496 montañeros on-line

(11,443 montañeros registrados)
"La primera web con los 215 tresmiles descritos por sus usuarios"



¿Olvidaste la contraseña?


¿Todavía no eres usuario?
Darme de alta

Relacionados


Curso de fotografía
1. Elementos de la fotografía
2. Técnicas de la fotografía
3. Temas fotográficos
4. Fotografía B&W
5. Fotografía digital
 El flash
El flash lo podemos describir como el sol portátil del fotógrafo. Lo usaremos siempre que no tengamos suficiente luz para realizar una fotografía, aunque, como podremos ver más adelante, también nos será de gran utilidad en días soleados para eliminar sombras o reducir contrastes excesivos, como los que se producen en fotografías a contraluz.
Usar el flash cuando no tengamos luz, no quiere decir que con él podremos iluminar todo un paisaje o todo un edificio por la noche, lo más que ilumina son unos metros, dependiendo de su potenca. La potencia del flash viene determinada por su número guía(NG), que indica de una forma teórica, los metros que alcanza el destello del flash con un diafragma de f1. Si no teneis flash (los que vienen integrados en la cámara no cuentan) y pensais adquirir uno, intentar que su potencia no sea inferior a 32NG.
Antes de empezar a profundizar, es importante tener claro el concepto de velocidad de sincronización. Es un parámetro marcado por nuestra cámara y determina la velocidad más rápida con la que podremos hacer una fotografía con flash. Normalmente está en 1/60 o 1/125, aunque algunos modelos de cámaras más avanzadas pueden llegar o incluso superar 1/250 segundos.
¿Que pasaría si ajustásemos la velocidad a un valor superior al marcado por la velocidad de sincronización?. Nos arriesgaríamos a que en la película apareciesen unas franjas negras, debido a que el destello se ha realizado cuando se cerraban las cortinillas del obturador.
Veamos la siguiente imagen para entenderlo mejor:
sincronización del flash Fotografía realizada a una velocidad superior a la de sincronización:
1. Antes de disparar, la cortinilla está cerrada, evitando que pase luz a la película.
2. Disparamos y el obturador empieza a abrise y el flash comienza a iluminarse.
3. Pasa el tiempo de obturador y empiezan a cerrarse las cortinillas. El flah aún está iluminando la escena.
4. Como resultado obtendremos una imagen con dos franjas negras, la parte que ha tapado las cortinillas del obturador mientras el flash aún iluminaba la escena.
 
Tipos de flash
Podemos encontrarnos con tres tipos de flash según su tecnología; pasemos a enumerarlos:

· Flash manual: Es el más simple de los tres y su peculiaridad es que el destello no se puede regular, siempre dispara a su máxima potencia.
Todos los ajustes tendremos que hacerlos a mano. Primero seleccionaremos la sensibilidad de la película y, una vez situados en el punto donde vamos a disparar, realizaremos el cálculo del diafragma guiándonos de una tabla que posee el flash y la distancia respecto al sujeto:
tabla para seleccionar el diafragma A mayor distancia, mayor será la apertura del diafragma, y a la inversa, a menor distancia, aperturas más pequeñas.
En la imagen podemos ver que para una distancia de 1,8 metros, sensibilidad de 100ISO, tendremos que seleccionar un diafragma de f2,8.
Esta tabla se correspondería con un flash de los que vienen integrados en algunos modelos de cámaras, flashes normalmente de muy poca potencia, con este mismo diafragma y un flash de NG32, el destello podría alcanzar unos 10 metros.
Una alternativa a la hora de seleccionar el diafragma, es mediante un cálculo matemático muy sencillo: f=NG/distancia del sujeto, partiendo siempre de una sensibilidad de 100 ISO. Pongamos un ejemplo: imaginemos que nuestro flash tiene una potencia NG32 y nuestro sujeto se encuentra a 4 metros de distancia, substituimos los parámetros de la fórmula por los valores y obtenemos un diafragma de f8 (32/4). Partiendo de este valor, es muy sencillo encontrar el diafragma para otras sensibilidades, solo hay que pensar que si aumentamos la sensibilidad, cerraremos el diafragma tantos puntos como sensibilidad hemos aumentado, por ejemplo, si subimos a 400ISO la sensibilidad (2 puntos más), el diafragma pasará a ser de f16. Lo mismo ocurre a la inversa, si bajamos la sensibilidad, abriremos el diafragma tantos puntos como los bajados.

