay un tramo de unos 7 metros equipado con cuerdas que habrá que superar y algún paso más o menos delicado donde nos podremos ayudar de unas cadenas. En una bifurcación deberemos coger el camino de la izquierda para llegar abajo, concretamente al ''claro'' donde debíamos buscar la referencia del palo azul: éste será el sitio donde nos juntaremos con el recorrido de subida. Así pues, siguiendo el camino que tomamos antes, en 5 minutos llegaremos a los coches.


Más información de Ferrata de las Damas  
Preguntar en el Foro   Enviar a un amigo