123 montañeros on-line

(11,413 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Relacionados


Huascaran 97
Calendario
Calendario
Día 30(27 de Agosto) - Cuzco - Puno

Puno es un pueblo asentado en la ladera de una montaña bañada por el lago. El pueblo en si no es muy bonito que digamos.
Pregunto por algún autocar mejor que Cruz del Sur para regresar y me dicen que hay uno con calefacción y vídeo. Voy para allá.

Se llama libertadores y cuesta 18 soles. Los pago sabiendo que el autocar tiene calefacción. Me compro los pastelitos de rigor en una panadería y me regalan un pastelito.
Hago un poco de tiempo hasta ir al puerto del lago, porque son las 7:00.
En el puerto ya viene el típico personaje preguntándome a donde voy. Le digo que a la isla de los Uros y me dice que espere a más gente para ir con ella y que me cobrará 10 soles más 1 sol por conservación de la isla para los Uros. Espero en el puerto contemplando el lago.

Cuando llegan las 8:00 me empiezo a mosquear porque todos los demás turistas ya se van y yo sigo allí plantado, así que voy para el muelle y pregunto quien va a la isla de los Uros.
Me montan en una embarcación y me hacen esperar a que venga más gente. Al cabo de un rato vienen 2 ingleses y una inglesa y una pareja que deben de ser de algún país del norte.

Sobre las 8:30 partimos a una velocidad moderada para no despeinarse. El lago a ratos es un poco profundo y está poblado por plantas que parecen cañas y una especie de algas que cubren la superficie allí donde no hay corriente.
Llegamos a una especie de peaje por entrar a la zona de los Uros donde el cartel nos avisa que nos cobran un sol a cada uno para la conservación de las islas.
El capataz baja y paga. Resulta que los 11 soles iniciales se han convertido en 12 ya que el precio también incluye entrada a "museos". En fin, a veces es inútil discutir por 1 sol.

Llegamos a la primera isla donde vamos a desembarcar. El suelo es tierra amontonada como turba y por encima paja. Cuando pisas el suelo se hunde. Deduzco que la paja es para aislar la humedad de la tierra.
Las casas están hechas con plantas del lago secas y parecen pajas. Los "museos" son unas casas con pájaros muertos disecados. Los uros también hacen canoas con estas pajas y rellenas con una especie de madera muy ligera y que flota mucho. Es patético ver que aquí también existen tiendas con los mismos productos que en todos los sitios. También aquí te amargan la existencia con el "comprame algo".
hay unas plataformas elevadas a las que se accede a través de una escalera. Subo y todos se mueve bastante.
Desde aquí hay una buena visión.

Nos embarcamos de nuevo y vamos a la isla más grande. Por el camino nos encontramos a algunos estudiantes que van a la escuela de esta isla en sus pequeñas canoas y también al profesor que viene desde Punoremando.
La isla grande es básicamente igual a la primera solo que en esta hay tres edificios sólidos de madera que hacen la función de escuela. También hay bastantes cerdos atados a estacas que están comiendo. Están construyendo una embarcación y van por el esqueleto. Una anciana está secando pescado. La inglesa le hace una foto y enseguida la anciana le pide dinero. También hay un hombre con una de esas canoas hechas a mano. Dice que ha tardado tres meses en hacerla. La canoa es muy guapa y acaba como una especie de boca abierta amenazadora. Me dice que si quiero ir a dar una vuelta y le digo que no. Me pide dinero igualmente en todos los idiomas. Le doy largas rápidamente.

Nos vamos ahora en dirección Puno y volvemos a parar en la pequeña isla de peaje. Nada nuevo, tan sólo unos pájaros que el capataz dice que son Martines Percadores.
Les explico a los demás tripulantes que el capataz nos quiere llevar a otras islas que conoce más jóvenes y que cuando las pisas se mueven por 5 soles cada uno. La peña pasa de él. Como ve que yo no hago muchos esfuerzos por convencerlos se va a comerle la olla a la pareja que también pasa de él.
Con tres islas todas iguales ya hay bastante. Me dice que el nombre Titicaca viene de Titi que es un pájaro y caca, antes carca, que en quechua significa piedra.

Sobre las 11:00 regresamos al puerto. Allí me quedo materialmente tirado en un banco hasta las 11:45. Empiezo a caminar en dirección al centro en busca de algún lugar donde poder comer algo, un menú por supuesto.
Veo un par de menús a 1 sol. Parece increíble pero cierto. Decido entrar y tentar la suerte así como batir un nuevo record.
De primero sopa de caracolas con un poco de pimienta de segundo un poco de arroz con un poco de arroz de patatas. De postre un vaso de agua de color rojo con un sabor gelatinoso. No ha estado mal para valer un sol.

Después de comer otra vez a un parque a sentarme en el banco y dejar pasar el tiempo hasta las 16:30. Observo el patio de un colegio que hace formar a los niños en formación de filas de a uno mientras un profesor habla por un micro.

Hasta las 13:30 doy vueltas sin rumbo hasta que decido sentarme enfrente de los autocares Libertad.
Cuando llega el autocar a las 14:00 entro en la sucursal y me siento. Dejo pasar el tiempo mientras observo con cara de huevon como a todos los demás pasajeros le están cobrando 15 soles y no 17. En fin, resignado sigo viendo la película de Tarzán en blanco y negro.

Sobre las 16:15 abren el autocar y me siento en mi asiento. Una pareja que ha cogido los asientos separados me pide que me cambie de asientos. Me cambio al de atrás. Viene otro joven diciendo que ese es su asiento. Me cambio a otro. Comienza el viaje y me quedo dormido.
En Juliaca, a 45 Km de Puno, se sube otro asiento y me dice que estoy en su asiento. Llego aun trato con él y me quedo en su asiento. Sube otro joven diciendo que el joven de su lado está en su asiento. Maldita la hora que le habré cambiado el asiento a la gavacha. Por fin se cierra la cadena de los asientos y todo se tranquiliza.

En las paradas de bus no para de entrar gente a vender cualquier tipo de objeto o comestible. En los diferentes puestos de policía nos paran bastante rato y nos registran los equipajes. Me dice mi compañero que es normal porque el autocar viene del Altiplano y hay tráfico de coca con Bolivia.
Entre dormidas y malestares pasa el viaje, afortunadamente sin frió porque el autocar lleva calefacción.
Enviar a un amigo...

Enviar a un amigo...