· Flash automático: Estos flashes funcionan igual que los anteriores, la única diferencia es que poseen un sensor que regula la potencia del destello, según la luz reflejada por el motivo.
Ajustaremos la sensibilidad y el diafragma como hemos hecho con el flash manual. Cuando disparemos, el sensor determinará la duración del destello, volviendo al acumulador la carga eléctrica no utilizada, esto hará que el flash tarde menos en estar listo para el próximo disparo.
Deducimos que las ventajas respecto al flash manual son, su mayor velocidad de respuesta y un ahorro mayor de batería.

· Flash TTL: Para poder aprovecharnos de las grandes ventajas de los flashes TTL, nuestra cámara tendrá que soportar esta tecnología. Las cámaras TTL tienen un sensor que leen la luz que llega a la película; con esta medición, el procesador determinará la duración del destello del flash, asegurando una exposición correcta.
Al estar el sensor dentro del cuerpo de la cámara, la exposición seguirá siendo correcta aunque pongamos un filtro delante del objetivo, modifiquemos el diafragma según nuestras necesidades o rebotemos el destello (con lo que aumenta la distancia).
 
Utilización del flash en interiores
En la fotografía con flash en interiores podemos utilizar las siguientes técnicas de iluminación:

Técnicas de flash en interires

La utilización del flash directo produce una iluminación dura y poco agradable, proyectando sombras duras sobre el fondo.
Rebotando el flash apreciaremos una notable mejoría en la imagen, consiguiendo varios efectos, además de una iluminación más suave que proyectará sombras más difusas en el fondo:
· Si lo rebotamos en el techo, aparecerán sombras en los ojos y bajo la nariz y barbilla.
· Rebotado en la pared, conseguiremos una iluminación lateral, quedando en sombra un lado de la imagen.
Importante, para utilizar esta técnica, la pared o techo tienen que ser blancos o de un tono claro, para evitar dominantes de color en el motivo a fotografiar. Por ejemplo, si rebotásemos el destello en una pared de color azul, la luz al salir de la pared tendría un color azulado, llegando al modelo de este color.
Estas técnicas se pueden complementar y mejorar utilizando reflectores o varios flashes a la vez para suavizar sombras, iluminar el fondo o partes específicas del modelo. Pongamos un ejemplo:
1. La luz del flash, proveniente de la pared, rebotará en el reflector situado en el lado opuesto a ésta e iluminará con más suavidad el lado que permanece en sombra.
Un reflector no es más que un trozo de cartulina u otro tipo de material con la característica de que su superficie refleja la luz. Normalmente suelen ser blancos (iluminación neutra), plateados (reflejan más luz) o dorados (iluminación cálida).
2. El flash remoto iluminará el fondo, eliminando casi completamente las sombras que el sujeto pueda proyectar sobre él.
Para poder separar el flash de la cámara existen unas células o cables, que sincronizan el disparo de ambos flashes para que se disparen a la vez.
Las técnicas explicadas nos serán útiles para recintos con paredes lisas y claras o techos no muy altos. Para recintos que no presenten estas características, por ejemplo una sala de fiestas, con paredes oscuras y techos altos, utilizaremos el flash directo o separado de la cámara seleccionando una velocidad de obturación de entre 1/15 a 1/8sg, además, si nuestro flash tiende a sobreexponer la imagen, reduciremos el destello subexponiendo 1 punto mediante los ajustes del flash.
Con estos ajustes, evitaremos imagenes donde el modelo a fotografiar aparezca con una iluminación demasiado artificial, rodeado de un fondo negro, o casi sin detalles.
Esta técnica es válida tanto en interiores como en exteriores.
Ajustes de compensación de exposición de un flash Ejemplo de utilización del flash con velocidades lentas para captar le ambiente
La imagen de la derecha corresponde a la parte trasera de un flash. Podemos apreciar los ajustes de la compensación de la exposición. Con este modelo de flash se puede subexponer(-) o sobreexponer 1/3 (1) o de punto en punto hasta un máximo de 3 (2), que combinado con el tercio quedaría un máximo de +/- 3puntos y 1/3.
La imagen de la derecha es un ejemplo de fotografía tomada con una velocidad lenta, necesaria para captar el ambiente del concierto. Si hubiese utilizado la velocidad de sincronización del flash (1/125), al estar tan poco iluminado el recinto, hubiese aparecido tan sólo el sujeto del primer plano iluminado con un fondo negro. Clica en la imagen para más información.

