443 montañeros on-line

(11,443 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Relacionados


Curso de fotografía
1. Elementos de la fotografía
2. Técnicas de la fotografía
3. Temas fotográficos
4. Fotografía B&W
5. Fotografía digital
 La película
La película es una base de poliéster o acetato cubierta de cristales sensibles a la luz (haluro de plata) y colorantes dispuestos en capas. Mediante una serie de procesos químicos estos cristales se vuelven oscuros si les llegó la luz(1) y los que se mantuvieron en la sombra permanecerán sin oscurecer(2).

Negativo en blanco y negro
 
La sensibilidad de la película
Todas las películas tienen una sensibilidad a la luz marcada por una codificación universal llamada ISO (International Organization for Standarization). Cuanto más alto es este número, la película será más sensible a la luz. Esto quiere decir, que podremos utilizar una velocidad de obturación más rápida o un diafragma más cerrado para captar la imagen.
La escala ISO va de 6 a 6400, siendo lo más habitual encontrar en las tiendas películas con los siguientes valores:
25 - 50 - 100 - 200 - 400 - 800 - 1600 - 3200ISO
Si os habéis fijado, esta escala también va aumentando en un punto, por lo que con una película de 800ISO necesitaremos la mitad de luz para captar una misma escena que con una de 400ISO. Y a la inversa, una película de 400ISO necesitará el doble de luz que una de 800ISO.
Por lo dicho hasta ahora, parece lógico afirmar que lo mejor es utilizar la película más sensible,que nos permitirá disparar con velocidades de obturación más rápidas, ideales para lograr imágenes más nítidas, ya que permiten congelar el movimiento y reducir el riesgo de vibraciones. Pero todas las cosas en esta vida tienen su lado oscuro, y a mayor sensibilidad (mayor número ISO) menor será la definición de los detalles y la viveza de los colores, además de hacerse más visible el grano de la película.
El grano de la película nos marcará el tamaño de ampliación óptimo para que la copia mantenga su definición. Por ejemplo, con un carrete de 100ISO de 35mm obtendremos una copia sin grano aparente de 40 x 50 centímetros, en cambio, si usamos un carrete de 400ISO, podremos hacer una ampliación de 20 x 30 centímetros; pasando a dos puntos más de sensibilidad, el tamaño de la ampliación se ha reducido casi a la mitad. Podemos sacarle partido a este "defecto" utilizándolo con fines creativos, pensad que las imágenes con mucho grano quedan más suaves, con tonalidades más pasteles.
En resumen, tenemos que tener claros los siguientes conceptos:
 - A menor sensibilidad, menor será el grano de la película, más nitidez y colores más saturados.
 - A menor sensibilidad, tendremos que utilizar velocidades más bajas o diafragmas más abiertos.
 - A mayor sensibilidad, mayor será el grano de la película, menos nitidez y saturación de colores.
 - A mayor sensibilidad, tendremos que utilizar velocidades más rápidas o diafragmas más cerrados.

Simbolos en las películas
1. Este código indica el proceso que utilizará el laboratorio para revelar la película. Este carrete es de diapositiva, por lo tanto su proceso es el E-6, si fuese película negativa el número indicado sería el C-41.
2. Sensibilidad de la película, en este caso un carrete de Blanco y Negro de 100ISO.
3. Estas marcas son utilizadas por la cámara para detectar automáticamente la sensibilidad de la película. Su nombre técnico es código DX y nos ahorrará más de un problema a la hora de cambiar el carrete, pero como veremos más adelante, también se puede convertir en nuestro peor enemigo.

¿De que sensibilidad compro la película? seguro que os estaréis preguntando esto, pues espero que la siguiente tabla os saque de dudas, aunque antes aclarar un par de cosillas.
La película considerada estándar es la de 100ISO, aunque si utilizamos una compacta con zoom lo ideal es comprar película de 200 o incluso 400ISO, ya que, por regla general, sus ópticas suelen ser poco luminosas.
La tabla es puramente orientativa, ya que la elección de la película estará siempre en función de nuestras intenciones creativas, por ejemplo, si queremos fotos con movimiento, no compraremos un carrete de 3200ISO, ya que difícilmente nos permitirá disparar a velocidades lentas, y por al misma regla, si queremos detener la acción tampoco usaremos uno de 50ISO.

