419 montañeros on-line

(11,400 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Relacionados


Huascaran 97
Calendario
Calendario
Día 24(21 de Agosto) - Selva - Iquitos

Es horroroso dormir con gallos en el suelo pues a la que ven la luz empiezan a quiquirear. Si a esto le sumamos un perro ladrador tenemos un perfecto despertar a las 5:00 de la mañana.
Estiramos el sueño todo lo posible. El desayuno sobre las 8:30 es a base de dos huevos fritos y rosquillas de pan duro. Curiosamente y al contrario de lo que cabía esperar, contra más dejas las rosquillas al aire libre más blandas se ponen por la humedad.
Juanete ya come bien.

A las 9:15 salimos hacia el campamento. Nos acompaña la señora de la casa con su hijo y Jofre para traer la canoa de vuelta ya que necesitamos cruzar el río.

Sobre las 10:30 llegamos al campamento después de la sudada reglamentaria. Tenemos que pillar el peque-peque para ir a la tribu e ir a las boas.
El peque-peque es como una canoa pero a lo grande. Desembarcamos en unas escaleras y caminamos encima de unos troncos hasta una cocamera, que es donde vive esta tribu de indios indígenas Yaguas.

Cuando llegamos los niños empiezan a colgar toda clase de artículos en una especie de colgadores ya preparados. A mí la verdad es que me da bastante asco. Compran cerbatanas y arcos. Yo compro tres collares por obligación.
Moises nos dice que el resto de la tribu está cazando una especie de jabalí. No sabemos si creernoslo pues su cabaña tampoco es muy grande. Nos vamos bastante decepcionados a ver el hombre de las boas.

Cruzamos el Amazonas y desembarcamos en otras escaleras. El hombre nos enseña toda de monos, tortugas, boas, anacondas, un bicho raro con un largo hocico que hace agujeros en la tierra y otro oso perezoso.
Hablamos con él sobre sus cacerías y expediciones. Nos dice que lo mejor de la selva es LAMPIACO. Habrá que ir.
Al irnos, Moises nos dice que hay que dejar una propina. Hansi se mosquea bastante y dice que ni hablar. Nos vamos para el campamento.
El clima en el peque-peque es más o menos tenso.

En el campamento nos encontramos con un hombre llamado Orlando que también es de la misma agencia.
Como hay de comer pollo hay que matar a la gallina. La va a matar un ayudante de cocina pero Ollé quiere matarla. Coge el machete de la selva y el ayudante aguanta la gallina. De un machetazo el corta la cabeza y la gallina sin cabeza y sangrando por el cuello se pone a correr por toda la cocina. El ayudante consigue atraparla y la vuelca para desangrarla.
Al final comemos pollo con arroz. Queremos salir nada más comer así que Moises se va a cambiar.

El viaje en el peque-peque es bastante asqueroso. El sol que pega es realmente caliente. Hemos salido a las 15:00 y llegamos a Iquitos sobre las 18:00.
Yo me pongo a dormir a pesar del solano. Ollé me despierta gritando porque hay delfines del Amazonas. Dice que estaban saltando al lado de la barca. Yo sólo consigo verlos a lo lejos. Son unos peces gigante que saltan como los delfines.

En el peque-peque
En el peque-peque
El peque-peque va cerca de las orillas; supongo que debe ser para no pillar la corriente del río . Las gentes del Amazonas se ven cerca de las orillas pescando con sus redes, la tiran en un sitio y con una canoa hacen un circulo y la cierran.
Llegamos a Iquitos y desembarcamos en el puertecillo asqueroso y vamos de barca en barca hasta llegar a la orilla. Quedamos con Moises para luego en el hotel, donde nos duchamos y todo eso. Moises llega y nos vamos a cenar a la hamburguesería de la plaza de armas. Invitamos a Moises. Quedamos para luego en el Boulebard y vamos a recoger la ropa que Hansi ha ido a llevar a la lavandería que nos cobra por 5 kilos de ropa 15 soles.

El Boulebard no es ningún local si no que resulta ser una especie de paseo marítimo. Allí nos encontramos a Moises y vamos a tomar algo. Encontramos una taberna donde nos ponen la música que queremos, entre ella Radio Futura y Sabina. Tomamos algo y vamos a la discoteca Noa-Noa donde nos cobran 36 soles con dos consumiciones, ósea una por pareja.
A las 3 de la mañana ya estamos hartos de discoteca y nos vamos a dormir, primero Juanete, luego Hansi y yo y el ultimo Ollé.
Enviar a un amigo...

Enviar a un amigo...