 
Utilización del flash en exteriores
En este apartado me referiré a la utilización del flash en exteriores con luz suficiente para realizar una fotografía, para fotografías con poca luz usaremos la técnica explicada más arriba.
El flash utilizado por el día, nos ayudará a suavizar sombras, reducir los contrastes excesivos que se producen en las fotografías a contraluz y congelar el movimiento de objetos, como flores o tallos de hierba, que se mueven en los días de viento.
Los dos primeros puntos, eliminación de sombras y contrastes, reciben el nombre de iluminación de relleno. Para obtener buenos resultados, tenemos que asegurarnos que la luz del flash sea ligeramente inferior a la luz ambiente, por regla general dos puntos menos, para conseguir mantener un nivel de sombras adecuado y evitar imágenes planas. Para ello, algunas cámaras automáticas o flashes TTL modernos tienen un programa destinado a este fin, normalmente viene representado con el siguiente símbolo (). Si nuestra cámara o flash no tienen este modo de programa, tendremos que realizar los ajustes manualmente y dependiendo del tipo de flash que tengamos serán diferentes:
· Flash automático: Realizaremos la medición de la escena, normalmente el fondo quedará más iluminado por lo que mediremos en este punto (tendremos que tener en cuenta no superar la velocidad de sincronización). Supongamos que nos da f11 a 60sg. Después tendremos que engañar al flash e indicarle que disparamos a 2 diafragmas más abiertos, para que reduzca la potencia. En este caso ajustaremos el flash a f5.6, mientras el objetivo de la cámara permanecerá a f11.
· Flash manual: Mediremos la escena igual que en el caso anterior, mediante la escala de distancias del flash, calcularemos la distancia suponiendo que tenemos dos puntos más abierto el diafragma y dispararemos en la posición calculada.
· Flash TTL: Realizaremos la medición, y mediante los ajustes de subexposición del flash, reduciremos 2 puntos el destello. Si nuestro flash no tiene ajustes de compensación, subiremos dos puntos la sensibilidad de la película en la cámara, si trabajamos con película de 100ISO, lo ajustaremos a 400ISO, el sistema creerá que usamos película más sensible y reducirá la potencia del flash.
 
El efecto ojos rojos
El efecto de ojos rojos se produce por el reflejo de la luz del flash en los vasos sanguíneos de la retina. Para minimizar este efecto tenemos varias opciones:
. Evitar un disparo directo del flash al sujeto, mediante las técnicas de rebote o separación del flash de la cámara, o pidiendo al modelo que no mire directamente a la cámara.
· Intentar que la pupila este cerrada en el momento del disparo, mediante focos que iluminen al modelo o utilizando la función de reducción de ojos rojos que se encuentra en algunos modelos de cámaras. Esta función realiza varios destellos previos que hacen que la pupila se contraiga.
 
Movimiento
Para captar el movimiento es necesario disparar a velocidades lentas, además, normalmente las cámaras tienen la posibilidad de hacer disparar el flash justo cuando se abre el obturador (sincronización a la cortinilla delantera) o cuando éste se cierra (sincronización a la cortinilla trasera). Los efectos son diferentes dependiendo de la selección que hagamos, con un ejemplo entenderemos mejor estas diferencias:
Queremos fotografiar a nuestro modelo andando y nuestro propósito es obtener una imagen que muestre esta acción. Seleccionamos una velocidad de obturador lenta, necesaria para que el modelo haga el recorrido deseado. Si seleccionamos en la cámara la sincronización a la cortinilla trasera, el flash se disparará en el momento de cumplir el tiempo del obturador, por lo que ese tiempo en que el obturador permanece abierto y el modelo está caminando, en la película se registra como un alo difuso. Al disparase el flash, la luz conjelará a nuestro modelo, apareciendo en la película nítidamente.
Con la sincronización a la cortinilla delantera obtendremos un resultado igual pero el momento en que el modelo se registra nítido en la película es al principio de comenzar a andar, ya que el flash se dispara justo al abrirse el obturador, en el momento de pulsar el disparador de nuestra cámara.
Para mi gusto, con la sincronización a la cortinilla trasera conseguimos imagenes más naturales.