Motivos y situaciones     Sensibilidad recomendada
Arquitectura     Utilizaremos película de baja sensibilidad, entre 25 y 64ISO, proporcionan muy buena definición y un contraste alto, que realzará los volúmenes al oscurecer las sombras. Si fotografiamos en interiores y no podemos utilizar el flash, dispararemos con película de alta sensibilidad, entre 400 y 800ISO se obtienen buenos resultados.
Paisaje     Como norma general utilizaremos película de sensibilidad media, entre 100 y 200ISO, obtendremos un grano y saturación moderados. Si realizamos las fotografías en dias nublados, o en la caída o puesta de sol, necesitaremos emulsiones más rápidas si disparamos a pulso, por ejemplo 200 y 400ISO.
Retrato     Las peliculas de baja sensibilidad tienen demasiado contraste para esta especialidad, lo ideal es utilizar películas con un contraste moderado, entre 160 y 400ISO obtendremos unos tonos de piel suaves y uniformes, disimulando pequeñas manchas de piel.
En el mercado hay películas especiales para esta modalidad, por ejemplo la AGFA PORTRAIT 160 o las FUJI NPS 160.
Reportaje     Aquí tendríamos que cargar la cámara con película todo terreno, ya que no sabemos lo que nos depararán los acontecimientos. Lo ideal es llevar un par de cámaras, una cargada con película normal de 100ISO y otra con película de mayor sensibilidad. Ya se que el presupuesto no está para tener dos réflex, pero por ejemplo, yo voy con una réflex cargada con carretes de 100 y una compacta con uno de 1600ISO.
Deportiva o animales     Aquí necesitamos velocidades rápidas para detener el movimiento por lo que nos decidiremos por película sensible, unos 400 o 800ISO serán suficientes.
Espectáculos.     Por regla general los escenarios no suelen estar muy iluminados, si no estamos cerca de la acción necesitaremos película muy sensible, con 1600, o incluso 3200ISO, podremos realizar fotos nítidas. Si estamos cerca, a un metro, podremos usar el flash y película de 400ISO, ganando en detalle, ya que las sensibilidades mencionadas producen mucho grano.
Fotografía de viajes con la family     En este tipo de fotografía donde se mezclan diversos temas; retrato, arquitectura, paisaje... necesitaremos una película todo terreno, de 200 a 400ISO y además, nunca estará de más hechar una de mayor sensibilidad, por ejemplo una de 1600ISO, por si entramos a algún museo poco iluminado donde no dejan utilizar flash ni trípode.
Nota:Estas recomendaciones son para fotógrafos que utilizan película negativo. Con diapositiva, la calidad de la imagen se reduce drásticamente con sensibilidades superiores a 200ISO.
 
Forzado y subforzado
Forzar una película consiste en fotografiar a una sensibilidad mayor a la que le corresponde. Su utilidad se hace patente cuando necesitamos velocidades más rápidas que las obtenidas.
Subforzar una película, es lo contrario, fotografiar a una sensibilidad menor a la que le corresponde. Esta técnica se utiliza menos y nos será útil si necesitamos velocidades de obturación más lentas que las obtenidas.
Con un ejemplo saldremos de dudas, supongamos que queremos fotografiar una momia muy chula en el British Museum y sólo disponemos de un carrete de 100ISO nuevecito, sin usar. Realizamos las mediciones, y nos da una velocidad de obturación de 1" al diafragma más abierto, con esta velocidad, disparando a pulso, la imagen nos saldrá movida. ¿Que hacemos? pues forzaremos nuestro carrete de 100 a, por ejemplo, 400ISO.
Primero será cambiar la sensibilidad en la cámara, para ello utilizaremos el dial de sensibilidad y elegimos 400; si no disponemos de dial porque nuestra cámara la selecciona automáticamente mediante el código DX del carrete (mirar imagen superior), tendremos que eliminarlo, rascándolo, o tapándolo con algún adhesivo, esto hará que la cámara nos permita la selección manual al no detectar el código. Si esto no funciona, el mercado nos ofrece unas pegatinas con diferentes códigos DX, correspondientes a diferentes sensibilidades, seleccionaremos el correspondiente al de 400 y lo pegaremos encima del de nuestro carrete.
Ya tenemos la cámara preparada para que dispare a 400ISO, ahora es importante recordar que el forzar o subforzar un carrete nos obliga a disparar todas las fotos a la sensibilidad modificada, no vale hacer la foto a la mómia y luego volver a la sensibilidad original del carrete, y esto quiere decir también que no podremos forzar/subforzar un carrete con el que ya hayamos hecho fotos, a no ser que no nos importe perderlas. Una vez terminamos el carrete, lo llevaremos al laboratorio fotográfico y le indicaremos al señ@r amable que nos atiende, que el carrete está forzado a 400ISO, si el de la tienda dice - Eso que es lo que es?? - tendremos que llevarlo a otro laboratorio. En el proceso de revelado, lo que hacen es aumentar el tiempo para compensar la falta de luz que le ha llegado a la película, esta claro que este tiempo de más nos lo cobrarán, menudos son. Ahora podéis entender porque todo el carrete se tiene que hacer con la sensibilidad empleada para el forzado, por ejemplo, si la hubieseis cambiado de nuevo a 100ISO, todas estas fotos tendrían un tiempo mayor que el que le corresponde en el proceso de revelado, quedando más claras de lo habitual.
Las emulsiones actuales proporcionan resultados aceptables forzándolas o subforzándolas de uno a dos puntos, por ejemplo un carrete de 100ISO podremos subir a 200 (un punto) o 400(dos puntos) y bajar a 50(un punto) o 25(dos puntos).
 
Inversión de procesos
Para revelar un negativo color se utiliza el proceso C41 y para una diapositiva color el proceso E6. La inversión de procesos significa utilizar el C41 para revelar un carrete de diapositiva y el E6 para uno de negativo.
La inversión de E6 (diapositiva) a C41 (negativo) hace que las copias aparezcan con unos colores extremadamente saturados, el blanco o el negro aparecerá sin detalles, por ejemplo un chico con el pelo moreno, pues este saldrá como una mancha negra en la película, sin apreciarse detalles.
Y la inversión de C41 a E6 nos proporcionará unas copias en tonos verdes.
En la fotografía de publicidad se utilizada mucho esta práctica, si no, a partir de ahora fijaos en anuncios de colonias o ropa en las revistas.
Ejemplo inversión de proceso E6 a C41 Ejemplo inversión de proceso C41 a E6
Ejemplo de inversión de procesos: Una diapositiva revelada con el proceso C41. Si os fijais los colores que aparecen no son normales, están mucho más saturados
Foto publicitaria sacada de la revista National Geographic
Ejemplo de inversión de proceso: Un negativo revelado con el proceso E6. Podemos apreciar la dominante verdosa que aparece en la imagen.
Foto publicitaria sacada de la revista National Geographic
 
Películas especiales
Dependiendo de cual sea la fuente de luz, obtendremos unas dominantes de color u otras en la emulsión. Si disparamos con un carrete normal (calibrado para luz día) una escena iluminada con bombillas de tungsteno (las que tenemos en casa), la foto aparecerá con tonos anaranjados, que puede que no nos moleste o puede que sí. Si queremos eliminar esta dominante naranja, tenemos dos opciones: o colocamos un filtro corrector 80C o compramos película calibrada para luz de tungsteno, normalmente en diapositiva, ya que en negativo es mucho más fácil corregir la dominante en el proceso de positivado de la copia.
Este tipo de película la diferenciaremos de la normal porque al lado de la sensibilidad suelen llevar una "T", por ejemplo FUJI 64T. Podremos encontrarlas en cualquier establecimiento medio serio, en diferentes marcas y sensibilidades, por ejemplo Kodak la comercializa en 64, 160 y 320ISOs.
Si utilizamos este tipo de película con iluminación de luz día, obtendremos imágenes con una dominante azul, muy explotado en fotografía publicitaria (¡lo que no hagan los publicistas!), también podremos evocar escenas nocturnas cerrando entre uno y dos diafragmas (en diapositiva).
Ejemplo película tungsteno y luz dia Ejemplo película tungsteno subexpuesta 1.5 puntos
Efecto creado con un carrete de luz de tungsteno fotografiado con luz día.
Efecto creado con un carrete de luz de tungteno subexpuesto 1.5 puntos.
Otro tipo de película que nos ofrece el mercado es la infrarroja. Son películas sensibles a este tipo de radiaciones reflejadas por los objetos e invisibles para el ojo humano. El efecto más significativo son los cambios, casi impredecibles, en los colores, la siguiente tabla os podrá orientar en los resultados que obtendreis:
 
Motivo     Color
Cielo azul     Azul celeste
Concha marina     Naranja
Plumaje amarillo     Azul
Algunos tintes verdes     Magenta
Algunas pinturas verdes     Azul
Follaje muy dañado     Amarillo
Follaje verde sano     Magenta
Follaje verde caduco     Rojo
árboles de hoja perenne     Rojo oscuro
Flores rojas     Amarillo
Piel humana     Muy pálida
Como podeis apreciar, los colores resultantes no sólo dependen del color sino también de la superficie, de aquí lo inesperado de los resultados.

Información sacada del libro "Fotografía de viajes" de Tino Soriano.
 
Para fotografiar con película infrarroja en color utilizaremos el filtro Kodak Wratten número 12 o similar y para blanco y negro el número 25, además, para esta última tendremos que corregir el enfoque, normalmente los objetivos vienen con una marca que indica esta corrección, sino, tendremos que ir probando. Igualmente, lo mejor es experimentar y ver los resultados que dará, por ejemplo, utilizar película infrarroja en color con o sin filtro, sobreexponer (más luz) o subexponer (menos luz)... Esta es la mejor forma de aprender en la fotografía.