ejemplo sincronización lenta cortinilla delantera y trasera
 
Pintar con el flash
Esta técnica se utiliza para fotografiar un objeto lo suficientemente grande que con un sólo disparo de flash no sería suficiente para iluminarlo. La escena tiene que estar tan poco iluminada, que nos permita utilizar tiempos de obturador bajos para poder movernos por la escena iluminándola con el flash y además no aparecer en ella. Es más bien un recurso artístico y no una forma de iluminar una escena, ya que el resultado es un objeto iluminado, pero no de una forma homogénea, sino, a brochazos.
Para utilizarla necesitaremos un lugar espacioso, y un motivo más o menos grande, por ejemplo un pequeño refugio en plena montaña por la noche. Montamos nuestro trípode, ajustamos el diafragma cerrándolo al máximo y la rueda de selección de velocidad la situaremos en la posición "B", nos dará la tranquilidad de movernos y recrearnos con nuestra obra. Disparamos y empezamos a "pintar", realizaremos los destellos por todas las zonas que nos interesen que estén iluminadas, aplicando destellos adicionales si queremos partes más claras y alejándonos para conseguir que otras queden en penumbra. Tendremos que tener la precaución de no disparar el flash de espaldas a la cámara ya que nuestro cuerpo taparía el destello. Una vez acabada la obra, desbloqueamos el obturador y a esperar los resultados.
Este mismo procedimiento se podría utilizar para realizar exposiciones múltiples. Por ejemplo un escenario completamente a oscuras, dejamos la cámara montada en un trípode con el obturador abierto, y a medida que vamos moviendo a nuestro modelo, lo iluminamos. A cada destello de flash, la película captará todo lo que ilumina el flash, en nuestro caso nuestro modelo.

ejemplo pintar con flash   ejemplo exposición múltiple
Ejemplo técnica pintar con flash.
Clica en la imagen para más información.

  Ejemplo de multi exposición.
Clica en la imagen para más información.

 
Open flash
Lo que se pretende con esta técnica es que tanto el primer plano como el fondo de la fotografía queden bien expuestos, en condiciones en las que el fondo presenta más iluminación. Situaciones idóneas para la utilización de esta técnica son las salidas o puestas de sol a contraluz.
El modo de empleo es parecido a pintar con flash. Realizaremos la medición del fondo, que es la parte más iluminada, montaremos la cámara en el trípode y encuadraremos la escena. Pero antes de montar todo el "xou", tendremos que tener claro cuantos disparos de flash requiere nuestro motivo, si lo queremos iluminar de diferentes ángulos o simplemente con un disparo lateral a unos 45º tendremos suficiente. Todas estas reflexiones nos ayudarán a calcular el tiempo que necesitamos para iluminar la escena y en consecuencia el tiempo de obturador necesario.
Empezaremos a realizar la toma, lo mejor es poner el autodisparador de la cámara con un tiempo suficiente para que lleguemos a la posición del primer disparo. Si nuestra cámara no tiene autodisparador, al realizar el cálculo de la velocidad de obturador tendremos en cuenta el tiempo que tardamos en situarnos en la posición inicial. Una vez abierto el obturador, iremos disparando el flash en las diferentes posiciones elegidas.
Para calcular las distancias a las que nos situaremos del motivo utilizaremos la escala del flash, mirando diafragma seleccionado y sensibilidad de la película conseguiremos la distancia, lo haremos así ya que al utilizar el flash fuera de la zapata de la cámara su funcionamiento es en modo manual.

Fotografía realizada con la técnica open flash Fotografía realizada con la técnica open flash
 
Accesorios para el flash
En el mercado podemos encontrar una gran oferta de accesorios para el flash, desde filtros, cables separadores, células fotosensibles o brazos extensores y regletas para poder separar el flash de la cámara.
En la categoría de filtros podemos encontrarnos con filtros utilizados para crear efectos especiales, para suavizar y difuminar la luz y para equilibrar la temperatura de color de la luz del flash con la de la luz ambiente, por ejemplo, si realizamos una fotografía en una puesta o salida de sol, cuando la luz es anaranjada, nuestro flash nos dará una luz blanca, con lo que la iluminación complementaria utilizada queda poco natural. En este caso nos será de gran utilidad montar en el flash un filtro cálido(ambar claro).
Tanto los cables como los brazos extensores o guías tienen el mismo propósito, separar el flash de la cámara para mejorar la iluminación y disminuir el efecto de ojos rojos.